LocalesPortada

BURLAN LA LEY

  • A finales de 2021, el alcalde de Tizimín Pedro Francisco Couoh Suaste, adjudicó un contrato por 3.3 millones de pesos a un joven contratista: Carlo Francisco Rodríguez Polanco.
  • A pesar de su corta edad, Rodríguez Polanco se ha convertido en la actual administración en uno de los contratistas favoritos de diferentes municipios del estado como Chemax, Temozón, Sucilá, entre otros.
  • En el colmo de la sinvergüenza, también aparece en el padrón de contratistas del Ayuntamiento de Progreso, donde su esposa, Geovana Ganzo, es regidora del gabinete de Julián Zacarías Curi.

Redacción/Sol Yucatán

Tizimín.- En una corruptela más de su gestión, Pedro Francisco Couoh Suaste, el alcalde panista de Tizimín, le adjudicó un contrato por 3.3 millones de pesos a Carlo Francisco Rodríguez Polanco, un joven contratista de cuestionable reputación, perteneciente a uno de los cacicazgos más poderosos del municipio.

El 5 de noviembre de 2021, Couoh Suaste y Rodríguez Polanco firmaron el contrato número FAISM-096-VT-025-2021, con el objeto “Construcción de pavimentación en Tizimín, localidad Tizimín, asentamiento Adolfo López Mateos y construcción de red o sistema de agua entubada, acceso a servicios básicos de la vivienda en Tizimín, localidad Tizimín, asentamiento Adolfo López Mateos”.

Por dicho contrato, el superintendente de construcción recibió del Ayuntamiento de Tizimín la cantidad de tres millones 306 mil 975 pesos, provenientes del Ramo 33, en su vertiente Fondo para la Infraestructura Social Municipal (FISM).

Aunque como ha documentado Sol Yucatán, con la cantidad de “moches” que incluyen los contratos celebrados con Pedro Couoh Suaste, lo más probable es que al menos la mitad de dicha cantidad se le haya esfumado apenas la tuvo en sus manos.

De igual forma, a pesar de tratarse de una licitación pública, en el documento nunca se menciona a las otras empresas participantes, sus montos o propuestas, ni mucho menos los motivos del fallo a favor de Rodríguez Polanco, quien a pesar de los millonarios contratos que le han adjudicado, aún no ha consolidado una empresa legalmente establecida.

Asimismo, el plazo de ejecución de las obras fue de 45 días naturales, específicamente, del 5 de noviembre al 19 de diciembre de 2021, aunque no hay evidencia fotográfica o documental de la finalización de los trabajos, además que las quejas de los tizimileños por la mala condición de las calles del municipio es pan de todos los días.

Por otro lado, de acuerdo con el acta, Rodríguez Polanco declaró que el domicilio fiscal de su constructora se encuentra en el número 420, de la calle 48 por 55, en el centro de Tizimín. Sin embargo, en dicha dirección se encuentra una tienda de artículos deportivos llamada “Rodríguez”, que probablemente también pertenezca a su familia.

De esta manera, y a pesar de todas las irregularidades, los funcionarios encargados de aprobar y firmar este contrato fueron el alcalde Pedro Francisco Couoh Suaste, así como por Abelomar Javier Portillo Guevara, secretario municipal de Tizimín.

El favoritismo hacia Rodríguez Polanco no es exclusivo del Ayuntamiento de Tizimín, ya que tan solo en 2021 recibió más de 10 millones de pesos en adjudicaciones de otros municipios como Chemax, Temozón, Sucilá, en incluso Mérida, sin embargo, el caso más interesante es el del municipio de Progreso.

TRÁFICO DE INFLUENCIAS

De todos los ayuntamientos con los que Carlo Francisco Rodríguez Polanco ha celebrado contratos, el más curioso es el de Progreso, bajo la administración de Julián Zacarías Curi, donde la esposa del superintendente de construcción es regidora.

De acuerdo con el organigrama del Ayuntamiento de Progreso, Geovana Ganzo León figura como regidora de Servicios Públicos y Cementerios y forma parte del gabinete de Zacarías Curi desde el inicio de su primer trienio, en 2018.

Sin embargo –y a pesar de ser una flagrante violación la Ley de Obras Públicas y Servicios Conexos del Estado de Yucatán–, Rodríguez Polanco figura cada año en el padrón de contratistas del Ayuntamiento de Progreso. Sin embargo, Zacarías Curi se ha cuidado bastante de subir los contratos celebrados con el ingeniero tizimileño, ya que solamente hay registros de dos contratos en el Portal Nacional de Transparencia (PNT), ambos celebrados en 2019.

El primero, celebrado el 29 de mayo de 2019, es el número MPY-DDUOP-05-2019, para la construcción de guarniciones y banquetas en varias calles del puerto; por dicha adjudicación, el joven ingeniero recibió un millón 57 mil 639 pesos.

El segundo es el contrato número MPY-DDUOP-17-2019, firmado el 6 de septiembre de 2019, cuyo objeto también fue la construcción de guarniciones y banquetas en la comisaría de Chelem. Por esta obra, se embolsó unos modestos 798 mil 135 pesos.

Si bien se puede objetar que en dichas fechas Geovana Ganzo y Carlo Rodríguez aún no eran esposos, pues contrajeron nupcias en 2020, el tizimileño continúa apareciendo en el padrón de contratistas del Ayuntamiento desde entonces, tal como se puede comprobar en la lista publicada el 4 de abril de 2022.

Sin embargo, como antes se ha mencionado, Julián Zacarías Curi se niega a transparentar los contratos celebrados con Carlo Rodríguez Polanco, por lo que no se sabe con certeza cuántas adjudicaciones ha recibido del edil y aspirante a la gubernatura del estado, así como el monto total de las mismas.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba