LocalesPortada

DESFALCO EN LA FERIA DE XMATKUIL

  • Bajo la administración de Mauricio Vila Dosal y Renán Barrera Concha, ambos de extracción panista, se organizó la Feria de Yucatán del 2019, que se convirtió en uno de los eventos más lucrativos del año.

Redacción/Sol Yucatán

Bajo la administración del gobernador Mauricio Vila Dosal y el presidente municipal Renán Barrera Concha, ambos de extracción panista, se organizó la Feria de Yucatán del 2019, misma que se convirtió en uno de los eventos más lucrativos del año.

A través del Instituto Promotor de Ferias de Yucatán (IPFY) actualmente bajo la dirección del licenciado Gimel Jesús Soberanis Cantón, se otorgaron al menos 84 contratos destinados a la organización de dicha feria estatal.

Por los ajustes de funcionarios, los contratos de la Feria, contaron con la firma de Abril Ferreyro Rosado, entonces titular de la dependencia, misma que dio luz verde al gasto de al menos 24 millones 880 mil 905.01 pesos.

En términos generales, los contratos se dispersaron para la renta de sonido, soporte técnico, contratación de grupos, logística y servicio de limpieza, publicidad, diseño de imagen, entre otros.

Para el contrato IPFY/P1-PS-02-19, la dependencia adquirió el servicio temporal de limpieza, con la empresa denominada “Ultralimpieza peninsular, Sociedad Anónima de Capital Variable. Dicho servicio tuvo un costo de 973 mil 824.75 pesos, el cual, se dio del 5 de noviembre al 4 de diciembre de 2019, con el trabajo de 62 personas subcontratadas.

Para un segundo contrato, asignado con el número IPFY/FY/DE-PS/06/2019, la promotora de Vila Dosal no se molestó en buscar a una empresa, y adjudicó a Liliana Edith Ortiz Mis por 397 mil 880 mil pesos.

A la persona física se le asignó el servicio de logística y ejecución de la Ceremonia de Inauguración de la Feria, que consistió en “traslado y box lunch para el talento artístico, cinco edecanes AA, escenario para ceremonia que incluye: audio, iluminación, tarima, pantallas de led y planta de energía para las prestaciones artísticas.

Pese a tener contratado el servicio de sonido, el IPFY le entregó un contrato a la Compañía Armar S.A de C.V., de la que es propietario Rodrigo Arjona Marcin, para ocho tipos de servicios de sonido.

Los servicios se dispersaron para el Teatro del Pueblo; en avenidas principales de las instalaciones de la Feria; Lienzo del Charro; Foro Infantil; Foro Cultural; Foro Naves, los cuales, costaron 894 mil 373.92 pesos.

Un nuevo contrato bajo el folio número IPFY/DE-04/010/2019, se rentó una carpa de 30 metros de largo por 30 metros de ancho a 8 metros de altura que se instaló en la Feria Yucatán, donde se realizó la XIX exposición nacional de la Raza pelibuey y la XIV Exposición Ovina Regional. Dicha carpa tuvo un costo de 403 mil 680 pesos.

Por si faltara poco, la dependencia adquirió el espectáculo EPIC con la razón social Arena Productions México Sociedad Anónima de Capital Variable, que consistía en actos artísticos denominados: número de leds; globo de muerte; acto de arena; hula poop; acto de fuego; cyrlewheel; señor burbujas; patinadores sobre ruedas y acróbata capilar. Todo el espectáculo, le costó al erario público 3 millones 804 mil pesos.

Con el contrato para la prestación de servicios IPFY/FY/DE-PS-E/03/2019, el ciudadano David Emmanuel Mejía Zumarraga se embolsó un monto total de 638 mil pesos.

Para la contratación de grupos musicales, se adjudicó el contrato IPFY/FY/DE-PS- TP/04/2019, a Julio Noel Pusi Carrión, quien pagó 5 millones 800 mil pesos, para hacerse de los servicios de Los Caracoles, Cleyver y su nueva imagen, Chico che Chico, Tierra Sagrada, El Pulpo y sus Teclados, Lucha AAA, Los Mnedez, Los Bilbao, Súper Lamas, La Sonora Santanera y la Original Banda el Limón.

En este caso, se contrató el espectáculo denominado URBAN, el cual, consiste en actos de “rueda Cyr, equilibrio sobre rodillos; fina comicidad y el péndulo de la muerte, todos con dos funciones entre semana, tres en sábado y cuatro en domingo.

Por último, el empresario vinculado con Renán Barrera Concha, Juan José Canul Perera, también obtuvo su partida presupuestal con la realización de la feria. Fue mediante el contrato IPF/FY/DE-PS/02/2019, que el Instituto adquirió los servicios de publicidad.

“Asistencia en el desarrollo de la estrategia de marketing; dirección e interpretación del Core Creativo; y el desarrollo gráfico de propuestas finales para materiales”, lo cual, tuvo un costo de 1 millón 624 mil pesos.

EMPRESARIO CONSENTIDO SIGUE ORGANIZANDO FERIAS LUCRATIVAS

En la edición de Sol Yucatán, difundida en la semana del 11 de abril, se evidenció que Barrera Concha autorizó una contratación a sobreprecio de más del 100 por ciento para encargar a Canul Perera, dueño de Tercer Acto Sociedad S. de R. L. de C.V, la ejecución del espectáculo de drones que se realizó durante el Mérida Fest 2022, lo que replicará el modelo implementado en 2019.

Bajo el contrato número DCDAJ-PS-03-2021, el gobierno municipal de Mérida obliga al proveedor a proporcionar el servicio hasta su total terminación, consistente en la producción y presentación del espectáculo artístico tridimensional denominado “show de drones”, que se llevó a cabo los días 5, 6 y 7 de enero del 2022, en la plaza principal de la ciudad de Mérida, Yucatán, con dos funciones por día, a las 20:00 y 22:00 horas respectivamente, dentro del marco de las actividades del festival Mérida Fest 2022.

En la cláusula segunda, el documento difundido por este diario señala que “el precio total por el que se pacta la contratación del servicio objeto del presente contrato lo constituye la cantidad de $ 2, 436,000.000 (Son: dos millones cuatrocientos treinta y seis mil pesos 00/100 moneda nacional), el cual, (se desglosa) en la factura respectiva que al efecto solicite “El Ayuntamiento” y que expida “El Proveedor” a cargo del Municipio de Mérida, Yucatán”.

El contrato millonario fue firmado al calce por Alejandro Iván Ruz Castro, secretario municipal de Mérida; Aquiles Sánchez Peniche, apoderado legal y director de administración; Irving Gamaliel Berlín Villafaña, director de Cultura; y Juan José Canul Perera.

En Quintana Roo, esta empresa recibió 2 millones 604 mil 874 pesos por el “arrendamiento de adornos e iluminación para Palacio de Gobierno y sus alrededores con motivo de las fiestas patrias”, según la licitación pública nacional, cuyo fallo se dio el 31 de agosto de 2018.

Arrendar adornos e iluminación sabe a despilfarro, con el ingrediente de la fuga de dinero porque se desprecia a los comerciantes locales, colocados en desventaja por la Oficialía Mayor, con tal de beneficiar en dos ocasiones a la empresa representada por el gerente Juan José Canul Perera. Alamilla Ceballos renunció en 2020.

En la licitación de 2018, la operadora del contrato fue la Jefa del Departamento de Adquisiciones de la Oficialía Mayor, Mariana Gómez Solís, así como la Jefa del Departamento de Normatividad, Ileña Karime del Ángel Coral, quien firmó en representación de la Dirección Jurídica y de Acceso a la Información de la misma Oficialía Mayor. El 21 de agosto de 2019, ya entrados en negocios turbios, consumaron la maniobra para beneficiar de nuevo a Tercer Acto con un contrato de 2 millones 586 mil 206 pesos, sin I.V.A. Desde 2017, el gobierno de Quintana Roo pagó mucho menos por ese arrendamiento: un millón 979 mil 946 pesos por esos adornos e iluminación, beneficiando a la empresa Opciones Corps, S.A. de C.V., representada por el administrador único José Luis Meléndez Quintal.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba