Hoy Escribe

COLUMNA DE SOL YUCATÁN

CÓMPLICES Y SUMISOS

Redacción/Sol Yucatán

La LXII Legislatura del Congreso del Estado será en una comparsa al servicio del gobernador Mauricio Vila Dosal, ya que al ejercer el control total con mayoría panista, todas sus propuestas serán aprobadas, entre ellas los préstamos bancarios, para endeudar aún más a los yucatecos, tal como lo advirtió en días pasados.

Al mismo tiempo, Víctor Hugo Lozano Poveda se convertirá en el presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política del Poder Legislativo así como el títere de Vila Dosal, quien destinó millones de pesos durante su campaña como candidato a diputado local, pues le interesaba su triunfo para tener el control del Congreso.

Más ahora que son 14 los diputados emanados del Partido Acción Nacional (PAN), el 56 por ciento del total de legisladores, en tanto que por parte del Revolucionario Institucional (PRI), apenas son tres.

El PAN, más bien, Vila Dosal, bien podría obtener la mayoría absoluta al sobornar a los ocho diputados restantes, de diversas militancias, para conseguir la aprobación de sus iniciativas.

Al tener la mejor comparsa de la historia, Vila Dosal tendrá un poder absoluto, al mismo tiempo no habrá un Congreso Estatal que represente al pueblo, ya que los caprichos del gobernador se anteponen a las necesidades de los yucatecos.

El objetivo principal de Vila Dosal es tener un camino llano para su precandidatura a la Presidencia de la República, y para lo cual ha establecido diversos impuestos a numerosos productos y servicios, se ha disparado el número de multas, y es descarado el desvío de recursos, con tal de obtener recursos para 2024.

Lo más sorprendente, a pesar del gran triunfo blanquiazul en Yucatán, ningún partido político, y mucho menos, los dirigentes estatales, hicieron escándalo para denunciar un fraude electoral.

A pesar de tener las pruebas del fraude, prefirieron acatar las disposiciones del Instituto Electoral y Participación Ciudadana (Iepac), por lo que la pregunta es ¿le llegaron al precio a los dirigentes estatales? O ¿hay un pacto político para 2024?

Lo que sí es seguro, Lozano Poveda será coordinador de la bancada del PAN y presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política en la LXIII Legislatura, por lo que será la marioneta principal de Vila Dosal.

La tarea principal del ex subsecretario de Desarrollo Social y Asuntos Religiosos del Estado será la de guardarle las espaldas a su “jefe” y aprobar por amplia mayoría todas las iniciativas que el titular del Ejecutivo envíe al Poder Legislativo.

El PAN ganó 14 de las 15 diputaciones de mayoría relativa, sólo perdió el Octavo Distrito con sede en Umán a manos de la morenista Jazmín Villanueva Moo, por lo que tiene garantizada la mayoría absoluta en la asamblea estatal, es decir, la mitad más uno de los 25 legisladores locales, con al menos 13 votos.

Por ende, no será difícil obtener la mayoría calificada, es decir, las dos terceras partes de los 25 diputados, con al menos 17 votos, ya que los tres votos faltantes los aportaría la “mini bancada priista” que estaría encabezada por Gaspar Quintal Parra.

Lozano Poveda ha sabido moverse como “pez en el agua” en los conflictos internos del PAN, ya que su “carrera política” la inició en el mini período del ex alcalde Luis Correa Mena, como inspector de transporte y cuando Ana Rosa Payán Cerca ocupó el Ayuntamiento de Mérida por segunda vez, lo nombró como director de Transporte Municipal.

En el sexenio de Patricio Patrón Laviada (2001-2007) se desempeñó como titular de la Dirección Estatal de Transporte y se encargó de provocar un conflicto con el secretario general del Frente Único de Trabajadores del Volante (FUTV), José Nerio Torres Ortiz, al autorizar la entrada de taxis de otras agrupaciones que, casualmente, simpatizaban con el PAN.

Uno de los más beneficiados fue Taxímetros de Yucatán, cuyo líder Guillermo del Río Puga (a) “La Hiena”, quien es primo de Alberto del Río Leal, ex diputado local y ex delegado de la Secretaría de Economía durante el sexenio de Vicente Fox Quesada.

Es “vox populi” la entrega de placas para el servicio de taxis, taxímetros y combis, a funcionarios patricistas que hasta la fecha explotan.

En la época de “vacas flacas”, cuando ganó la priista Ivonne Ortega Pacheco, no se quedó sin chamba, ya que ocupó la presidencia del Comité Directivo Municipal del PAN, durante tres años, con goce de sueldo.

En 2012 lo “premian” con una diputación local por la vía plurinominal, es decir, de manera automática, y lo nombran vicecoordinador de la bancada, entre cuyos integrantes figuraba el hoy gobernador.

Desde esa fecha, él mismo se jacta de tener una “relación inmejorable” con “mi amigo el gobernador” y es probable que de ahí se haya derivado “el dedazo” para ser nombrado el coordinador de la bancada panista.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba