----------

EDITORIAL

 

ISEGORÍA

LOS CAPITALES

DESAFÍO

DEL ABSURDO

¿Otra vez Andrés Manuel?

Francisco Medina / Sol Quintana Roo/ Sol Yucatán/ Sol Campeche/ La Opinión de México

No cabe duda que el inquilino del Palacio Nacional ya ha perdido la razón y la memoria, nuevamente arremete contra los periodistas y al igual que lo hiciera en enero pasado, nuevamente culpó a los periodistas y medios de comunicación por defender el modelo neoliberal, y por lo tanto, no tener los médicos que México necesita para frenar la pandemia del COVID-19.

López Obrador manifestó que los medios de comunicación son los responsables de que no haya suficientes médicos especialistas en el país.

“Quienes trabajaron en el periodo neoliberal y los intelectuales orgánicos que protegiera a la política neoliberal, los periodistas, los medios de comunicación que defendieron a ese modelo son responsables de que México no tengan los médicos, no tenga los especialistas que se requiere ahora con la pandemia, porque apostaron a la privatización de la educación”, manifestó en la conferencia.

Por otro lado, el presidente manifestó que la escasez de médicos es uno de los “frutos podridos” que dejó la política neoliberal en México, pues indicó que en las universidades públicas rechazaban a aquellos que deseaban estudiar.

“Es de los frutos podridos de la política neoliberal, el que no tengamos médicos y especialistas porque se aplicaban exámenes de admisión y no había cupo y se rechazaba hay muchos que querían estudiar.

Dijo que antes se tenía una política de rechazar a estudiantes, pero con su gobierno se otorgarán becas para que puedan especializarse en el extranjero.

“Es de los frutos podridos de la política neoliberal, el que no tengamos los médicos y especialistas, porque se aplicaban exámenes de admisión y no había cupo y se rechazaba, hay muchos que querían estudiar”, afirmó.

Pero parece olvidar que desde que llegó al gobierno con su política de austeridad republicana recortó los apoyos a educación y la investigación.

Lo que parece desconocer López Obrador es que en más de 40 años México ha perdido a más de 2 mil 500 científicos. Su formación le costó al país más de mil 140 millones de pesos.

Por lo que es necesario que en vez de recortar presupuesto al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), se deben destinar los recursos necesarios para cumplir con los objetivos del Programa de Retención-Repatriación y Estancias de Consolidación, y se frene así la llamada fuga de cerebros.

Según cifras del Conacyt, desde que inició el Programa de Becas para Estudios de Posgrado, en 1971, México ha perdido a más de 2 mil 500 científicos y una inversión de poco más 1,140 millones de pesos, pues la formación de cada uno de ellos le costó al país 225 mil pesos anuales durante un promedio de tres años.

Este mismo organismo calcula que hay en el extranjero 20 mil estudiantes mexicanos de los cuales, unos mil ya nunca regresan a trabajar en proyectos de investigación en México.

Según las cifras más recientes del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), organismo rector de la política científica mexicana, la inversión asciende a poco más de 28 mil millones de pesos (2 mil 500 millones de dólares), de los cuales el 80 por ciento proviene del financiamiento público y el 20 por ciento restante, de la iniciativa privada.

Para poder alcanzar la cifra prometida se hubiera requerido un aumento de por lo menos 13 mil millones de pesos (mil 100 millones de dólares) cada año de forma sostenida durante los seis años que dura el periodo presidencial, o lo que es lo mismo, un aumento de casi 50 por ciento cada año.

A nivel internacional, México se encuentra fuera de competencia internacional como lo demuestra el último lugar que en este rubro mantiene el país dentro de los miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

De acuerdo con los indicadores sobre ciencia y tecnología de la OCDE, México se ubica en último lugar con sólo el 0.42 por ciento del PIB, y es superado por Turquía con el 0.63, Grecia el 0.67 y República Eslovaca con 0.69 por ciento del PIB. Con relación al promedio de América Latina, región donde la OCDE registra un promedio de inversión del 0.60 por ciento del PIB, México tiene uno de los índices más reducidos.

Además, México se sitúa muy lejos de la inversión que realizan países como Finlandia, que destina el 3.37 por ciento de su PIB, Japón con 2.98, Estados Unidos con el 2.70 y Corea con 2.68 por ciento.

Así que señor López Obrador no nos venga a echar la culpa a los periodistas por la falta de especialistas para tratar el Covid, es una salida muy fácil a la incompetencia de su gobierno.

Artículo anterior
Artículo siguiente