----------

EDITORIAL

 

OTRAS INQUISICIONES

DESAFÍO

ENTRE SEMANA

LOS CAPITALES

EDITORIAL

DESPIERTA YUCATÁN:

¿DE QUÉ SE QUEJAN AHORA?

Redacción/Sol Yucatán

Ya es tiempo de que los yucatecos despierten y elijan bien a sus gobernantes. Que cuando lleguen las elecciones no se olviden de lo que dejaron de cumplir y vuelvan a votar por los mismos. Después se quejan, ya para qué. Hay que hacer uso del poder del voto para sacar a los mismos de siempre, sólo que aparecen en otros partidos.

Porque votar por los mismos si ya sabemos lo que hacen. Por qué creerles cuando llega la campaña electoral, de que ahora sí cumplirán. Hay que darles la oportunidad a los que no han estado, para ver que hacen. Tengan la seguridad de que peor no nos puede ir.  

Un voto vendido no sólo es cuestión de recibir unos pesos y una bolsa de despensa. Hay que concientizar que ese voto posiblemente se lo están dando al futuro gobernante que va a proteger al asesino de tu hijo, a un secuestrador de un familiar o a un torturador.

Nos quejamos durante toda la gestión de un Alcalde o un Gobernador, pero cuando llegan las elecciones votamos por los mismos y luego nos andamos quejando, si ya sabemos lo que van a hacer-

A poco Renán Barrera va a dejar de robar o Mauricio Vila va a desaparecer la corrupción Luego el alcalde buscará la gubernatura, ya sabemos que robó, y allí nuevamente votan por él. Así no tenemos derecho de quejarnos, merecemos los gobernantes ladrones que tenemos. Con tu voto puedes salvar la vida de un familiar, echando fuera a los torturadores, asesinos y secuestradores que están en el mismo gobierno

El 16 de agosto de los corrientes, circuló la nota donde se daba cuenta de que agentes de la Policía Estatal (SSP) detuvieron el pasado sábado a la 01:00 horas al joven Jacinto Canté Silveria, pero cuando sus familiares lo fueron a buscar resulta que la policía dijo que desconoce de su paradero.

Los abusivos y torturadores policías y sus jefes, eso incluye al comandante Felipe Saidén y subordinados de la SSP, al igual que los municipales de Mérida y/o todo Yucatán, ya están bajo la lupa de la presidencia de la República, la Secretaría de Gobernación, la Fiscalía General y la CNDH. Quisiéramos saber si los desaparecen o matan Todo esto después de la intervención del presidente Andrés Manuel López Obrador en la mañanera del pasado lunes 16 de agosto, al referirse al sádico homicidio y violación del joven veracruzano José Eduardo Ravelo Echeverría.

No acaban con esa brutal tortura, violación y homicidio y ya los policías yucatecos se metieron en una presunta desaparición del Joven Jacinto Canté Silveria

Cómo que el Escudo Yucatán del comandante Felipe Saidén está más que abollado, al igual que sus cámaras y videos manipulados presentados ante los tribunales yucatecos que permitieron la liberación de los cuatro policías municipales detenidos como presuntos responsables del horrendo crimen de José Eduardo, por falta de pruebas.

Familiares del joven Canté Silveira señalaron a los medios que en la corporación policiaca no aparece en la lista de detenidos, en Fiscalía del Estado tampoco está detenido, por lo que se desconoce su paradero y lo dan por desaparecido, por lo que piden la ayuda a la ciudadanía de que si lo ven informen sobre el paradero del joven al número celular 9994-37-26-63.

Hace unos meses, el ex fiscal Wilbert Cetina Arjona Despierta presentó su renuncia en el marco de una serie de escándalos de corrupcion. De la voz del fiscal se puede escuchar: “No respeta, viola todo, detiene, los tiene 14 horas, les rompe la madre, luego me los manda como si fuera flagrancia. Digo, ¡no mames! Cuando son de veras delincuencia organizada, violación, delitos graves, ¡puta, lo que quiera!“.

Lo anterior no solo es relevante porque Cetina se está refiriendo al Secretario de Seguridad Pública, Luis Felipe Saidén Ojeda, también lo es porque reconoce tácitamente el contexto de detenciones arbitrarias, violencia policial y autorización de la Fiscalía para realizar violaciones a derechos humanos. Aunque fue poco discutido, no se debe dejar de lado su gravedad, sobre todo porque casi a diario se reitera en el discurso oficial que Yucatán es el “estado más seguro” y uno de los “mejores lugares para vivir”.

El año pasado, Elementa (organización de la sociedad civil) presentó un informe sobre violaciones a derechos humanos en Yucatán. En dicho informe se dedica una parte importante a complejizar esta discusión sobre “seguridad” y en resumen se puede decir que más allá de tener una comprensión integral del tema, las administraciones pasadas y la presente, se han dedicado a alimentar una narrativa que comunica que “la policía nos protege”, lo cual es un problema que ha derivado en al menos tres cosas: tortura, detenciones arbitrarias e impunidad ¿Por qué? Porque existen lógicas institucionales como las que reveló el audio de Cetina.

Como muestra, la Comisión de Derechos Humanos del Estado (CODHEY) vía solicitud de acceso a la información confirmó que en 82 casos (entre el 28 de febrero y el 31 de agosto de 2020) hubo tortura, detenciones arbitrarias, lesiones o algún otro tipo de violencia ejercida por agentes de la policía estatal