LocalesPortada

COLUMNA DE SOL YUCATÁN: PODER JUDICIAL TIENE MIEDO A VILA

PODER JUDICIAL TIENE MIEDO A VILA

  • El Tribunal Superior de Justicia pierde credibilidad ante la sociedad, ya que el gobernador pretende manejar la asignación de los magistrados desde un punto de vista político, con base al nepotismo, el amiguismo y el favoritismo, haciendo a un lado la experiencia y el grado académico.
  • La situación es alarmante, ya que para aspirar a ser un magistrado ahora es necesario ser un súbdito del Gobernador en turno, para proteger los intereses del titular del Ejecutivo. Se convierte en una dependencia más del gobierno estatal.
  • Ninguna de las tres abogadas propuestas ha laborado en el Poder Judicial, por lo que carecen de la experiencia para ocupar el cargo de magistrada. Ningún juez levanta la voz ¿a qué le temen, les sabe algo Vila?

Redacción/Sol Yucatán

El Tribunal Superior de Justicia del Estado (TSJE) pierde credibilidad ante la sociedad, ya que el gobernador Mauricio Vila Dosal pretende manejar la asignación de los magistrados desde un punto de vista político, con base al nepotismo, el amiguismo y el favoritismo, haciendo a un lado la experiencia y el grado académico de cada uno de los aspirantes.

La situación es alarmante, ya que para aspirar a ser un magistrado ahora es necesario ser un súbdito del Gobernador en turno, para proteger los intereses del titular del Ejecutivo.

Lo peor de todo, Vila Dosal se encargará de convertir el Poder Judicial del Estado en una dependencia más del Ejecutivo local, y con la reforma que presentó, tendrá su segundo circo de títeres y marionetas, pues el primero fue el Congreso del Estado y lo consiguió en 2021 con una elección de Estado y millonario derroche para la compra de votos.

Por ende, hace a un lado al titular del TSJE, Ricardo Ávila Heredia, quien a diario pierde el poder, sin que nadie levante la voz para proteger la integridad dela institución. ¿Por qué le temen a Vila Dosal, le saben algo a los magistrados?

En las últimas semanas, la polémica continúa en el TSJE, con diversos temas, y la nueva arista se da con las tres abogadas propuestas al Congreso, sin carrera en el PJE, que compiten por ser magistrada en el Tribunal Superior de Justicia, para ocupar el puesto vacante que dejó Adda Cámara Vallejos, quien recibió el retiro vitalicio.

Ante la situación que prevalece, la jefa de la Unidad de Incomunicación Social del PJE, Fernanda Matus Martínez, nada hace para minimizar la situación que prevalece, pues desde que tomó el puesto le ha quedado muy grande el cargo, y lo peor de todo, sólo genera más hermetismo y confusión.

Toda “estrategia” que realiza para minimizar el impacto en los medios de comunicación, va del mal a peor.

El colmo del cinismo se da con esta terna de abogadas, las cuales fueron propuestas por Vila Dosal, por lo que se trata de la primera intervención directa sobre el TSJE, a pesar de su “soberanía”.

Debido a que el Gobernador tiene bajo su poder al Congreso del Estado, su propuesta será avalada, pues la mayoría de los legisladores son del Partido Acción Nacional (PAN).

Los diputados locales tienen hasta 30 días para la designación, aunque ya es “una bola cantada”, pues la oposición nada puede hacer, por ser minoría.

En el boletín el gobierno del Estado se dio a conocer los datos de cada una de las aspirantes:

Primeramente, Lizette Mimenza Herrera es vicefiscal de Prevención del Delito, Justicia Alternativa y Atención a Víctimas. Tiene maestría en Ciencias Penales y una especialidad en ciencias jurídico-penal. En el Ayuntamiento de Mérida fue directora de Gobernación y regidora, mientras que en la Secretaría de Educación del Gobierno del Estado de Yucatán (Segey) fue la titular de la Dirección Jurídica y titular de la Unidad de Transparencia.

Asimismo, en el caso de Teresita Anguas Zapata, es titular de la Procuraduría de Protección a Niñas, Niños y Adolescentes (Prodennay), además cuenta con especialidad en Sistema Integral de Justicia Penal para Niñas, Niños y Adolescentes, y una maestría en Administración. Asimismo, tiene una formación en administración pública, cultura organizacional y violencia infanto-juvenil con perspectiva de género.

Mientras que Adiver del Rubí González Alpuche tiene u doctorado en Derecho, fue coordinadora de servicios internos en el Ayuntamiento de Mérida, proyectista del Consejo Tutelar de Menores Infractores, y auxiliar jurídico en el Instituto Nacional de Migración (INM).

Es decir, ninguna de las tres ha laborado en el TSJE, por lo que carecen de la experiencia para ocupar el cargo de magistrada, como parte del favor político que realiza Vila Dosal, con tal de apropiarse del PJE y protegerse las espaldas cuando deje el cargo con un cúmulo de denuncias de corrupción que incluye empresas fantasma, tráfico de influencias y hay más

De las tres propuestas, la más denunciada es Anguas Zapata, al grado que se le vincula como líder de la red nacional de tráfico de menores de edad para adopción, incluso, recientemente se descubrió que a través del Hospital General – Escuela “Dr Agustín O’Horán” se avoca a despojar a recién nacidos de madres que son menores de edad.

A partir de 2021 se detectó que en el O’Horán, personal de la Prodennay pretendió despojar de sus hijos a dos jóvenes madres, bajo el argumento de que son menores de edad, por lo que ambos serían trasladados al Centro de Atención Integral al Menor en Desamparo (Caimede).

El Movimiento Yucatán Ya No Más Negocios con Nuestros Hijos, impidió tal atropello, pues “la Prodennay se aprovecha de la corta edad de las madres, así como su ignorancia, su carencia de orientación legal y su falta de recursos, para apoderarse de recién nacidos”, con los cuales puede obtener una fuerte suma de dinero.

Botón volver arriba