----------

INVESTIGAN “MAFIA” EN LA CENTRAL DE ABASTOS

•Denuncian que los altos precios de los productos es por los malos manejos administrativos de la ex regidora Nora Pech, comadre del actual senador...

CERRAZÓN DE RENÁN BARRERA CONCHA DEJA SIN COMER A DECENAS DE FAMILIAS

InicioLocalesCERRAZÓN DE RENÁN BARRERA CONCHA DEJA SIN COMER A DECENAS DE FAMILIAS

Redacción/ Sol Yucatán

Mérida, Yucatán. – Tras ser ignorados varias veces por el alcalde de Mérida Renán Barrera Concha, nuevamente vendedores del programa Mérida en Domingo, protestaron a las afueras del Palacio Municipal en donde expusieron que lo único que quieren es trabajar.

Es importante mencionar que los mal nombrados vendedores ambulantes, tienen un permiso firmado por las autoridades municipales de Mérida y ni así quieren darles la oportunidad de trabajar otra vez.

«El Ayuntamiento de Mérida nos está peloteando» declaró uno de los manifestantes, haciendo referencia que en las tres veces que han visitado el Palacio Municipal, el alcalde dice que espera indicaciones del gobierno estatal para otorgarles el permiso de poder vende nuevamente.

Tanto Renán Barrera como Mauricio Vila han dejado sin comer a decenas de familias meridanas que se dedican a vender en Mérida en Domingo. La cerrazón de las autoridades deja al descubierto también la ineficiencia para resolver estos problemas. ¿Los inconformes comerán hasta que el alcalde y el gobernador quieran?.

«Nosotros lo único que queremos es trabajar, tenemos familias para mantener, hijos. Hay programas y parques que ya están activos en su totalidad. ¿Porqué a nosotros se nos está negando el apoyo para poder trabajar?» expresaron los vendedores inconformes.

«Solo nos ponen propuestas, pero no hay nada en concreto ni nada confirmado» afirmaron los vendedores de comida el programa Mérida en Domingo, quienes no han laborado por la desidia de las autoridades.

«Dicen que nos vayamos a Santa Ana, pero es un parque más pequeño. Si dicen que hay que guardar la sana distancia, porque nos quieren achocar allá» puntualizó una mujer inconforme.

Los vendedores afectados son: marquesiteros, jugueros, chicharroneros, fruteros, paperos e incluso hasta heladeros. Todos coinciden en que solo quieren trabajar para llevar un sustento a su familia, sobre todo aquellos que aún tienen hijos pequeños que mantener. Denuncian que, como el alcalde trabaje o no tiene un sueldo fijo por eso él no se preocupa por las necesidades de los demás.

Es importante señalar que los afectados tienen más de 20 años laborando como vendedores en el programa ya citado y que lo hacen para llevar un sustento a sus familias. Al negarles el derecho de trabajar, por las autoridades municipales de Mérida, estos se quedan sin ingresos y ven difícil la forma para conseguir los alimentos del día.