Portada

$4.7 MILLONES, NEGOCIO ENTRE AMIGOS

  • SPP beneficia en forma directa al empresario Emilio Blanco del Villar para la continuación, durante 2020, del arrendamiento de equipos de localización satelital de las unidades de la corporación

Redacción/Sol Yucatán

El evidente favoritismo del secretario de Seguridad Pública (SSP), Luis Felipe Saidén Ojeda, costó cerca de 4.7 millones de pesos al beneficiar en forma directa al empresario Emilio Blanco del Villar para la continuación, durante 2020, del arrendamiento de equipos de localización satelital de las unidades de la corporación.

Numerosas son las iniciativas privadas a las cuales el funcionario les da todo el apoyo con adjudicaciones directas por excepción y para el colmo de cinismo, evita firmar la mayoría de los contratos, y en este caso, el documento fue signado por el director general de administración de la SSP, Luis Alberto Pinzón Sarabia y el jefe del departamento de tecnología de la información de la dependencia estatal, Carlos Manuel Celis Reyna.

Saidén Ojeda no se escapa de la epidemia de corrupción que prevalece en la actual administración y Sol Yucatán cuenta con las respectivas pruebas, para evidenciar al funcionario, quien ya lleva 13 años como titular de la dependencia.

De acuerdo con el contrato número GEY-SSP-112/2020, en poder de Sol Yucatán, se refiere a la “continuación del arrendamiento de equipos de localización vehicular que transmiten su posición por medio de la red GSM bajo el protocolo de datos’ y se benefició directamente al administrador de la empresa ‘Centro de Soluciones Inalámbricas, Sociedad Anónima de Capital Variable’, a quien se le pagó cuatro millones 676 mil 902 pesos, por el servicio que brindó del 16 de febrero al 31 de diciembre de 2020.

En la primera sesión extraordinaria del Comité de Adquisiciones, Arrendamiento y Prestación de Servicios relacionado con bienes muebles de la SSP, efectuado el 14 de febrero de dicho año, se determinó dar continuidad al convenio con dicha iniciativa privada, mediante el procedimiento de adjudicación directa.

Las acciones a monitorear, realizadas por el vehículo es el envío de posición cada cinco minutos, cuando esté encendida y cuando está apagada, cada media hora, así como la identificación de excesos de velocidad superior a partir de 90 km/h.

De acuerdo con la SSP, la unidad de localización vehicular es un poderoso localizador portátil, con todas las funciones, diseñado para una amplia variedad de aplicaciones de seguimiento de vehículos y camiones, y su sensibilidad de recepción es superior a otros dispositivos de su categoría.

CHALECOS

Sol Yucatán también demostró que Saidén Ojeda también apoyó a un par de empresas para que recibieran cerca de siete millones de pesos, de las cuales, la encargada de dar mantenimiento a motocicletas vendió a sobreprecio un lote de chalecos antibalas.

La SSP compró un lote de chalecos antibalas a una empresa encargada de dar mantenimiento a motocicletas, pagando 23 mil pesos.

De acuerdo con el contrato GEY-SSP-FORTASEG-005/2019 del que Sol Yucatán posee copia, firmado el 25 de junio de 2019, señala que la empresa Servicios Empresariales Cerbir, Sociedad de Responsabilidad Limitada de Capital Variable, se adjudicó dos millones 345 mil 999.27 pesos.

En el anexo 1 del contrato, se explica que la SSP adquirió 102 chalecos balísticos con dos placas de estilo de funda Delta, fabricado a base de “fibras aramidicas laminadas de última generación”.

Cada una de las prendas tuvo un costo de 22 mil 999.99 pesos, considerando los impuestos correspondientes.

En las especificaciones se detalla que 51 chalecos con protección balística en frente, espalda, costados y hombros, son talla grande y 51 extra grandes, ambas tallas son del Nivel III A con dos placas Nivel IV.

Tres días después de la compra de los chalecos, el 28 de junio de 2019, mediante el contrato GEY-SSP-FORTASEG-008/2019, la SSP adjudicó a la misma empresa, mediante licitación pública LA-931013987, cinco motocicletas Suzuki V STROM-1000, equipadas como patrullas con balizamiento, es decir, calcomanías en vinilo, franjas de identificación, escudo y número económico de la corporación.

El total es de un millón 381 mil 332.98 pesos, por lo que el precio de cada vehículo fue de 238 mil 160.86 más IVA.

La SSP habría recibido los vehículos el 9 de agosto de 2019 y semanas más tarde, el 5 de septiembre de 2019, solicitó un ajuste presupuestal para obtener el dinero para pagar los chalecos.

Para dicho ajuste, se pidió la cancelación del proyecto “Jóvenes construyendo prevención”, que buscaba disminuir el número de faltas administrativas cometidas por jóvenes, cuyo presupuesto en 2019 era de un millón 18 mil 667.01 pesos.

Así, durante solo 2020, la SSP solicitó servicios de mantenimiento a favor de Servicios Empresariales Cerbir, arrojando un total de 683 mil 082.61 pesos. Dicho monto se dispersó apenas del 26 de febrero al 1 de marzo, es decir, un día antes de que la pandemia obligara a la empresa a cerrar el local.

Como muestra del sobreprecio pagado está la adquisición que realizó el gobierno de la Ciudad de México, cuando adquirió el 25 de septiembre de 2019, mediante la licitación pública LA-909008935-N01-2019, en favor de la empresa Power Hit, S.A. de C.V., donde cada chaleco del mismo nivel III A con dos placas balísticas Nivel IV, a un precio unitario de 8 mil 794.50 pesos.

Cabe destacar que dicha empresa no se encuentra afiliada a Efirma, ni actúa en representación de la organización listada en este directorio.

SISTEMAS DE CÓMPUTO

Durante la contingencia de Covid-19, la SSP contrató a la empresa Gámasis, S.A. de C.V., para un servicio de mantenimiento en alguno de los sistemas de cómputo de la dependencia.

El trabajo inició el 19 de junio del 2020, bajo el contrato por adjudicación directa GEY-SSP-FASP-029/2020, la empresa sin rastro en el Registro Público del Comercio se embolsó dos millones 200 mil pesos para el mantenimiento y conservación de bienes informáticos.

Curiosamente, la página de la empresa Soluciones Basadas en Identidad se explica que se dedica al desarrollo, consultoría e implementación de tecnología para diversas áreas desde 2010, pero fue eliminada de la red.

En dicha página web no se da a conocer la dirección pero en el contrato se señala que se ubica en la calle 53 con número 270 del fraccionamiento Francisco de Montejo, pero al efectuar una visita al sitio, solo se aprecia una casa de color blanco, con los interiores aún sin terminar.

De acuerdo con las especificaciones técnicas, un servicio de mantenimiento y conservación de bienes informáticos consistente en servicios de evaluación y análisis de modelos activos.

A su vez, se labora en la depuración de registros redundantes y no atomizados; limpieza física de centro de operaciones servidor verificación y adecuación de modelos de consulta y guía.

De igual forma, se enfoca a la creación, seguimiento y adecuación de nuevos modelos de consulta que a su vez se establecen como nuevos tableros de información generando nuevas consultas y su adaptación a la lógica del negocio cotidiano de nuestro cliente compatible con plataforma.

Además, se especifica que dicha capacitación especializada, fue únicamente para cinco personas, en el cual, se pretende realizar la transferencia de conocimiento para actuar a nivel usuario final y a nivel técnico operario para lograr la autonomía del uso entero de la plataforma.

El gobierno de Mauricio Vila Dosal justificó la importancia de adquirir el servicio de más de dos millones de pesos, debido a la urgencia de fortalecer las “áreas generadoras de información de las bases de datos nacionales, mediante la contratación de un servicio de mantenimiento y conservación de bienes informáticos en cumplimiento del eje estratégico administración de la información del subprograma del Sistema Nacional de Información”.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba