LocalesPortada

CORRUPCIÓN EN EL TREN MAYA

  • De manera sigilosa pero cínica, el gerente del proyecto regional, Raúl Aarón Rosado Castillo, ha optado por la corrupción y el favoritismo con empresas para otorgar contratos como a Somarcis de México
  • En 2017, Rosado Castillo fue presentado como la persona directamente implicada en el más grande decomiso de pepino de mar, ilegal negocio que heredó de su progenitor

Redacción/Sol Yucatán

Mérida.- De manera sigilosa pero cínica, el gerente del Tren Maya, Raúl Aarón Rosado Castillo, ha optado por la corrupción y el favoritismo aprovechado su puesto y el proyecto regional, tal como su observó en la edificación en Mérida de las oficinas administrativas del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur).

Enorme es la ambición del funcionario federal, al aprovechar las congeladoras que le regaló su papá, Leonel Santiago Rosado Mena, para fomentar la captura ilegal de especies en veda, en especial, el pepino de mar, así como el pulpo, e incluso, aún no procede en su contra la denuncia penal por delitos ambientales.

Sol Yucatán obtuvo una copia del acta de fallo de la convocatoria electrónica hecha en Compranet, con número IA-021W3X999-E142-2021, para el “Servicio integral de mantenimiento y suministro de materiales, para las oficinas administrativas de Fonatur Tren Maya, en Mérida.

En la licitación pública participaron tres empresas del país, pero se enfocó más a Somarcis de México, Sociedad Anónima de Capital Variable, a la cual se le asigno un presupuesto por un millón 545 mil 352.52 pesos.

Las empresas participantes aprobaron las evaluaciones de las propuestas técnicas, pero en la económica se notó el favoritismo con respecto a los otros dos licitantes, pues las diferencias no fueron significativas.

El evento se efectuó el pasado 27 de octubre, y dos semanas después se firmó el respectivo contrato, en las oficinas de Fonatur Tren Maya, en la Ciudad de México.

El responsable de la evaluación legal, administrativa y económica fue el subdirector de Escalas Náuticas, Carlos Alfredo Flores Bribiesca, mientras que en el aspecto económico fue Rosado Castillo, quien tomó la última decisión, a favor de dicho negocio.

CORRUPTO CHAPULÍN

Rosado Castillo es un verdadero chapulín que ha aprovechado su don de convencimiento para brincar de un partido político a otro, así de como de una administración pública a otra, e incluso, en diversas ocasiones ha realizado giras de trabajo al extranjero, en compañía de sus familiares.

Aprovechó la influencia de su progenitor, Leonel Santiago Rosado Mena, para incrustarse en la administración de Rolando Zapata Bello, posteriormente, brincó al actual gobierno estatal, y lo volvió a hacer, para estar junto con el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

Como todo un “delincuente de cuello blanco”, se incrustó en el gobierno federal, y empezó como el enlace territorial del Tren Maya en Yucatán, y ahora es el gerente.

En 2017, Rosado Castillo fue presentado como la persona directamente implicada en el más grande decomiso de pepino de mar, ilegal negocio que heredó de su progenitor.

Durante la administración de Rolando Zapata Bello laboró en la Secretaría de Fomento Económico (Sefoe), posteriormente fungió como protegido del gobernador Mauricio Vila Dosal al trabajar en la Universidad Tecnológica Metropolitana (UTM), pero renunció para convertirse en funcionario federal, y fungir como el coordinador del tramo Yucatán del Tren Maya.

A pesar que estar en dependencias gubernamentales, el especialista en comercio internacional continúa como depredador de especies protegidas, en especial del pepino de mar, especie protegida muy cotizada en el mercado internacional, seguido del pulpo.

Actualmente es el encargado de Comercio Internacional de Productos Marino de la Empacadora de Pescados y Mariscos “Hulkin” Sociedad Anónima de Capital Variable, donde en 2017, las autoridades federales aseguraron 5.5 toneladas de pepino de mar.

El operativo se efectuó el 21 de mayo de 2017, en la congeladora ubicada en Dzilam de Bravo, donde elementos de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delitos Federales (SEIDF) y la Agencia de Investigación Criminal (AIC) de la Fiscalía General de la República (FGR) aseguraron cerca de cinco toneladas y media del equinodermo, especie en veda,

Hasta el momento, la FGR aún no emite una orden de aprensión en contra de los titulares de la empresa depredadora, en tanto que en su desesperación, Rosado Castillo borró una buena parte de la información que hay en internet, en donde se le vincula con Hulkin.

Días después del operativo, el hijo incómodo del ex alcalde de Celestún, Leonel Santiago Rosado Mena, quien es el propietario de Hulkín, presidió una reunión con líderes comerciales yucatecos en el Instituto Tecnológico del Petróleo y Energías (ITPE).

Dicho evento fue organizado por la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP), por medio de su Movimiento Nacional Empresarial, en el cual se dio el nombramiento de los coordinadores regionales de ésta asociación incorporada a la instancia emanada del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

En ese entonces, Rosado Castillo fungía como secretario del Movimiento Empresarial de la CNOP Yucatán, al mismo tiempo que labora como director de Incubación, Innovación y Desarrollo Empresarial en la Universidad Tecnológica Metropolitana (UTM).

A pesar de estar implicado en la depredación del equinodermo, Zapata Bello solapó la irregularidad debido a la gran amistad que tiene con Rosado Mena, quien fue lesionado por los pobladores de Celestún, durante una manifestación efectuada por la venta ilegal de terrenos ubicados frente al mar, donde uno de los beneficiados es su hijo, quien días antes renunció al cargo que tenía en la Sefoe.

TERRENOS Y PESCA ILEGAL

La historia inició en la noche del 19 de mayo de 2017, cuando un grupo de celestunenses se apostaron frente a Palacio Municipal, para exigir la renuncia de Rosado Mena por vender terrenos de playa, de casi dos kilómetros de largo, en complicidad con la líderesa del PRI en el municipio, María del Carmen Rodríguez Gutiérrez.

Incluso, durante la licitación de los terrenos se benefició a los familiares del presidente municipal, entre ellos a Aarón Rosado Castillo.

Ante la nula respuesta del alcalde, algunos de los inconformes ingresaron al inmueble, quienes tiraron las cosas que había a su alrededor para luego agredir a Rosado Mena, mientras que otros optaron por lapidar el edificio, dañando los cristales de puertas y ventanas.

La revuelta se tornó más violenta, al grado que los inconformes volteraron dos carro-patrullas de la policía municipal y lapidaron seis unidades de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

Por tal motivo, los uniformados lograron rescatar al alcalde, para trasladarlo a una clínica, al mismo tiempo, para controlar a la población optaron por utilizar gases lacrimógenos.

Los lugareños denunciaron la prepotencia de la policía estatal, quienes utilizaron gases lacrimógenos, al mismo tiempo que también se efectuaron varias detonaciones de armas de fuego.

Asimismo, el enfrentamiento dejó un saldo de al menos 12 detenidos, quienes fueron trasladados a Mérida, así al menos tres lesionados, tal el caso de una muchacha que tuvo un rozón de bala y un policía golpeado por los manifestantes.

Incluso, Rosado Mena presentó lesiones, sufridas durante el jaloneo del que fue objeto, motivo por el cual fue hospitalizado e inmediatamente fue dado de alta.

Dos días después, en un operativo sorpresa, elementos de la FGR inspeccionaron la congeladora “Hulkín”, propiedad del del ex legislador del tricolor.

Posteriormente, dos tráileres de refrigeración ingresaron a la congeladora, y el personal federal empezó a colocar el producto asegurado en el interior de los vehículos, contabilizando 5.5 toneladas, el cual fue trasladado hasta el edificio de la FGR.

El Ministerio Público Federal abrió una carpeta de investigación contra quien resulte responsable, ya que el producto fue capturado de manera ilegal, motivo por el cual, el implicado recibiría una condena de hasta nueve años de prisión, así como una multa superior a 240 mil pesos, por violar las leyes, pero hasta el momento, el expediente sigue abierto.

La labor se efectuó en coordinación con elementos de la Armada de México, en cumplimiento a una orden de cateo del Juez Segundo Especializado en el Sistema Acusatorio de Yucatán, y una vez que se confirmó la existencia del producto, se procedió al aseguramiento.

La mercancía estaba en diversas cajas, acomodadas en el interior de la empresa congeladora, propiedad de Rosado Mena.

La especie Isostichopus fuscus se encuentra listada en la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010, bajo la categoría de “Protección especial”.

Asimismo, está incluida en la Convención Sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), en el Apéndice III, por lo cual requiere un permiso para su exportación o comercialización internacional.

De acuerdo con el Código Penal Federal se impondrá pena de uno a nueve años de prisión a la persona responsable, en este caso, al propietario de la empresa.

Asimismo, se le impondrá una multa equivalente de trescientos a tres mil días, es decir, de entre 24 mil 12 pesos hasta 240 mil 120 pesos, respectivamente.

Ambas penas se impondrán a quien “realice cualquier actividad con fines de tráfico, o capture, posea, transporte, acopie, introduzca al país o extraiga del mismo, algún ejemplar, sus productos o subproductos y demás recursos genéticos, de una especie de flora o fauna silvestres, terrestres o acuáticas en veda, considerada endémica, amenazada, en peligro de extinción, sujeta a protección especial, o regulada por algún tratado internacional del que México sea parte”.

El producto asegurado fue puesto a disposición del agente del Ministerio Público de la Federación que continúa con la integración de la Carpeta de Investigación correspondiente por el delito contra la biodiversidad, previsto en el artículo 420, fracción IV, del Código Penal Federal.

Botón volver arriba