----------

EDITORIAL

 

DE ZOMBIS, MONEDAS AL AIRE Y ARROCES COCIDOS

InicioHoy EscribeDE ZOMBIS, MONEDAS AL AIRE Y ARROCES COCIDOS

Dr. Santiago Alamilla Bazán

A menos de un mes para que se lleven a cabo las elecciones del dos de junio, la población parece ya cansada de un ejercicio tan largo y esperanzada en que todo termine para continuar con su vida normal fuera de este atropellado y confuso proceso. Conforme se acerca el día van consolidando a favor de quien ejercerán el voto.

A estas alturas, para el ejecutivo, la distancia que hay en las encuestas a favor de la candidata del presidente pareciera irreversible, Sheinbaum será la primera presidenta de México a pesar del repunte que aparentemente está teniendo Xóchitl al final de la carrera.

El Estado aún no se termina de decidir, aunque en el debate se vio a un Huacho desencanchado que no pudo defenderse bien de los ataques de Barrera, los nueve años de alcalde de Renan pesan fuerte sobre él y la opinión que se tiene de su larga gestión no es muy favorable, los meridanos no le creen y su campaña le apuesta al miedo de que llegue morena al poder, partido que no supo capitalizar la ventaja que tenía y desperdició tremendamente sus posibilidades de tener un triunfo seguro en Yucatán. La incorporación a su campaña de personajes que ya habían sido retirados de la circulación por malos administradores, algunos incluso con la etiqueta de corruptos y otros tantos por su lejanía con la población, logró que el discurso del PAN aliado con el PRI penetrara en la mente de los yucatecos, especialmente los meridanos. Expresiones tales como “son los  mismos”, o “son corruptos”, en las que se basa el discurso de los personajes de la coalición PAN-PRI que efectivamente son los mismos y que también tienen una larga cola, parecen funcionar contra los morenos con el efecto deseado logrando que colectivamente los yucatecos vean en los candidatos guindas y sus asesores a personajes de esas características, sin que los que quieren seguir haciendo historia hayan podido sacudirse esa imagen, debido en gran parte a una muy mala planeación de la campaña y peor aún su estrategia de comunicación. La gubernatura sigue en el aire, en un empate técnico que se prolongará hasta el final ya que la diferencia entre el primero y el segundo lugar será de menos de tres puntos por lo que aún puede ganar cualquiera. Morena ha perdido intención de voto desde el arranque y Renán trata de hacer méritos para que los pocos días que faltan le alcancen para que Huacho siga cometiendo errores y pueda remontar los números, que se veían lejanos al principio pero que se han cerrado a estas alturas de proceso y cualquiera de los dos podría ganar.

La alcaldía de Mérida presenta un panorama mucho más resuelto, Cecilia Patrón será la próxima alcaldesa de Mérida con una victoria muy holgada que dependerá de la cantidad de personas que salgan a votar. El papel de Pacheco Marrufo ha sido lamentable y su participación en estas elecciones quedará negativamente en la mente de todos los meridanos quienes difícilmente le concedan un voto en el futuro; su carrera política ha terminado ya, pero como zombi no se ha dado cuenta que este arroz ya está cocido. Sus errores derivados del abandono en que lo tienen, solamente Sheinbaum lo impulsa, lo hunden cada día más, su planilla de regidores llena de personajes desconocidos, algunos impresentables cuyos méritos solamente se conocen íntimamente, no han movido un dedo para poder frenar la meteórica caída del clavadista, que tal como su actividad deportiva, desde que saltó al partido guinda viene cayendo incrementado su velocidad hacia el suelo minuto a minuto, destruyendo lo que le quedaba de imagen pública y teniendo como única estrategia hacer videos para TikTok, campo en el que por cierto ya lo supera por mucho el joven Gerardo Ocampo de MC.

Cecilia tendrá un reto interesante al frente de la ciudad de Mérida, contará con un cabildo a modo que le permitirá hacer lo que le venga en gana para la ciudad en los próximos tres años, será su oportunidad para resolver la serie de errores y corrupción en la que han sumido a la capital del estado y que han impedido que Mérida se desarrolle. El caso de la ciudad blanca es un claro ejemplo del crecimiento desordenado sin desarrollo económico. Los servicios públicos, en especial los básicos requieren de una atención inmediata y de emergencia para que Mérida pueda seguir adelante. Se requieren más mercados bien establecidos para mejorar la economía de los productores locales que no pueden desplazar sus productos en las grandes cadenas de supermercados; los parques no pueden ser una trampa mortal debido al abandono en el que se encuentran, los trabajadores deben profesionalizarse y tener las herramientas de trabajo adecuadas para poder llevar a cabo su función, la corrupción que existe en la administración de mercados y tianguis debe desaparecer, al igual que la que existe en los campos deportivos porque quienes los administran los consideran propios y hacen fortunas rentándole a los ciudadanos por el uso de algo que ya es de ellos.

Los gastos excesivos en asesorías que no existen y la mala costumbre de subcontratar servicios que debe prestar directamente el ayuntamiento, contratado a empresas de dudosa procedencia debe también desaparecer, no puede seguir pagándole a micro despachos contables en las azoteas de las tiendas de materiales en los Héroes para que le hagan estudios económicos, pagando más de cinco millones de pesos por vez, en trabajos que solamente sirven de pretexto para quedarse el dinero de los meridanos. Ya es momento de renovar el alumbrado público, las luminarias y la tecnología que usan es de 2013, pero espero que esta vez compre las lámparas a precio de mercado y no tres veces más caras como se hizo en el pasado muy reciente. El trabajo por hacer que tiene Cecilia, si realmente lo quiere hacer bien, requerirá de un gran esfuerzo trabajando todos los días de manera honesta incluyendo personas con capacidad técnica y solvencia moral, porque eso de que solo se requiere diez por ciento de capacidad y noventa por ciento de lealtad, no solamente pasa en la presidencia de la República, viene pasando en el ayuntamiento de Mérida desde hace mucho tiempo. Estoy seguro que nuevamente se notará la mano de una buena mujer al frente de la alcaldía meridana.

Síguenos en Google News

Te podría interesar:

Artículo anterior
Artículo siguiente