Portada

20 EMPRESAS FANTASMA

  • Renán Barrera le dio tres contratos directos para la compra de despensas y cubrebocas a la empresa Distribuidora y Comercializadora de Mérida, vinculada a una red de corrupción, por más de 11 millones de pesos

Redacción/Sol Yucatán

Mérida.- La empresa Distribuidora y Comercializadora de Mérida, S.A. de C.V., vinculada a una presunta red de corrupción obtuvo millonarios contratos con el Ayuntamiento de Mérida, con pretexto de la pandemia de la Covid-19.

Replicando los aprendizajes de Vila Dosal, el alcalde panista de Mérida, Renán Alberto Barrera Concha, también colocó a la misma empresa entre sus proveedores consentidos durante la emergencia sanitaria.

Tan solo en tres contratos, entregados por adjudicación directa-, es decir, la adquisición menos recomendada por la ley-, el gobierno capitalino ha pagado 11 millones 049 mil 800.80 pesos.

Por la pandemia se destinó la mayor parte del dinero antes mencionado: siete millones 675 mil 836.80 pesos.

Curiosamente, la empresa Distribuidora y Comercializadora de Mérida, S.A. de C.V., realizó un giro peculiar en el transcurso de la pandemia.

El seis de diciembre de 2019, la administración de Barrera Concha compró casi tres millones de pesos para adquirir miles de despensas, y luego, un año después, el siete de diciembre de 2020, durante la segunda ola de contagios de coronavirus, pagaron poco más de dos millones, otra vez por miles de despensas.

Pero dos meses después, el 15 de febrero de 2021, se volvió experta en temas de salud: mediante el contrato ADM/SI/JUR/ADQ/29/2021, la empresa se adjudicó la entrega de 631 mil 580 cubrebocas tricapa “plisado con ajuste nasal y bandas elástica a las orejas”.

De acuerdo con el documento en poder de Sol Yucatán, cada pieza tuvo un costo unitario de 8.72 pesos. Cabe resaltar que en el contrato menciona que se pagaron 3 millones 480 mil 005.80 pesos, pero en la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT) se reportó que en total fueron cinco millones 510 mil pesos.

“Se obliga a vender y entregar la adquisición de los cubrebocas, requeridos por la dirección de Administración para la contingencia del coronavirus (Covid-19) al ayuntamiento, por medio de adjudicación directa por excepción consistente”, detalló el municipio en el contrato.

Respecto al programa de despensas, el 7 de diciembre de 2020, se compraron 16 mil despensas, conformadas de frijol negro bolsa Grano de Oro de 900 gramos; arroz blanco Grano de Oro super extra de 900 gramos; aceite comestible Patrona, botella de 500 de 450 gramos; galletas Marías paquete de 192 gramos; pasta para sopa Tía Cata de 200 gramos.

Por estas 16 mil despensas, se pagaron dos millones 165 mil 836.80 pesos, las cuales, según la séptima cláusula, se entregarán del primero de enero de 2021 al 31 de agosto de 2021: se entregarán 2,000 despensas mensuales durante el período de enero a agosto del 2021, siendo un total de 16 mil paquetes.

En 2019, dos meses antes de que iniciara la pandemia, la empresa vendió otras 22 mil despensas, las cuales, según el contrato ADM/SI/JUR/ADQ/21/2020, se pagaron 3 millones 373 mil 964 pesos.

Dichas despensas, contenían frijol negro bolsa Grano de Oro de 900 gramos; arroz blanco Grano de Oro Super extra bolsa de 900 gramos; aceite comestible Patrona botella de 500 ml; galletas ovaladas Donde en paquete de 150 gramos; azúcar estándar Grano de Oro bolsa de 450 gramos; avena en hojuela Grano de Oro paquete de 450 gramos; atún en agua capitán Nemo en presentación de lata de 140 gramos; galletas Marías Donde paquete de 192 gramos y pasta para sopa codo de 200 gramos.

HISTÓRICA CORRUPCIÓN

Los casos más escandalosos de corrupción de Renán Barrera se pueden enunciar los siguientes:

1) Se niega a pagar la deuda por las luminarias chinas, por lo que pone en riesgo el patrimonio de los meridanos.

2) El Paso deprimido, el cual, tras su puesta en funcionamiento, tres alcaldes han invertido 79.4 millones de pesos para efectuar las reparaciones al distribuidor vial, y ahora, nuevamente se destinaría 30 millones, para la “solución definitiva”.

3) Violando la ley, cedió los terrenos de la Central de Abastos de Mérida para la construcción de la Escuela Normal de Educación Primaria “Rodolfo Menéndez de la Peña”.

4) La pista de hielo instalada en la explanada de la Central de Abastos donde se instaló la Villa Navideña y Ciudad Mágica, en diciembre de 2019, tuvo un costo superior a 52.2 millones de pesos, cuando la misma empresa, por el mismo lapso de tiempo, cobro en Cancún dos millones de pesos.

5) En 2020 se repavimentaron 22 mil 438.34 metros lineales de calles equivalentes a 218 mil 285.99 metros cuadrados, en comisarías y 24 zonas habitacionales, en beneficio de 13 mil 471 ciudadanos, con una inversión de 67 millones 260 mil 384.29 pesos, pero el dinero se derrochó, ya que los baches aparecieron a partir de la primera lluvia.

El Ayuntamiento de Mérida estableció contratos con unas 20 empresas fantasmas, tan sólo en el rubro de “Limpieza de parques y áreas verdes de Mérida”.

De acuerdo con el acta de fallo de la licitación publicada DA-2016-Mantenimiento de Parques y Áreas -01, con fecha 21 de diciembre del 2016, la Comuna contrató a 20 empresas, por un total de 217 millones 81 mil 493 pesos.

Los dos casos más evidentes fueron las empresas Gaco Multiservicios de México, Sociedad Anónima de Capital Variable, y Bonfa, S.A. de C.V., las cuales se calcula facturaron poco más de cinco millones de pesos por concepto de alimentos en los tres años que duró la administración municipal de Vila Dosal.

En el caso de Bonfa, S.A. de C.V., fue creada el 6 de septiembre de 2013, reporta como domicilio fiscal un predio inexistente en el fraccionamiento Altabrisa.

Lo más interesante de todo, es que ambas empresas fueron creadas durante el sexenio de Rolando Zapata Bello, las cuales facturaron también a varios ayuntamientos, entre ellos el de Mérida, específicamente durante la administración de Barrera Concha y Vila Dosal.

Ambas empresas fueron inscritas el mismo día en el Registro Público de Comercio, el 6 de septiembre de 2013, y tienen los mismos accionistas, vecinos de Hoctún.

De igual forma, no aparecen registros fiscales de esa compañía a finales de 2017 y en 2018, después que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) la clasificó como empresa con actividades irregulares, es decir, fantasma.

Asimismo, son de las mayores “todólogas” de la red y en sus facturas reportan el mismo domicilio fiscal, que hoy es una casa abandonada en Ciudad Caucel.

Gaco Multiservicios comenzó a facturar al Ayuntamiento de Mérida en 2014, durante la primera administración municipal de Renán Barrera Concha, en el trienio 2012-2015 y continuó en los primeros meses de 2016, con Vila Dosal, cuya administración fue 2015 a 2018.

Ambos alcaldes recibieron y pagaron facturas de al menos cinco negocios ilegales que forman parte de la red, que comenzó a operar en 2013.

De acuerdo con la información proporcionada, el mayor número de facturas de Gaco y Bonfa en Mérida es de la gestión de Renán Barrera, que pagó a ambos negocios por concepto de alimentos.

El primer depósito de la Comuna meridana a Gaco Multiservicios llegó en mayo de 2014, por cinco mil 220 pesos, con impuesto incluido, aunque se precisa en la factura que es “por entrega de alimentos” del 27 al 31 de enero.

Asimismo, aparecen otras siete facturas de ese mes: por entrega de alimentos del 1 al 4 de abril, de cuatro mil 176 pesos; del 14 al 16 de abril, de tres mil 132 pesos; del 28 al 30 de abril, de tres mil 132 pesos; del 2 de mayo, de 986 pesos; del 12 al 16 de mayo, de cuatro mil 872 pesos; del 26 al 30 de mayo, de cinco mil 220 pesos, y uno más que se detalla como “consumo de alimentos”, con emisión del 27 de mayo, de cinco mil 800.

Cabe resaltar que las facturaciones continuaron en el resto del año por el mismo concepto y se extendieron a 2015, y en éste último año, fue de cuatro mil 979 pesos, por entrega de alimentos del 5 al 9 de enero.

Posteriormente, surgió una serie de pagos con motivo del Mérida Fest 2015, siempre en enero, por concepto de “servicio de catering” o suministro de alimentos preparados.

El servicio se brindó en diez sedes de eventos, donde se efectuaron conciertos musicales y obras de teatro, principalmente, algunos de los cuales se desarrollaron en espacios cerrados, y el resto, en abiertos.

Los montos pagados son, de mayor a menor, 10 mil 440 pesos; en dos ocasiones fueron de ocho mil 120; un par de facturas por seis mil 960; cifra similar por cinco mil 220; cuatro mil 60, y un par por dos mil 900.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba