LocalesPortada

ACORDÓ CON LA PA

  • Un numeroso grupo de ejidatarios del municipio de Umán presumen que la visitadora de la Procuraduría Agraria, Bertha Sofía Escobedo, tuvo arreglos con Rafael Acosta Solís.
  • Los campesinos se percataron de esta irregularidad y el acto de corrupción en que esta mujer se vio relacionada, con el abogado conocido como el más grande ladrón de tierras de Yucatán.
  • Luego de ser descubierta, la funcionaria pidió su cambio de adscripción a su estado natal en Monterrey, Nuevo León, para evitar cualquier sanción.

Redacción/Sol Yucatán

Umán.- Un grupo de hombres y mujeres ejidatarios del municipio de Umán presumen que la visitadora de la Procuraduría Agraria, Bertha Sofía Escobedo, tuvo arreglos con Rafael Acosta Solís, toda vez que la funcionaria se involucró en una asamblea de elección de los órganos de representación (Comisariado Ejidal y Consejo de Vigilancia).

Luego de haber cometido esta grave falta, la funcionaria pidió su cambio de adscripción a su estado natal en Monterrey, Nuevo León, para evitar cualquier sanción, sin embargo, las y los campesinos se percataron de esta irregularidad y el acto de corrupción en que esta mujer se vio relacionada con el abogado conocido como el más grande ladrón de tierras de Yucatán.

De lo anterior Sol Yucatán cuenta con documentos oficiales, en los que se revela el proceso que se lleva a cabo en el Tribunal Unitario Agrario en el expediente 373/2021, donde se solicita la nulidad de la asamblea de elección en la que, por intereses de Acosta Solís y empresarios, resultó victorioso un comisario ejidal a modo.

Sin embargo, un importante grupo de hombres y mujeres campesinos no están de acuerdo con este resultado, toda vez que han calificado al nuevo presidente del comisariado de estar coludido con la corrupción al igual que el resto de la administración ejidal.

El caso se encuentra en proceso final en el Tribunal Unitario Agrario, toda vez que este Tribunal le ha hecho requerimiento a la Procuraduría Agraria y le fijó término para responder.

“Acuerdo, queda a la vista las partes el cumplimiento de requerimiento de la P.A., para que dentro del término concedido manifieste lo que en Derecho corresponda, haciéndose los apercibimientos de Ley correspondientes”.

En este sentido, los ejidatarios de Umán le han exigido a la Procuraduría Agraria en Yucatán, que localice a la funcionaria para que explique porque se tomó atribuciones que no le correspondían, es decir, que en lugar de hacer su trabajo imparcialmente, se inclinó a las indicaciones que previamente acordaron con Acosta Solís y algunos empresarios, lo que evidencia claramente el grado de corrupción en la Procuraduría Agraria.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba