LocalesPortada

DENUNCIADO ANTE AMLO

  • Ante la inoperancia de las autoridades locales, campesinos de más de 20 ejidos de Yucatán denunciaron ante el presidente Andrés Manuel López Obrador al ladrón de tierras Rafael Acosta Solís.
  • Los ejidatarios que estuvieron en Palacio Nacional gritaron, acompañados de sus carteles, las exigencias que demandan por los abusos de las autoridades.
  • También denunciaron a Joaquín “Huacho” Díaz Mena por hacer caso omiso de la encomienda del presidente de solucionar el problema de robo de tierras en el estado.

Redacción/Sol Yucatán

Ciudad de México.- Ejidatarios que representaron en Ciudad de México a más de 20 ejidos de Yucatán, denunciaron ante el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, a Rafael Acosta Solís, José Armando Ceballos Chávez, Flor Mendoza, Alejandro Scoffie y otros, así como políticos de la talla de Joaquín Díaz Mena, Rolando Zapata Bello, Mauricio Vila Dosal, Luis Felipe Saidén Ojeda y el Fiscal Juan Manuel León León.

Lo anterior, al verse afectados por estos personajes en el despojo de tierras, como en el caso de los ejidatarios de Cholul en donde fueron desalojados con lujo de violencia por órdenes de Rolando Zapata Bello, para entregarle un cenote y decenas de hectáreas a la Universidad Autónoma de Yucatán (Uady).

Este caso se hizo del conocimiento del presidente Andrés Manuel López Obrador en una de sus visitas a Mérida, por lo que el mandatario nacional instruyó a Joaquín Díaz Mena a que atendiera y solucionara este problema, sin embargo, el funcionario de la Secretaría del Bienestar no hizo nada al respecto, incluso, bloqueó a quienes resultaron afectados directamente, para no recibirles ni llamadas ni mensajes.

Por su parte, Juan Manuel León León ha permitido y él mismo ha violentado las garantías individuales de los campesinos así como sus derechos humanos, al ordenar colocar un grillete al campesino Luis Armando Chuc Sánchez, de Motul, y negarse a quitárselo a menos que acepte la condición de traerlo ocho meses más, que con los seis que ya lleva serían un año y cuatro meses, en caso de que aceptara el afectado.

En el caso de Mauricio Vila, los ejidatarios denunciaron en sus lonas en las que, incluso, aparece una foto del gobernador de Yucatán, que es el principal protector de los que se dicen empresarios y que se han dedicado al despojo y explotación de tierras, como sucede en Muxupip, Motul, Texán, Seyé, Baca, Izamal, Yaxkukul, Samahil, Celestún, Kinchil, Ixil, Chapab, Umán, San Ignacio, San Matías Cosgaya, Tamanché, Tecoh, Cholul, Citilcum, Poxilá, entre otros.

No podía faltar en las lonas los nombres de 30 sedicentes empresarios que robaron más de dos mil hectáreas en Texán y Anexas, donde el principal operador ha sido Rafael Acosta Solís, a quien le dedicaron una lona grande para él solito, en la que los campesinos lo cuestionan una vez más de por qué afirma ser avecindado en sus comunidades cuando nunca le han conocido algún domicilio, y como ejidatario pues nunca ha trabajado las tierras.

Los ejidatarios mostraron sus lonas también a medios de comunicación y al pueblo de México, para hacer del conocimiento de lo que, lamentablemente, viven en Yucatán por ser un sector humilde y vulnerable, lo que ha sido aprovechado por los políticos corruptos para despojarlos de sus tierras, como sucedió también en Seyé en donde les arrebataron siete mil 503 hectáreas pero que por fortuna ya están a punto de recuperar por los medios legales, después de tocar puertas durante muchos años.

Finalmente, Joaquín Díaz Mena, conocido como “Huacho”, fue denunciado por hombres y mujeres del campo, como un funcionario corrupto porque, recientemente, en Halachó entregó los apoyos federales de vivienda al presidente municipal Rodolfo Abelardo Castillo Huchim, cuando debió hacerlo pero con los campesinos, la gente de escasos recursos.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba