----------

A UN AÑO DE LA PANDEMIA, MÁS DE 200 MIL MUERTES POR COVID

*Contagios: más de 2 millones 205 mil casos confirmados. Extraoficialmente, medio millón de muertes y 6 millones contagiados   *Escenario catastrófico de Gatell en junio de...

UIF DEBE LLEGAR A VILA

DESPILFARRO EN SEMUJERES

20 MDP POR EL VOTO

InicioLocales20 MDP POR EL VOTO
  • Así como lo leen, la exgobernadora Ivonne Ortega le entró a la negociación con los blanquiazules, para vender el voto naranja en el Congreso local y votar a favor de la reforma al Poder Judicial, pero…
  • Eran 20 millones por el voto a favor, más tres puestos en el Poder Judicial.  ¿Quiénes eran los beneficiados?: Los principales aplaudidores y colaboradores políticos de la legisladora, los abogados Sergio Cuevas, Martha Góngora y Héctor Cabrera
  • Pareciera que Ivonne se esmera en demostrar su decadencia política. A la señora no le salió nada de lo que ya había planeado, ni sus 20 millones, ni sus tres huesos en el Poder Judicial, ni sus acuerdos políticos con los panistas

Redacción/Sol Yucatán

Mérida.- No conforme con todos sus desmanes, ahora resulta que Ivonne Ortega Pacheco quiso meter mano en el proceso a las reformas del Poder Judicial del Estado. Pero bueno, ustedes se preguntarán cómo haría semejante cosa nuestra representante ciudadana, la que lucha por México, su gente y sus causas. Y esto… ¿cómo?

¿A 20 millones el voto? Así como lo leen. Se rumora que la exgobernadora le entró a la negociación con los blanquiazules para vender el voto de Movimiento Ciudadano (MC) en el Congreso local. Todo con tal de votar a favor de la reforma al Poder Judicial en nuestro bello Estado.

Les pongo un poco en el contexto de la historia, pues resulta que la exgobernadora especuló que la bancada priista votaría en contra de dicha reforma, quedando como la última pieza clave del rompecabezas para lograr la mayoría calificada en el Congreso local, el voto de la mártir diputada ciudadana Vida Gómez Herrera, para aprobar dicha reforma.

Pero bueno, a la dueña y señora del partido naranja en Yucatán, Ivonne Ortega, le brillaron los ojos y dijo de aquí soy. Toda esta operación política fue dirigida a través de su principal allegada, la número uno Vida Gómez. Como sabemos, la diputada no cobra barato por sus servicios, por lo que ella e Ivonne Ortega intentaron negociar la módica cantidad de 20 millones de pesos por el voto naranja.

¡Way!, pero, ¿cómo así?, ¡20 millones por alzar la manita! Ni que fuera de oro el voto.

Claro, cabe aclarar que eran 20 millones por el voto a favor, más tres puestos en el Poder Judicial. Y usted se preguntará: ¿Quiénes son los beneficiados?

Pues los principales aplaudidores y colaboradores políticos de la legisladora, ni más ni menos que los abogados Sergio Cuevas, Martha Góngora y Héctor Cabrera, los tres tomando protesta como magistrados del Poder Judicial. ¿Qué tal? Y todo lo anterior, ¿por un voto? No bueno, si nos salieron bien sencillas y carismáticas las diputadas de Movimiento Ciudadano por Yucatán.

Y ustedes se preguntarán cómo terminó todo. Pues me contaron que a la señora no le salieron bien las sumas de los votos en el Congreso del Estado, ¿qué raro?, con tanta experiencia, pero ese es otro tema… y menos se imaginó que la bancada del PRI en el Congreso local votara a favor de la reforma. Oops, lo hicieron de nuevo los tricolores. Qué tal, medio calladitos se ven más bonitos.

Todo esto encendió la ira de la exgobernadora, y como ya sabemos que si no se hace lo que ella dice, se pone bastante molestita, no ha hecho otra cosa más que difundir noticias falsas a través de pseudocolumnistas acusados de acoso sexual. ¡Uy!.. nada nuevo. Ya que se pongan a hacer algo interesante.

Y ustedes, qué dijeron, está bueno el chisme. Pues no es chisme, es verdad. Qué difícil esto de la política. Así que doña Ivonne quedó fuera de toda negociación política sobre el Poder Judicial, con destino a la chingada (el rancho) directo y sin escalas, y es que no les alcanzó ni para el Uber. Como decía mi abuelita… por ambiciosas les pasa.

Pareciera que Ivonne se esmera en demostrar su decadencia política cada día más, y más, y más….

A la señora no le salió nada de lo ya había planeado, ni sus 20 millones, ni sus tres huesos en el Poder Judicial, ni sus acuerdos políticos con los azules. A eso se le suma que el partido naranja en Yucatán no más no levanta. Ay no, qué feo, puros ridículos en la política. Es de sabios también saber cuándo soltar.

Y así seguirá la mata dando, ya que con esto se suma una rayita más al tigre y a la lista negra de sus muy fallidos intentos por renegociar su ascenso y su regreso a la política del Estado de Yucatán.

Acompáñenme a ver en qué termina esta triste historia… Seguiremos informando.