Portada

EDITORIAL: VILA PISOTEA A EMPLEADOS

Redacción/Sol Yucatán

Con la el voto a favor de la mayoritaria de los diputados del Congreso del Estado, se aprobó la propuesta del gobernador panista Mauricio Vila Dosal de la nefasta Nueva Ley del Instituto de Seguridad Social de los Trabajadores del Estado de Yucatán (ISSTEY), que golpea a pensionadas y pensionados, jubilados y jubiladas, maestras y maestros, empleados de la policía, de los poderes ejecutivo, legislativo y judicial, personal de salud, de la fiscalía, de organismos autónomos y ayuntamientos, entre otros.

Esta ley, después de 40 años, se modifica con la finalidad de hacer pagar a los trabajadores todo el saqueo que, de sus propios ahorros, han hecho a lo largo de décadas los gobiernos estatales. Todo estaba tan orquestado que por la tarde fue publicada la nueva ley reformada en el periódico oficial del estado para que entre en vigor y no se pueda hacer ninguna consulta sobre la misma.

Entre los puntos más preocupantes de dicha iniciativa, destaca que se violentaron los derechos adquiridos al aplicar retroactivamente una ley anticonstitucional e injusta, en las que las aportaciones obligatorias de los trabajadores crecerán del ocho al 15 por ciento, lo que supondrá un duro golpe a su bolsillo al reducirse su salario. La intención es que el gobierno pueda obtener más dinero y gastar menos, por ello que también se canceló que los pensionados al fallecer puedan transferir la pensión a su esposa. Una más que viola los derechos humanos es obligar a jubilarse después de 35 años de servicio y, además, se aumenta en 10 años la edad de jubilación, al pasar de 55 a los 65 años.

Es una canallada que violenta los derechos laborales, como un experimento para aplicar después en toda la república, traerá consecuencias para las aspiraciones presidenciales de Mauricio Vila ya que nadie quiere un gobierno que exprima a los trabajadores para beneficio de la llamada “casta divina”. Hay que recordar que, al llegar al poder, el actual mandatario, despidió a miles de trabajadores, por lo cual enfrenta 9 mil 835 demandas laborales que siguen sin resolverse.

Por lo pronto los mismos diputados que, en el Quinto Período Extraordinario de Sesiones, de la LXIII Legislatura aprobaron esta ley, la mayoría del Partido Acción Nacional (PAN), se escondieron avergonzados, y el Congreso ocultó los nombres de los legisladores que votaron a favor de esta ley, porque saben bien que va contra los trabajadores, a quienes obligan a pagar los platos rotos provocados por las rapacerías que cometen los políticos.

Ese día, los jubilados, pensionados y burócratas en activo, se manifestaron pacíficamente afuera del recinto legislativo para gritar consignas contra esta legislación que lastima sus derechos. Algunos pusieron piedras en la salida del estacionamiento para poder cuestionar a los diputados antipopulares y otros bloquearon el periférico. Que se largue Vila, fuera Vila, gritaban.

Ya se prepara la venta ilegal del Hotel Costa Club de los fideicomisos de los terrenos de Ucú que no se pueden vender porque son patrimonio y parte de las prestaciones tienen los trabajadores del ISSTEY. Los desarrolladores inmobiliarios se relamen los bigotes, porque en el gobierno de Vila ha sido de pura bonanza basada en el despojo salvaje a los mayas, de todos los espacios inmobiliarios que adquieren rematan para después revenderlos a elevados precios.

Hay que recordar que el superasesor del actual mandatario estatal, Ulises Carrillo Cabrera, también lo era de la gobernadora Ivonne Ortega Pacheco, quien tiene en su oscuro pasado la desaparecieron 2 mil 500 millones de pesos que estaban depositados en bancos, correspondientes al pago de las cuotas de los burócratas en el ISSTEY.

En junio de 2021, los integrantes del Grupo Hormiga interpusieron la denuncia ante la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción del Estado, número C2/13/2021, por el delito de uso ilícito de atribuciones y facultades, en contra de la actual directora del Isstey, María Isabel Rodríguez Heredia, y el subdirector de pensiones, Moisés Eduardo Pacheco Pinelo. Pero la denuncia está enlatada, por ello los integrantes del Grupo Hormiga, acusan a Vila Dosal de que es un “depredador, exhibicionista, un político incapaz de quinta”.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba