Hoy Escribe

COLUMNA DE SOL YUCATÁN

  • Jorge Barrera Concha se ha enriquecido a costa de la Comuna, pues adjudica arbitrariamente licitaciones para su beneficio personal, así como de sus amigos, por lo que el Ayuntamiento de Mérida se ha convertido en un negocio familiar

EN LA MIRA DE FGR, HERMANO INCÓMODO DE RENÁN

Redacción/Sol Yucatán

Renán Barrera Concha ha sido catalogado el alcalde de Mérida más corrupto de la historia y no es sólo una sentencia pública, sino que está comprobado con documentos publicados por Sol Yucatán.

Tan es así que Renán y su hermano Jorge están en la mira de la FGR por lavado de dinero, empresas fantasmas y otros actos de corrupción cometidos en los dos trienios en el que ha permanecido como Presidente Municipal.

El hermano incómodo del Alcalde se ha enriquecido a costa de la Comuna meridana, pues adjudica arbitrariamente licitaciones para su beneficio personal, así como de sus amigos, por lo que el Ayuntamiento de Mérida se ha convertido en un negocio familiar.

Los hermanos Barrera Concha no tenían nada antes de meterse a la política. El hermano incómodo ha sabido aprovechar la posición del brother para hacer millonarios negocios a través del Ayuntamiento. Las grandes obras pasan por el visto bueno de él, claro, con su respectivo moche.

La FGR pronto tendrá nuevas denuncias penales en contra de los hermanos corruptos por los millonarios desvíos de recursos. Será un escándalo nacional. La gubernatura se le aleja, pero se vale soñar.

El desfalco más reciente del Alcalde fue el desvío de recursos de un fondo de contingencia que fue creado para pagar el millonario adeudo del caso de las luminarias, en caso de que hubiera una resolución adversa. Los recursos de 2.7 millones que se enviaban al fondo mensualmente se usaron para otros gastos por orden de Renán y ahora no hay dinero para pagar la deuda.

Renán Barrera continúa reacio y terco en no pagar los más de 588.7 millones de pesos que se le deben al banco Santander por el caso de las luminarias, a pesar de que el monto siga incrementándose. Ahora promovió otro amparo.

Los regidores Ana Gabriela Ruiz y Fausto Sánchez López cuestionaron la partida especial que existía para pagar el adeudo y sobre la negativa de resolver el caso. Solo de intereses ya van más de 100 millones de pesos.

El regidor Alejandro Ruz Castro confirmó que existe el fondo de contingencia y que al mes se le destinan 2.7 millones de pesos. Sin embargo, hoy resulta que el dinero fue destinado a otros rubros.

Al iniciar la administración municipal se informó que había una partida para pagar el adeudo en caso de que hubiera una resolución adversa. El tema es que ¿dónde está el recurso reunido en los últimos años?

El regidor Fausto Sánchez enfatizó que Renán Barrera se ha conducido con soberbia y mentiras. El alcalde, desde el inicio de la administración aseguró que había un fondo especial y ahora resulta que no hay dinero, una mentira tras otra.

La resolución del embargo se estuvo ocultando, pues se dio desde el pasado 29 de julio. El Cabildo sesionó el día 30 de julio, después el 15 de agosto y nada se informó en las reuniones. Los regidores se enteraron por medio de la prensa del embargo.

Renán sabía desde el principio que actuaba fuera de la ley y aun consciente de ello ordenó la cancelación anticipada del contrato de arrendamiento de 82 mil luminarias con la empresa AB&C Leasing y no precisamente para sacar de la oscuridad a Mérida, como siempre trató de justificar, sino para hacer un millonario negocio con la adquisición de las nuevas lámparas con la complicidad de empresarios e incondicionales.

Un orgullo y soberbia de Renán Barrera que los meridanos tendrán que pagar durante muchos años.

Botón volver arriba