LocalesPortada

COLUMNA DE SOL YUCATÁN: LOS IMPERDONABLES, ¡NI A QUIÉN IRLE!

Narciso León Martínez/Redacción/Sol Yucatán

Mérida.- Ni a cuál irle de los presuntos precandidatos del PAN a la gubernatura de Yucatán, puros buenos para nada y consumados x’maoficios todos ellos.

Están peor que los chiquillos de casa rica, no se acaban lo que tienen en el plato y ya están pidiendo más, pura gula política.

Renán Barrera, Roger Torres Peniche, Raúl Paz Alonzo, Julián Zacarías y hasta el famosísimo Amigo Libo, este último analfabeta seudosecretario de Educación, socio de los chinos y reconocido chapulín político.

LIBORIO

Apenas empezaba el Buen Fin y los ladrones atracaron una de sus múltiples tiendas Bomssa, ubicada sobre la avenida José López Portillo, en el municipio de Cancún, Quintana Roo.

Liborio Vidal Aguilar, El Amigo Libo, se hizo más famoso de lo que ya era por haberse agandayado una candidatura a diputado federal, que le correspondía por ley a un mayahablante, pero se la jugó y salió perdiendo en el lance del despojo contra los mayas con pleno apoyo de Mauricio Vila Dosal, el gobernador de Yucatán.

Se cuenta que Liborio Vidal Aguilar fue en sus inicios parte de aquellos priístas dinosaurios encabezados por el ex gobernador Víctor Manzanilla Schaffer y el ex alcalde vallisoletano, William H. Centeno Machain.

El Amigo Libo empezó su carrera política por la vía del fraude electoral, la represión y la imposición desde Palacio de Gobierno y con profundo desprecio por la democracia y la justicia. Llegó como alcalde reprimiendo a los panistas que hoy lo acogen para hacerlo analfabeta Secretario de Educación.

Liborio Vidal Aguilar, quien se ha puesto la camiseta de todos los partidos políticos nacionales en los últimos cinco años, hoy, pese a su oscuro pasado, se ostenta como  un auténtico representante de la etnia maya y los más altos valores democráticos.

El “Amigo Libo” fue dos veces diputado federal por el distrito que le negó volver a ser por tercera ocasión legislador. Las dos ocasiones anteriores el mañoso Liborio Aguilar entregó al Instituto Nacional Electoral en 2009 y en 2015, firmada con su puño y letra, sendos oficios de adscripción diciendo que NO era indígena.

Después que le quitaron la candidatura a diputado federal volvió a declarar «Soy orgullosamente Yucateco». Hoy este mentiroso y defraudador es integrante del gobierno del Estado y del Partido Acción Nacional y lo peor, analfabeta Secretario de Educación.

CECILIA PATRÓN

La verdadera anaconda constrictor política a la gubernatura por el PAN es Cecilia Patrón Laviada, ella es el máximo exponente de la Casta Divina Yucateca.

Cecilia Patrón Laviada, diputada federal reelecta y nueva secretaria general del CEN del PAN, es la protectora de su suplente María Cristina Castillo Espinosa, una panista calderonista, hoy al frente de la Secretaría de la Mujer del gobierno de Yucatán rechazada por diversas organizaciones de mujeres y grupos de feministas, desde que fue designada en el cargo por Mauricio Vila Dosal.

Cecilia, mientras dice luchar por los intereses de las mujeres que presuntamente se quedaron sin guarderías, también protege a un monstruo de la talla de María Cristina Castillo Espinosa, involucrada en la Ciudad de México con mafiosos de la pornografía infantil y en Yucatán con el tráfico y venta de menores, maltrato, explotación de trabajadores del CREE, más otras direcciones del DIF

La Patrón Laviada apoyada por Mauricio Vila, le permite ser miembro del CEN del PAN, para ser su oreja y manos en esa cúpula dónde ahora también se refugiaron el PRI y el PRD, de los tres no se hace uno.

Lo peor, es que hermanos de Cecilia Patrón están recontraligados a los escándalos de los Pandora Paper’s.

Amén de la relación que tiene Cecilia con sus tíos, verdaderos gánsteres políticos y señalados como beneficiarios de dinero producto del narcotráfico: Roberto Hernández Ramírez y Emilio Gamboa Patrón.

Tanto Emilio Gamboa Patrón como Roberto Hernández Ramírez, son artífices del mayor robo y despojo de tierras a los campesinos, ejidatarios, comuneros o pequeños propietarios, todos ellos mayahablantes, no solo de Yucatán, sino también de los estados limítrofes Campeche y Quintana Roo.

Ya vimos el desempeño de Patricio Patrón Laviada como gobernador, después como Procurador del Medio Ambiente, dónde Roberto Hernández Ramírez hizo lo que quiso en la Isla de Holbox, lo que le costó al final a Patricio Patrón salir corrido en medio del escándalo mediático.

¿Ahora digan si Cecilia Patrón cambiará en caso de ganar la gubernatura?

Será igual de corrupta y despótica que sus hermanos, salidos del mismo techo que los cubrió.

LOS PONYS

La morraya o ponys de esta caballada de candidatos blanquiazules lo constituyen el dipsómano y corrupto alcalde de Mérida, Renán Barrera; el secretario de Desarrollo Social, Roger Torres Peniche, Raúl Paz Alonzo y el alcalde de Progreso, Julián Zacarías, además de cualquier otro loquito o loquita que se arrime por ahí en esa recua.

RENÁN BARRERA

La noche en que un operativo contra conductores ebrios, mejor conocido como «Alcoholímetro», uno de los muchos que ordenó el «Jefe Saidén», sorprendió a Renán Barrera manejando hasta las chanclas de ebrio, lo primero que pensó el dipsomano fue ¡Ya perdí!, pero no fue así porque las complicidades de los hombres del poder lo salvaron porque se convirtió en la moneda de cambio que necesitaba Luis Felipe Saidén Ojeda para aventarse un sexenio más al frente de esa Secretaría de Seguridad, desde donde se dice que el “jefe Saidén” hace todo menos trabajar.

Los reporteros hicieron trizas al corrupto Renán Barrera, pero las autoridades lo protegieron y lo dejaron ganar para que como maldición bíblica, una tras otra cayeran sobre Mérida las siete plagas de Egipto

A Renán Barrera, Sol Yucatán le tiene documentado todos o muchas de sus trapacerías y corruptelas, como usar discrecionalmente los recursos del ramo 33, destinado para el combate a la pobreza, para beneficiar a sus amigos y empresas afines.

Construyó una carretera de cuatro carriles en el Norte de la ciudad para que las mansiones ganaran plusvalía, como lo hicieron otras administraciones anteriores.

Por cierto, al iniciar su tercer periodo después de su reelección, olvidó que tiene una deuda de 588.7 millones de pesos por el lío de las luminarias y un embargo a los bienes del municipio, una demanda penal ante instancias locales y federales por el desvío de más de 50 millones de pesos y una obra como el Paso Deprimido.

Renán Barrera otorgó a Producciones Abraxas, Sociedad de Responsabilidad Limitada de Capital Variable, un contrato por 52 millones de pesos para la construcción de una pista de patinaje  en Yucalpetén, pero la misma firma construyó una pista con las mismas características al gobierno de Quintana Roo por solo 2.9 millones de pesos.

La pista de patinaje sobre hielo funcionó del 1 de enero al 6 de febrero del 2020, es decir, 37 días, por lo que se pagó diariamente por su operación un millón 405 mil pesos, o sea, 175 mil 675 pesos la hora, si se toma en cuenta que sólo estuvo abierto al público ocho horas al día.

La misma empresa con igual razón social aparece como proveedor de la campaña de Barrera Concha ante el INE y cuando menos, ante esta instancia, el candidato panista le ha pagado 500 mil pesos por la organización de eventos, lo que representa el 18 por ciento del total de pago a proveedores que ha reportado el candidato del PAN.

Algo debe de quedar en claro, Renán Barrera tiene pacto con el Diablo o Baco -el dios de los borrachos lo ama-, porque pese a todas las broncas que tenía encima pese a ser un panista de quinta y carecer de abolengo por no descender de la Casta Divina, lo apoyó la comunidad libanesa.

Tanta suerte tiene Renán Barrera que entre los panistas le dicen «Rayovac», porque tiene más vidas que un gato

ROGER TORRES

Dicen que cuando el ex gobernador Rolando Zapata Bello se enteró que Roger Torres Peniche, actual secretario de Desarrollo Social del gobierno de Mauricio Vila Dosal y su primo, José Luis Peniche Patrón, cobraban sin hacer nada, Zapata Bello estalló en cólera y ordenó que los despidieran, argumentando que en su gobierno no tenía aviadores, pues ya se sabía que Torres Peniche y su pariente médico, habían cobrado dorados y abultados salarios durante el sexenio de Ivonne Ortega Pacheco.

Los que recuerdan el encontronazo subrayan que el abogado Torres Peniche todavía tuvo el cinismo de reclamar la perdida de esos dos aviones.

Una auditoría o revisión de cuentas realizada por la Auditoría Superior de la Federación a Desarrollo Social arrojó observaciones sobre el manejo de más de 17 millones de pesos el año pasado.

La ASF hace hincapié en la presunción de probable daño o perjuicio, o ambos, a la Hacienda Pública Federal por los $17 millones ya señalados.

Todo lo que pasa llega primero con el mandamás de la Secretaría de Desarrollo Social, después con el gobernador se ponen de acuerdo.

 Si hay alguien con una concepción maquieavélica y utilitaria de la política, ese es Torres Peniche.

RAÚL PAZ

El senador Raúl Paz Alonzo fue acusado por cinco expresidentes estatales del PAN de participar en acciones de corrupción, conocidos popularmente como los “moches”.

Eso revela hasta dónde el amigo «Ron Raúl», mientras es impopular en su partido, es conocido en decenas de antros y cantinas, desde Mérida a Ensenada: El ex marido de Cecilia Patrón Laviada, es más popular que el tequila cocktail Margarita o un tarro de cerveza helada.

Una vez más el senador yucateco Raúl Paz se volvió foco del escándalo, luego de ser exhibido en una fiesta con famosos en plena contingencia sanitaria por Covid-19.

El senador fue captado con Paco Ayala, integrante del grupo Molotov y la conductora Claudia Lizaldi, su pareja sentimental.

Pero no es la única situación de este tipo que acarrea el yucateco. En 2014, cuando era diputado federal por el Distrito IV, asistió a una fiesta en Puerto Vallarta, en donde el alcohol y mujeres fueron los ingredientes principales.

Lo anterior, no solo tuvo repercusiones con su entonces pareja sentimental Cecilia Patrón, también se le fue de las manos la oportunidad de contender por la presidencia municipal de Mérida. Aunque hoy desde la presidencia de Recursos Hidráulicos busca ser candidato a gobernador de Yucatán bajo el principio de que si Vila fue gobernador, yo porque no podré serlo, sobre todo si le arrimó a quienes le han recolectado fondos para tal fin.

ZACARÍAS CURI

Julián Zacarías Curi, alcalde panista de Progreso, es otro de los presuntos aspirantes al gobierno de Yucatán.

Durante su reciente campaña para la reelección hizo de todo desde andar enseñando la pechuga como pavo, hacerse tocar música de Luis Miguel o ponerse una botarga para bailar y caerle bien a sus conciudadanos de Progreso que no lo quieren por corrupto pues se clavó millones en la remodelación del malecón de ese puerto.

Este ex empresario, aprovechando que los actores de Televisa realizan locaciones en este municipio para una telenovela, envío a sus representantes para que pareciera una reunión espontánea con los artistas a los que les pidió que de «cuates» le grabaran un promocional sobre Progreso como destino turístico.

No olvidemos que ahí llegan los cruceros, por eso este alcalde corrupto, a más no poder, se le queman las habas por ser gobernador panista de Yucatán… aunque claro, soñar no cuesta nada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba