----------

EDITORIAL

 

ANÁLISIS A FONDO

InicioHoy EscribeANÁLISIS A FONDO
  • La economía no da para más
  • Solo aumenta por abajo del 2%
  • Así crecía en el neoliberalismo

Francisco Gómez Maza/Sol Yucatán

La economía, por el momento, no da para más. ¿O qué dice el señor Rogelio Ramírez de la O, encargado de impulsar la marcha del aparato productivo?

La actividad está tan débil como lo estuvo en el periodo de la dictadura perfecta del neoliberalismo pripanista.

Los porcentajes no alcanzan para destacar un crecimiento económico alentador. Claro que ahora enfrentamos la gran crisis económica, financiera e inflacionaria desatada por los conflictos geopolíticos.

¿Y los pobres? Bien, gracias, como dicen con sorna los mexicanos.

La economía no va más allá de los porcentajes en que creció durante los mandatos del PAN y del PRI.

Y  no porque panistas y priistas estuvieran muy interesados en que la economía creciera o no creciera. La verdad es que los tenía sin cuidado. La verdad es que su principal interés es que crecieran sus cuenta bancarias personales.

En el sexenio de Enrique Peña, el producto sólo creció por abajo del 3%. Con Felipe Calderón aumentó sólo 1.8%, aunque le tocó enfrentar la crisis financiera mundial del 2008, y 2% con Vicente Fox.

Y entonces no le pegaba a la actividad económica la crisis económico-financiera mundial encendida por la guerra Rusia-Ucrania. Y tampoco pandemias tan mortíferas como la covid-19.

En el primer semestre de este año de 2022, el PIB oportuno avanzó 1.9%, a tasa anual.

En julio de 2022 y a tasa anual, el Indicador Oportuno de la Actividad Económica (IOAE) anticipa un aumento del Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE) de un insignificante 1.5 por ciento.

Ninguna de las actividades de la economía destaca.

De acuerdo con los expertos del Banco de México, por otro lado, la información oportuna indica que, en el segundo trimestre de 2022, la actividad económica avanzó a un ritmo similar al del trimestre anterior, continuando con una recuperación gradual, al tiempo que las condiciones de holgura se redujeron. No obstante, se mantiene un entorno incierto, con un balance de riesgos segado a la baja.

La variación anual esperada de las Actividades Secundarias, en julio de 2022, fue de un incremento de 2.7% y las Terciarias, de 0.8 por ciento.

Para julio de 2022, el IOAE estima una variación a tasa anual del IGAE de 1.5 por ciento.

El Instituto de Estadística y Geografía (INEGI) dio a conocer este jueves (ayer) que, en el segundo trimestre de 2022 y con cifras ajustadas por estacionalidad, los resultados de la Estimación Oportuna del Producto Interno Bruto Trimestral (EOPIBT) muestran un aumento trimestral de 1% en términos reales.

A tasa trimestral, el PIB oportuno de las actividades terciarias avanzó 1% y el de las secundarias y primarias creció 0.9% en el segundo trimestre de 2022.

En el trimestre abril-junio de 2022, a tasa anual y con series ajustadas estacionalmente, la estimación oportuna del PIB ascendió 1.9 % en términos reales. Por actividad económica, los incrementos fueron de 3.3% en las actividades secundarias, 1.4% en las primarias y 1% en las actividades terciarias.

Por supuesto que las estimaciones oportunas podrían cambiar respecto a las cifras generadas para el PIB trimestral tradicional, las cuales se serán dadas a conocer la próxima semana, el 25 de agosto.

Pero esta situación preocupante no es exclusiva de la economía mexicana. La actividad económica mundial, según los expertos del Banco Central, se debilitó en el segundo trimestre, e indicadores oportunos sugieren que esta debilidad continuará en el trimestre (julio-septiembre)

A la debilidad de la economía está contribuyendo la inflación. Ésta siguió aumentando, alcanzando nuevamente, en algunos casos, su mayor nivel en décadas, en un entorno donde persisten desbalances entre la demanda y la oferta, en diversos mercados, y precios aún elevados de alimentos y energéticos.