----------

EDITORIAL

 

DESDE LA BARRERA

CIRCUITO CERRADO

DIARIO EJECUTIVO

DESAFÍO

ESPIRAL DEL SILENCIO: ¡ELLOS SABEN QUIÉNES SON!

InicioHoy EscribeESPIRAL DEL SILENCIO: ¡ELLOS SABEN QUIÉNES SON!

Por Urbano Barrera

Cada seis años en México se disputan y eligen en las urnas los puestos de elección popular. Se evalúa las reglas electorales, a los árbitros y la calidad de los participantes. Pero estos actores ya pasaron de moda.

Hoy se integran nuevos elementos: el miedo, terror y poderío de grupos de facto. Junto con ello, el ‘dinero sucio’ de las drogas, la compra de votos institucionalizada apoyada en la explotación de la miseria y la desesperanza de millones de mexicanos. Etiqueta de supuesta política alternativa.

La batalla se librará en un territorio ensangrentado, de promesas y obras incumplidas, con presencia del crimen en toda la geografía nacional y con un sinnúmero de candidatos que dejaron de coquetear con las mafias, sino simple y sencillamente son mafiosos. ¡Ellos saben quiénes son!

En este 2024, la etapa romántica de descubrir: el ‘carrusel’, a los ‘mapaches’ electorales, el ‘embarazo’ y robo de urnas, la duplicidad de actas…, se convirtió en un juego de niños.

Tampoco el conflicto es identificar la supuesta ‘guerra sucia’, el perverso uso mediático, clientelar, el intercambio de votos por favores, bienes, servicios y recursos.

No están en la palestra las tarjetas Monex Grupo Financiero, el Grupo Comercial Inizzio y Soriana con lo que se inyectó 3 095 953 918.71 millones de pesos. Eso son colaciones, garbanzos y chuchulucos.

Si bien en 2000, 2006, 2012, 2018 la vigilancia era por el cumplimiento de los requisitos legales, el financiamiento de partidos, la propaganda-basura, la impresión legal de boletas, la integración  adecuada del padrón y listas nominales, capacitación de funcionarios, observadores, instalación de casillas, cómputo y recuento, esto es tema superado practicas del azoico-temprano.

Documenta el politólogo Alberto Aziz Nassif que la elección del 2000 donde se impuso Vicente Fox fue un “proceso casi idílico,  un tránsito pacífico que se nutrió de una ola de legitimidad por la alternancia después de 71 años de gobernar un solo partido”.

En 2006, infiere, por el contrario, quedó en duda la legitimidad y la calidad de esa sucesión por una campaña polarizante y por el resultado de empate.

En 2012 el resultado arrojó claroscuros y paradojas, no hubo un factor que abarcara todo el escenario o polarizara a la sociedad como sucedió seis años antes.

Las elecciones de 2012 fueron la expresión de un Estado que se ha ido desorganizando por la captura de los poderes fácticos que han debilitado el espacio público y han propiciado un vaciamiento de la democracia que se ha poblado de mecanismos clientelares que dominan el vínculo entre gobernantes y gobernados, entre partidos, candidatos y ciudadanos empobrecidos con capacidades débiles para exigir sus derechos, modelo que cubre a importantes sectores de la población, sugiere.

Para 2018 el hartazgo y una campaña de ficción y balandronadas, que se prolongó en el espectro mediático todo un sexenio, cimentada en la imposición de la fuerza militar y la violencia conforman el nuevo escenario electoral.

Ya no se necesita destinar millonarios presupuestos para 2 mil 335 emisoras de radio y televisión en donde se pautaron al menos 28.1 millones de spots promocionales. Eso se hizo todos los días de siete a diez de la mañana en canales oficiales y golpes blandos sistemáticos mediático-verticales.

El rasgo más significativo para este 2024 es contrarrestar a los poderes fácticos, los intereses ilegítimos, al crimen organizado que le interesa gobernar desde mil 808 alcaldías, porcentajes importantes en los 31 Congresos locales y federal, gobiernos locales  e infiltrarse en todos los sectores.

Esto es, la calidad de las elecciones mexicanas –organización de la jornada, representantes, cómputo, resultados, recuentos– no está, lo único que se debe vigilar es que no se extiendan constancias de mayoría o certificados de legitimación a criminales. La tarea es casi imposible para el Instituto Nacional Electoral (INE), pero no para la ciudadanía.

GESTIÓN DE CRISIS

Cada fin de año el presidente Andrés Manuel López Obrador califica una lista de indultos de procesados. Hay que transparentarlas, pues se excarceló a José Ocampo Verdugo ‘El Rey de las Cajas de Ahorro’, sólo que este, después de 18 años de encierro, apenas disfruto la libertad y murió.

Síguenos en Google News

Te podría interesar: