----------

― Advertisement ―

EL GOBERNADOR LE DEBE UNA EXPLICACIÓN A YUCATÁN

La gestión de un gobierno siempre está sujeta al escrutinio público y a las evaluaciones críticas debido a su impacto en la sociedad, la economía y el bienestar general de los ciudadanos.

PRIVILEGIA A “AMIGOS”

DINASTÍA DE LACRAS

InicioPortadaDINASTÍA DE LACRAS
  • El exalcalde de Izamal, Fermín Humberto Sosa Lugo, protagonizó un acto de tráfico de influencias al favorecer al contratista y sobrino de Angélica Araujo Lara, Erick Araujo Castro, con 6.4 millones de pesos
  • Al igual que otros funcionarios priistas, algún favor le deberá Sosa Lugo a la familia Araujo, ya que tan solo en tres contratos para obra pública privilegió al sobrino de la controversial exalcaldesa de Mérida con al menos 10.3 millones de pesos
  • Erick Araujo Castro pasó de proveer servicios a autorizar contratos, pues actualmente funge como director de Obras Públicas en el ayuntamiento de Tixkokob, tierra natal de Angélica Araujo

Redacción/Sol Yucatán

Izamal.- El polémico exalcalde de Izamal, Fermín Humberto Sosa Lugo, protagonizó un acto de tráfico de influencias al favorecer al contratista y sobrino de Angélica Araujo Lara, Erick Araujo Castro, con 6.4 millones de pesos para la supuesta construcción y rehabilitación de calles, obra de dudosa calidad efectuada en 2021.

Al igual que otros funcionarios priistas, algún favor le deberá Sosa Lugo a la familia Araujo, ya que tan solo en tres contratos para obra pública privilegió al sobrino de la exalcaldesa de Mérida con al menos 10 millones 335 mil 614 pesos.

Valga como ejemplo el contrato número MIY/FAIS-01URB/2021, celebrado el 27 de marzo de 2021, con el objeto “Construcción de calles; rehabilitación de las calles de Izamal; construcción de la calle 21 de Sitilpech y calle 24 de Kimbilá, del municipio de Izamal”, a través del cual Erick Araujo Castro se embolsó seis millones 436 mil 250 pesos.

Si bien se trató de una licitación pública, en el documento no se especifican cuáles fueron las otras empresas participantes ni sus propuestas, así como tampoco los motivos del fallo a favor de Erick Araujo Castro, aunque es probable que el parentesco con la influyente priista contribuyera en la millonaria adjudicación.

De acuerdo con el documento, los recursos provinieron del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social (FAIS) y los supuestos trabajos contratados tuvieron un plazo de ejecución de 60 días: del 29 de marzo al 27 de mayo de 2021, es decir, a escasos días del proceso electoral del mismo año.

Asimismo, llama la atención que a pesar que Erick Araujo concursa en licitaciones públicas desde 2017, no cuenta con una empresa formalmente establecida, además que su nombre como proveedor de servicios no figura en directorios empresariales y de construcciones, tanto locales como nacionales.

De igual forma, se debe señalar la poca información disponible sobre su trayectoria como prestador de servicios de construcción. Por ejemplo, hay constancia de su participación en al menos dos licitaciones públicas en los municipios de Chemax y Maní, pero ambos contratos fueron borrados de la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT).

A pesar de todas estas irregularidades, el exedil Fermín Humberto Sosa Lugo autorizó y firmó la millonaria adjudicación a Erick Araujo Castro. Otros funcionarios que resultaron salpicados al estampar su signatura fueron la secretaria municipal, Rita Elida del Rosario Kuk Cob, y el director de Obras Públicas, Pablo Oswaldo Castro Rosado.

Como se mencionó al inicio, este no es el primer contrato que celebran Sosa Lugo y Araujo Castro. Tal es el caso del contrato número MIY/FAIS-05URB/2020, celebrado el 26 de octubre de 2020, referente a la obra “construcción y repavimentación de diversas calles de la ciudad así como de Kimbilá, comisaría de Izamal”, por medio del cual, el joven empresario ganó dos millones 499 mil 823 pesos.

Menos de un mes después, el 20 de noviembre de 2020, el sobrino consentido fue de nuevo privilegiado con el contrato número MIY/FAISM-07URB/2020, para la obra “Rehabilitación del mercado municipal de Izamal, Yucatán”, con el que ganó la nada desdeñable cantidad de un millón 399 mil 540 pesos.

VIVIDORES DEL ERARIO

De una forma u otra, la familia Araujo se las ha arreglado para vivir del erario público durante décadas. Sin ir más lejos, el papá de Erick Araujo Castro (y primo de Angélica Araujo), Freddy Araujo Romero, fue uno de los proveedores consentidos durante las anteriores administraciones priistas, sin embargo, los contratos celebrados con él también fueron borrados de los portales de transparencia.

Por otra parte, Humberto Araujo Lara, hermano de la también exsenadora, cobró varios años como jefe del Departamento de Infraestructura Urbana de Electrificación del IVEY, pero formó parte de la ola de despidos de Mauricio Vila Dosal cuando éste asumió la gubernatura del estado.

Por si fuera poco, la hermana de Angélica, Liliana Elvira Guadalupe Araujo Lara ha sido tres veces alcaldesa del municipio de Tekantó, en los periodos 2010 – 2012, 2015 – 2018 y 2018 – 2021, donde se dice que fue a pedir asilo Humberto Araujo cuando fue despedido.
Para finalizar, el sobrino consentido Erick Araujo Castro pasó de proveer servicios a autorizar contratos, pues fue designado (para el periodo 2021 – 2024) director de Obras Públicas en el ayuntamiento de Tixkokob, tierra natal de Angélica Araujo.