NarcotráficoReportajes Especiales

“El JJ”: DE FRUSTRADO SACERDOTE A GATILLERO A SUELDO

*José Jorge Balderas Garza, autor intelectual y material de cientos de narcoejecuciones

*Su amigo, maestro y protector, Édgar Valdez Villarreal, “La Barbie”

*Pensó en abrazar el sacerdocio, pero esto sólo quedó en buenas intenciones, pues ya le habían gustado el dinero fácil y las emociones fuertes, por lo que se dedicó de lleno a la vida criminal

 José Sánchez López/Corresponsalías Nacionales/Grupo Sol Corporativo

(Primera de dos partes)

Sinaloa.- José Jorge Balderas Garza, “El JJ”, de 46 años, que utilizaba al menos otra media docena de nombres y alias para despistar a la policía, entre ellos “El Jey Jey” o   “El Modelo”, nació en 1976 en Mazatlán, Sinaloa, y antes de cumplir 12 años de edad abandonó el seno familiar, dedicándose a cometer robos con pandilleros de la colonia Jaripillo, una de las zonas marginadas de la municipalidad.

Fue detenido en varias ocasiones, pero dados sus ilícitos de poca monta quedaba rápidamente en libertad. Sin embargo, su azarosa vida lo llevó a situaciones difíciles; hasta hubo un momento en que pensó en cambiar, meterse a un seminario y ser sacerdote, así lo declararía ante las autoridades tras su última detención.

-“Cuando tenía 13 o 14 años quería ser sacerdote… y qué cambio tan brusco, ¿no?”, declararía ante el Ministerio Público en 2011, luego de haber sido capturado por balear al futbolista paraguayo Salvador Cabañas Ortega, entonces máximo goleador del América, el 25 de enero del 2010, en los baños del Bar Bar, situado al sur de la Ciudad de México.

Aquél supuesto deseo de abrazar el sacerdocio sólo quedó en buenas intenciones, pues ya le habían gustado el dinero fácil y las emociones fuertes, por lo que se dedicó de lleno a la vida criminal.

Comenzó como narcomenudista independiente, de los llamados “Cártel de a Kilo”  y, gracias a su dominio del inglés, inició una serie de viajes al vecino país, bajo la fachada de “empresario”, a tal grado que llegó a obtener la residencia en Estados Unidos.

No obstante, fue descubierto en una de sus tantas entregas de droga  a narcotraficantes norteamericanos y fue detenido a principios de 2001. El arresto fue por distribución de drogas, por lo que estuvo preso durante ocho meses. Perdió la nacionalidad estadounidense, fue deportado a fines de 2001 a México y retomó sus actividades como narcomenudista.

Fue ese mismo año cuando conoció a Sergio Villarreal Barragán, alias “El Grande”, y a José Gerardo Álvarez Vázquez, (a) “El Indio”, quienes lo contactaron con Édgar Valdez Villarreal, “La Barbie”, con quien comenzó a trabajar.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba