----------

EXPECTÁCULO SOLAR

Mientras en algunas áreas se pudo apreciar el fenómeno en toda su amplitud, en Mérida, la capital yucateca, el eclipse apenas duró alrededor de...

GRAVE PELIGRO POSTES DE TELMEX

DIPUTADOS CON BOLSILLOS LLENOS

InicioLocalesDIPUTADOS CON BOLSILLOS LLENOS
  • Del dinero de los yucatecos se pagará los 3.5 millones de pesos que corresponde al aguinaldo de los legisladores, pero se olvidaron que gracias al pueblo cobran sus suculentos remuneraciones y la mayoría votó en contra de ellos aprobando una ola de aumentos y nuevos impuestos.
  • Al menos 140 mil pesos de aguinaldo recibieron cada uno de los 25 diputados del Congreso del Estado, que de manera disimulada se abstuvieron a informar el monto exacto de lo que alcanzaron. Desde hace varias semanas el “sitio web está en remodelación”, en especial, las áreas de transparencia.

Redacción/Sol Yucatán

Mérida.- Del bolsillo de los yucatecos se pagará los 3.5 millones de pesos que corresponde al aguinaldo de los legisladores, pero se olvidaron que gracias al pueblo cobran sus suculentos remuneraciones y la mayoría votó en contra de ellos aprobando una ola de aumentos y nuevos impuestos.

Al menos 140 mil pesos de aguinaldo recibieron cada uno de los 25 diputados locales del Congreso del Estado, quienes de manera disimulada se abstuvieron a informar el monto exacto de lo que obtendrán en este año.

Con base a los datos de 2020, a cada uno de los legisladores se le otorgó 140 mil 504 pesos por concepto de aguinaldo, por lo que tomando en cuenta el aumento salarial, el monto es superior a lo entregado en diciembre de 2020.

El Congreso del Estado se abstuvo a proporcionar detalles de la respectiva prestación entregada a los curules, a pesar que es información de pública, y lo peor de todo, desde hace varias semanas el “sitio web está en remodelación”, en especial, las áreas de transparencia.

A pesar que el pueblo es quien los elige y les paga, los diputados locales optaron por hacerlos a un lado, al grado que no los atienden cuando acuden a la sede del Legislativo. Tras ganar las elecciones no han regresado a los municipios, ni siquiera para agradecer por la victoria.

Lo peor de todo, aprobaron la creación de nuevos derechos e impuestos, así como un aumento del gravamen de los ya existentes, tanto estatales como la propuesta del alcalde de Mérida, Renán Barrera Concha.

Tan sólo la Cámara de Diputados destinó para diciembre un monto total de 164 millones de pesos al pago de dietas, aguinaldos, apoyos de fin de año y asistencia legislativa para los 500 legisladores.

Por ende, cada diputado recibirá para este fin de año una suma de 327 mil 973 pesos.

De este total, 74 mil 548 pesos corresponden a la dieta mensual; 140 mil 504 pesos bajo el concepto de “gratificación anual”, equivalente al aguinaldo;45 mil 786 pesos de asistencia legislativa, y 28 mil 772 de apoyo a la atención ciudadana.

Adicionalmente, cada diputado recibirá 38 mil 363 pesos por concepto de “Atención ciudadana apoyo de fin de año”, que es destinado para gratificaciones del personal de legisladores, por lo que la suma total es de 163 millones 986 mil 500 pesos.

Además recibirán 58 mil 297 pesos por concepto de “Informe de actividades legislativas”, etiquetado para los gastos derivados de los reportes anuales de trabajo legislativo que cada diputado realiza en su distrito
Los recientes hecho ocurridos en el Congreso del Estado muestran que la Legislatura estará completamente alejada de la ciudadanía, pues los diputados están más enfocados a sus intereses personales en lugar del beneficio a la población.

Durante los tres años que durará la LXIII, los más beneficiados serán los gobernantes panistas y los alcaldes emanados del Partido Acción Nacional (PAN), pero en ningún momento habría un beneficio a favor de los yucatecos.

En días pasados, los legisladores panistas, que representan la mayoría en el Congreso, aprobaron el pago de impuestos, derechos y otras cargas impositivas, tanto de reciente creación como el aumento de los ya existentes.

Lo mismo ocurrió el pasado martes 14, con la Ley de Hacienda del Ayuntamiento de Mérida, por lo que a partir del 1 de enero próximo, el gravamen será mayor, e incluso, con nuevos derechos e impuestos.
Por ende, el bolsillo de los yucatecos será lacerado de manera notable ante los caprichos de Barrera Concha, pues la economía apenas empieza a recuperarse tras la pandemia de Covid-19.
De tal manera, se tendrán diputados “levanta dedos”, enfocados solamente para satisfacer sus intereses para su carrera política.

En esta Legislatura han acudido cientos de yucatecos para pedir apoyo a los diputados, pero la mayoría fueron ignorados, ya que nunca fueron atendidos, por lo que cansados de esperar, optaron por retirarse.
Una vez más se comprueba que a los diputados sólo les interesa el pueblo cuando hay elecciones, quienes acuden a sus poblaciones a pedir el voto con numerosas promesas, la cuales, nunca se convierten en realidad, es decir, se trata simplemente de falacias.

Al mismo tiempo, el Congreso es un trampolín para encaminar su carrera política, algunos para convertirse en futuros alcaldes, o bien, para acudir a la Cámara de Diputados o el Senado de la República, o para preparar su camino para la alcaldía y la gubernatura.

Sólo que en esta ocasión, la situación es más descarada, pues de manera descarada se ha desligado de la intereses del pueblo.

SILENCIO TOTAL

En la actual Legislatura predomina la aplanadora blanquiazul, la cual ya se le olvidó lo que es la democracia que por muchos años siempre peleó y que prometió hacerla valer en dado caso de que sea mayoría.

Sin embargo, ahora, los panistas, como cualquier otra mayoría, votan y aplastan sin pensar en los daños directos y colaterales contra muchos de los contribuyentes cautivos que pagarán el diluvio de carga fiscal.
El paquete fiscal de Yucatán para 2022 tiene nuevos impuestos, incongruencia en las asignaciones presupuestales entre los poderes y entes autónomos, y un sobregiro en las finanzas públicas de mil 500 millones de pesos.

El sobregiro en las finanzas públicas se cubre con préstamos a corto plazo, los cuales, subrayan los opositores, no se terminará de pagar en 2022 y se trasladará a 2023, contraviniendo la Ley de Disciplina Financiera.

Los panistas hicieron caso omiso a las propuestas de los diputados opositores, tal el caso de efectuar una reasignación de recursos para los poderes y entes autónomos con el fin de asignarles un presupuesto que les permita realizar sus actividades y hacer frente a sus compromisos laborales, así como destinar recursos suficientes para amortizar el próximo año la deuda a corto plazo contratada.

También solicitaron una revisión exhaustiva de los anexos del presupuesto a fin de corregir los errores que contiene, como en el artículo 13 fracción XVIII.

Con la aprobación del Impuesto a la Emisión de Gases a la Atmósfera y el Impuesto a la Emisión de Contaminantes al Suelo, Subsuelo y Agua, se propuso establecer un fideicomiso integrado por perfiles científicos, técnicos, iniciativa privada y la Secretaría de Administración y Finanzas, para que de manera colegiada se determine y controle el destino de los recursos recaudados.

Ante la grave situación económica, el reemplacamiento es oneroso para los ciudadanos, por lo cual, los legisladores tricolores propusieron no considerar ese pago, al menos en tanto se hacen modificaciones a la Ley General de Hacienda, para que se considere cobrar sólo el costo de la matrícula.

Asimismo, se incluyó el cobro de derechos por servicios que presta la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) a escuelas de manejo, a laboratorios clínicos encargados de la aplicación de exámenes toxicológicos para aspirantes a instructores o instructores autorizados de escuelas de manejo, y un nuevo derecho para empresas de seguridad privada.

También incorpora el pago de derechos por rubros relacionados con los servicios que presta la Dirección del Registro Público de la Propiedad y del Comercio, por los servicios que presta la Dirección del Archivo Notarial del Estado, por los Servicios que presta la Dirección del Catastro, por servicios que presta la Secretaría de Educación, por acceso a la información, por los servicios que presta el Instituto de Movilidad y Desarrollo Urbano Territorial (Imdut), entre otros.

Además, se pretende que el reemplacamiento sea oneroso para los ciudadanos, cobrar derechos al transporte público y a quienes generan ingresos al dar servicio de transporte por medio de plataformas electrónicas.
Desafortunadamente, se coarta el derecho de ejercer la profesión a los corredores públicos, peritos valuadores y demás profesionistas relacionados, al condicionarles el registro a la aprobación de la evaluación de la autoridad para poder ejercer sus actividades profesionales de las cuales ya ostentan un título o licencia.

Por todo ello, a partir del 1 de enero de 2022, en Yucatán habría un retroceso socioeconómico, los efectos en las finanzas de los yucatecos sería peor que el generado por el Covid-19.
La situación empeorará debido a que la ceguera de poder que actualmente sufre el hoy alcalde de Mérida, quien sueña con ser gobernador de Yucatán.

De tal manera, los impuestos establecidos servirán para financiar su campaña electoral de ambos suspirantes, y para empezar, contará con colchón financiero de mil 500 millones de pesos, dinero a obtener en 2022 a través de los impuestos.

Por lo que en 2023, buscá una cantidad similar, pues su precampaña iniciaría en el segundo semestre de ese año.

El camino para es llano para Barrera Concha, pues cuenta con la mayoría panista del Cabildo y del Congreso.

UN MILLÓN AL AÑO

En el Congreso del Estado de Yucatán, cada uno de los 25 diputados recibió durante el año 2020 más de un millón 102 mil pesos por su labor, considerando el sueldo mensual neto y el aguinaldo.

Cada legislador recibe un sueldo bruto de 44 mil 880 pesos por concepto de Dieta, 34 mil pesos por Apoyo Parlamentario, 9 mil pesos de Vales de Despensa y 6 mil pesos de Vales de Gasolina, para un total de sueldo bruto mensual de 93 mil 880 pesos, que equivale a 84 mil 527 pesos de sueldo neto; multiplicada por 12 meses, da un total anual de un millón 14 mil 324 pesos.

Además, cada diputado recibió poco más de 105 mil pesos de aguinaldo en el cierre de año, equivalentes a 87 mil 981 pesos netos. Sumando el sueldo y la prestación netos, cada uno de los integrantes del Congreso local, recibió un millón 102 mil 305 pesos en todo el año.

El Legislativo reporta a través de su portal de transparencia que no se erogaron, sin embargo, hay mayores recursos en pago de viáticos en dicho año a los diputados. En la información disponible únicamente se menciona que se dio apoyo en este rubro a 2 legisladores que acudieron a realizar labores propias de su encargo.

Cabe destacar que la página de transparencia del Congreso del Estado hay rubros que no contienen la información debida.

En el apartado referente al uso y destino de recursos públicos no se revela información, como tampoco la hay en cuanto a los gastos en materia de comunicación social. No existe información del Programa Anual de Comunicación Social y de la erogación por difusión y publicidad.

Un millón al año

Cada legislador recibe un sueldo bruto mensual de 44 mil 880 pesos

34 mil pesos por Apoyo Parlamentario

9 mil pesos de Vales de Despensa

6 mil pesos de Vales de Gasolina

En total, sueldo bruto mensual de 93 mil 880 pesos

Equivale a 84 mil 527 pesos de sueldo neto

Multiplicada por 12 meses, da un total anual de un millón 14 mil 324 pesos

Además, cada diputado recibió más de 105 mil pesos de aguinaldo en el cierre de año, equivalentes a 87 mil 981 pesos netos, Sumando el sueldo y la prestación netos, cada uno recibió un millón 102 mil 305 pesos en todo el año.