----------

EDITORIAL

 

LA COSTUMBRE DEL PODER

HOMO ESPACIOS

MORENA SE ALISTA PARA EL 2021

VOCES DEL PERIODISTA

CASO PORTUARIO: SOLUCIONES A CUENTAGOTAS

InicioHoy EscribeCASO PORTUARIO: SOLUCIONES A CUENTAGOTAS

Ricardo Ravelo

Alejandro Pulido Cueto, líder del sindicato de maniobristas de Veracruz, dice que a poco más de cuatro años de haber emprendido la lucha legal para recuperar los bienes que les arrebató Carlos Salinas en 1991 al decretar ilegalmente la requisa al puerto de Veracruz, la solución no llega del todo. Lo único resuelto son las pensiones y el otorgamiento de 464 casas. Aun falta que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador les devuelva sus cuentas bancarias, edificios y que las empresas creadas en 1991 y que actualmente explotan el puerto de Veracruz sin contar con una concesión les paguen el usufructo de la misma en los últimos treinta y tres años, así como el uso de la maquinaria de la que fueron despojados. Confiamos en el presidente López Obrador, por ello le pedimos que ya ponga fin a esta pesadilla.

Alejandro Pulido Cueto, secretario General del Sindicato de Maniobristas, Carretilleros y Checadores del puerto de Veracruz, afirma:

            “Nuestro caso va muy lento, pero ha ido avanzando. Ya nos resolvieron los pendientes del Infonavit y las pensiones que estaban pendientes desde 1991, cuando el entonces presidente Carlos Salinas de Gortari decretó, ilegalmente, la requisa al puerto de Veracruz.

            Pulido Cueto es uno de los pocos más de cien sobrevivientes del viejo sindicato de maniobristas que fueron despojados de sus bienes en 1991 –año fatídico –cuando Carlos Salinas ordenó la requisa al puerto de Veracruz y el depojo de los bienes de los trabajadores: cuentas bancarias, maquinaria, edificios y derechos laborales.

            En ese tiempo el Sindicato de Maniobristas tenía 850 socios. Tras la requisa y a lo largo de 33 años la mayoría han muerto. Algunos se suicidaron al verse en la ruina; otros fallecieron de enfermedades naturales, las cuales se agravaron por falta de recursos económicos.

            Hace poco más de cuatro años, Pulido Cueto y otro grupo de socios sobrevivientes del sexenio salinista emprendieron la lucha legal para recuperar los bienes que les fueron arrebatados. Salinas creó cuatro empresas que actualmente explotan, ilegalmente, la concesión que pertenece al sindicato de los obreros portuarios; los nuevos amos del puerto de Veracruz se llevaron la maquinaria que pertenecía al gremio, entre otras, una grúa porta-contenedores, aún en uso.

            Con el arribo de Andrés Manuel López Obrador a la presidencia de la República, en 2018, la esperanza revivió en el gremio portuario que actualmente encabeza Pulido Cueto, pues el nuevo presidente les prometió solucionar el conflicto y devolverles todos los bienes que les fueron arrebatados en aquella rapiña sexenal.

            Sin embargo, a casi un lustro de distancia, el tema de los trabajadores portuarios ha caminado muy lento, sostiene Pulido Cueto, quien para ejercer presión ha tenido que recurrir a la presión mediática; han tomado el edificio de que antes les pertenecía y que albergaba a Servicios Portuarios de Veracruz; han hecho paros en los muelles e incluso ha recurrido al apoyo internacional con la finalidad de que el presidente López Obrador les cumpla lo ofrecido.

            Dice Pulido Cueto:

            “Ya resolvieron el problema de los mineros, también el de Luz y Fuerza del Centro; otro conflicto que ha caminado más aceleradamente es el de los trabajadores de Mexicana de Aviación, pero el nuestro ha dado pasos de tortuga. Se han tardado mucho en devolvernos nuestros bienes.

            –¿A qué atribuye usted ese retraso? ¿Hay negligencia? ¿Desinterés del presidente o burocracia? –se le pregunta al líder sindical.

            –El problema es que al interior del gobierno federal existen muchas resistencias. Hay gente que sigue cuidando los intereses de Carlos Salinas en varias dependencias y no quieren que se nos haga justicia.

            Pulido Cueto culpa de la desgracia que enfrenta tanto él como sus agremiados al expresidente Carlos Salinas de Gortari por haber decretado la requisa en 1991: “Fue ilegal porque no estábamos en guerra para ordenar una requisa; también es responsable de nuestra crisis el exgobernador Dante Delgado, un pillo y corrupto que ahora se dice democrático y honesto; Carlos Slim, el millonario del salinismo. Todos ellos se quedaron con el negocio portuario que nos pertenecía y lo peor es que ellos están sacando todas las ganancias al extranjero. Cuando estábamos nosotros esos recursos se quedaban en Veracruz: ahora se van a Europa, China, Japón y otros países.

            Pulido Cueto acusa que dentro del gobierno de López Obrador “el atorón” está en la Secretaría de Marina, El SAT, y la coordinación de puertos. En última dependencia un obstáculo es la responsable del área jurídica de la Coordinadora de Puertos, Lourdes Zambrano Ramos. Ahí no quieren darnos solución a nuestras peticiones. Hemos contado con un extraordinario apoyo de la Secretaría del Trabajo cuando estaba María Luisa Alcalde y ahora tenemos su apoyo en la Secretaría de Gobernación.

            Otros obstáculos son los cancerberos de Dante Delgado, el que nos entregó a los intereses de empresarios extranjeros; Jorge Lecona, Ángel González Rul y el almirante Romel Ledezma. Los trabajadores que represento están cansados de dar vueltas y vueltas y no tener soluciones. Seguimos confiando en la palabra del presidente y esperemos que nos cumpla y nos haga justicia. Toda esta gente se coludió para rompernos la madre como gremio y ahí siguen gozando de impunidad.

            Expone: “Esta semana apenas nos resolvieron el tema de las pensiones para los socios, viudas y familiares; también nos entregaron 464 casas para socios y familiares de los que ya fallecieron, pero tenemos pendiente la entrega de nuestros edificios, nuestras cuentas bancarias y el pago del usufructo de nuestra concesión y maquinaria por parte de las empresas que se crearon en 1991 y que han explotado la zona portuaria de manera ilegal porque carecen de la concesión para ello”.

            –Son soluciones a medias

            –Si, todo ha caminado muy lento, sobre todo en lo patrimonial, en lo que respecta a nuestras cuentas y edificios. Todos esos bienes nos lo quitaron a la fuerza y mediante amenazas de muerte.

            Pulido Cueto, quien no ha aflojado su lucha pese a los retrasos del gobierno, señala que necesitan destrabar el tema de las cuentas bancarias que el sindicato tenía en al menos quince bancos en 1991. Todo ese dinero, dice, que no sabemos cuánto es, ha generado intereses a lo largo de treinta y tres años y sabemos que mucha gente le ha metido la mano al recurso. Sabemos que Miguel Ángel Yunes Linares usó dinero nuestro, Carlos Romero Deschaps –exlíder petrolero ya fallecido –y hasta Pedro Aspe Armella, exsecretario de Hacienda durante el sexenio de Carlos Salinas, quien concentró nuestro dinero en una financiera propiedad suya.

            Concluye:

            “Necesitamos nuestros bienes y nuestro dinero porque mi gente está muy necesitada. No tienen dinero ni para medicamentos y mucho menos para pagar médicos. Le pido al presidente Andrés Manuel López Obrador que ya solucione esta pesadilla”.

Síguenos en Google News

Te podría interesar: