----------

― Advertisement ―

CUERPOS Y VEHÍCULOS CALCINADOS EN NARCOENFRENTAMIENTO

Redacción/Sol Yucatán Cruento enfrentamiento entre miembros criminales se registró en la frontera de Nuevo León que colinda con Tamaulipas, con saldo de vehículos calcinados y...

FBI CONFIRMA DOS EXCLUSIVAS DE GRUPO SOL

InicioNacionalesFBI CONFIRMA DOS EXCLUSIVAS DE GRUPO SOL
  • Los casos de Moreno Valle y el del ex gobernador Aristóteles Sandoval

Redacción/La Opinión de México/Sol Quintana Roo/Sol Yucatán/Sol Campeche/Sol Chiapas/Sol Belice/La Opinión de Puebla

Puebla. – Por segunda ocasión, el Buró Federal de Investigaciones (FBI), de los Estados Unidos, confirmó dos exclusivas que dio a conocer, oportuna y anticipadamente, Grupo Sol, conformado por los periódicos Sol Quintana Roo, Sol Yucatán, Sol Campeche y La Opinión de México.

Uno fue el caso del helicopterazo, en el que falleció el ex gobernador Rafael Moreno Valle, su esposa, la gobernadora de Puebla, Martha Érika Alonso, su asistente Héctor Baltzar Mendoza y los capitanes Roberto Coppe Obregón y Marco Antonio Tavera Romero.

Esta casa editorial dio a conocer que las investigaciones se extendían a la empresa que había rentado la nave, ante la presunción de que estuviera relacionada con el delito de trata de personas.

El percance ocurrió el 24 de diciembre de 2018. Grupo Sol dio a conocer el resultado de sus investigaciones periodísticas y poco después el FBI corroboró lo difundido por esta casa.

Ahora, en una de las conferencias mañaneras de la semana pasada, el presidente Andrés Manuel López Obrador, confirmó la especie y señaló que las indagatorias se ampliarían hasta donde fuera necesario para el total esclarecimiento del caso.

Fuentes allegadas a las pesquisas, confiaron a Grupo Sol que la Fiscalía Especializada en materia de Derechos Humanos de la Fiscalía General de la República, a cargo de Sara Irene Herrerías Guerra, intercambia ya datos con la División de Servicios para Víctimas del FBI, de manera concreta con la Unidad Investigativa de Explotación Infantil (CEIU).

Asimismo, trascendió que la FGR recibió información de autoridades norteamericanas en el sentido de que el helicóptero del siniestro, presuntamente fue rentado meses antes por integrantes de una red de trata de personas que operaba en Cancún, Quintana Roo.

El otro caso, en el que quedó demostrado el profesionalismo de los colaboradores de esta empresa editorial, fue el atentado en contra del ex mandatario poblano, Rafael Moreno Valle Rosas, cuyas investigaciones periodísticas arrojaron la presunta responsabilidad en los hechos del colombiano Carlos Andrés Rivera Varela, alias «La Firma»; Julio César Moreno Pinzón, «El Tarjetas», y un sujeto identificado como Christian, «La Gallina».

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos ha reconocido al Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG) como parte responsable de los episodios más violentos en México.

Al capturar a 2 cabecillas del cartel, estos confirmaron lo publicado por Grupo Sol.

La agencia gubernamental de la OFAC Oficina de Control de Activos Extranjeros (por sus siglas en inglés) señaló a Carlos Andrés Rivera Varela, alias La Firma, y Francisco Javier Gudiño Haro, alias La gallina, ambos miembros del CJNG, por orquestar y ordenar asesinatos utilizando armamento de alto poder, tal como lo publicó Grupo Sol el 19 de diciembre de 2020, apenas un día después del atentado al ex gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval.

Mediante un comunicado, se señala que el asesinato del exgobernador de Jalisco Aristóteles Sandoval en Puerto Vallarta, quien fue ultimado por varios disparos por la espalda en el baño de un restaurante mientras cenaba con unos amigos fue ordenado y planeado por 3 personajes del CJNG, de los cuales 2 ya fueron detenidos.

Aquí el reportaje:

LA “FIRMA”, EL “TARJETAS” Y LA “GALLINA” LOS EJECUTORES DE ARISTÓTELES SANDOVAL.

  • Fuentes ministeriales apuntan al colombiano Carlos Andrés Rivera Varela, «La Firma»; Julio César Moreno Pinzón, «El Tarjetas», y un sujeto identificado como Christian, «La Gallina», como principales operadores del grupo criminal en Puerto Vallarta
  • En el crimen participaron al menos 30 hombres armados, quienes arribaron después de la una de la madrugada en por lo menos cuatro vehículos al negocio
  • Los criminales rodearon el restaurante bar y dos de ellos ingresaron y alcanzaron al político jalisciense en el baño, donde lo asesinaron y huyeron con el resto del grupo sin problema

Washington. – Los últimos avances de la Fiscalía de Jalisco se han obtenido a través del testimonio de 20 personas, quienes han colaborado para esclarecer el asesinato de Aristóteles Sandoval.

La principal línea de investigación que siguen las autoridades ministeriales sobre el asesinato del exgobernador es que detrás de los hechos está el Cártel Jalisco Nueva Generación.

Fuentes ministeriales apuntan al colombiano Carlos Andrés Rivera Varela, «La Firma»; Julio César Moreno Pinzón, «El Tarjetas», y un sujeto identificado como Christian, «La Gallina», como principales operadores del grupo criminal en Puerto Vallarta y como los presuntos autores intelectuales.

Cabe recordar que «El Tarjetas» es señalado de ordenar el atentado contra el secretario de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México, Omar García Harfuch, donde el CJNG invirtió millones de pesos para la compra de armamento y pago a los sicarios.

En el caso del ex gobernador, las fuentes consultadas señalaron que probablemente se envió una célula de la organización criminal entrenada en campamentos de Tomatlán, la comunidad de Las Palmas, Puerto Vallarta, o Tuilo, para cometer el atentado contra Sandoval Díaz, quien llevaba días en la zona turística, a donde llegó para vacacionar.

El restaurante-bar «Distrito 5», que operaba desde hace aproximadamente dos años y que está en la plaza comercial «Altamar», era frecuentado por empresarios y personas de alto nivel económico, según vecinos de la zona.

Por segundo día, agentes de la Policía de Investigación de la Fiscalía General del Estado de Jalisco continuaron con las diligencias e interrogatorios para recabar indicios que lleven al esclarecimiento de los hechos, cuyas evidencias fueron alteradas.

Empleados del restaurante-bar y mandos de la Dirección de Seguridad Pública de Puerto Vallarta han sido interrogados por los elementos ministeriales, estos últimos para explicar su tardía respuesta ante la situación suscitada.

Elementos del Ejército y de la Guardia Nacional asumieron el resguardo y vigilancia del bar «Distrito 5», desplazando a los elementos de la Policía Municipal, que sólo realizan labores para agilizar el tránsito en esta zona del boulevard Francisco Medina Ascencio, la avenida más exclusiva de Puerto Vallarta.

La Fiscalía General de la República (FGR) no ha atraído el caso, porque hasta el momento la Fiscalía General del Estado no se lo ha solicitado, por lo que las indagatorias siguen a su cargo.

En más de una semana se han realizado análisis de la zona, videos y se lograron encontrar más casquillos dispersos en áreas no visibles. Aunque se aseguró que los empleados del bar, donde murió el exgobernador, manipularon la escena del crimen; no se cuenta con ninguna persona detenida.

Puerto Vallarta, tesoro turístico de Jalisco, fue intervenido por la Policía Municipal, la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, para reforzar la vigilancia en la zona.

El Fiscal de Jalisco, Gerardo Octavio Solís Gómez, informó que han logrado avances en las investigaciones y ya tienen fotografías de quienes serían los autores materiales.

Precisó que se están logrando las primeras órdenes de aprehensión «que por el sigilo no se pueden comentar, y van a ser trabajadas por autoridades municipales, estatales y federales».

Como parte de los avances en las investigaciones, indicó que «presumiblemente» ya tienen fotos de los autores materiales de los hechos y señaló que si esto se confirma tendrían muy adelantadas las investigaciones «sobre qué fue y cómo sucedió» el crimen contra el exgobernador, ocurrido el pasado 18 de diciembre en el bar Distrito Cinco, de Puerto Vallarta.

Por otra parte, testimonios de otro custodio que salió ileso en el atentado contra Sandoval indican que en el crimen participaron al menos 30 hombres armados, quienes arribaron después de la una de la madrugada en por lo menos cuatro vehículos al negocio ubicado en una plaza gastronómica sobre el bulevar Medina Ascencio, la principal avenida vallartense.

Los criminales rodearon el restaurante bar y dos de ellos ingresaron y alcanzaron al político jalisciense en el baño, donde lo asesinaron y huyeron con el resto del grupo sin problema.

El escolta ileso y uno de los acompañantes de Sandoval lo llevaron al hospital Puerta de Hierro, pero el priista falleció debido a la gravedad de sus heridas. Alrededor de las 15:35 horas y, tras la necropsia de ley, el cuerpo fue trasladado a Guadalajara.

Según la relatoría que hizo el Fiscal Estatal Gerardo Octavio Solís Gómez, quien junto al gabinete de Seguridad se trasladó a Puerto Vallarta, Aristóteles Sandoval llegó pasadas las 10 de la noche al bar acompañado de un hombre, luego se les unió otro hombre y una mujer, con quienes estuvo hasta que se dirigió a los sanitarios.

Aunque Solís dijo que, como obliga la ley, el exgobernador contaba con un grupo de entre 14 y 15 escoltas, fue evidente que durante el ataque no había esa cantidad de personas para su resguardo, lo que durante el día fue severamente criticado por Mariana Fernández, líder de la bancada del PRI en el Congreso local, quien señaló que se trató de una irresponsabilidad.

Lo más reciente en las investigaciones realizadas por el asesinato de Aristóteles Sandoval fue el aseguramiento de vehículos en Puerto Vallarta, esto por parte de un grupo de elementos de seguridad de los tres órdenes de Gobierno, que se apostó a las afueras del complejo de condominios Icon para continuar con las indagatorias del caso.

En este complejo de tres edificaciones de lujo, elementos pertenecientes a la Fiscalía General del Estado (FGE) de Jalisco realizaron las pesquisas pertinentes y para sacar los vehículos fue necesario usar una grúa.

De ahí, un convoy se dirigió al edificio de la Fiscalía Regional, en el cual se montó un fuerte dispositivo de seguridad, por lo que dos carriles de la avenida Paseo de las Palmas, vialidad donde se encuentran las oficinas, fueron cerrados.

Hasta el momento, las autoridades guardan absoluta discreción de a quien pertenecían los vehículos asegurados en Puerto Vallarta y si es que hubo algún detenido durante la operación.

Cabe señalar que el complejo de edificios Icon se encuentra a menos de cinco minutos del restaurante «Distrito 5», lugar donde el exgobernador Aristóteles Sandoval Díaz sufriera un atentado el pasado viernes.

Dicho edificio se ubica en plena Zona Hotelera de la ciudad y sus departamentos tienen valores que superan el medio millón de dólares. Extraoficialmente, se menciona que, en dicho complejo de edificios, Aristóteles Sandoval Díaz tenía un departamento, el cual usaba para descansar durante sus estancias de trabajo.

Se reveló que en un hotel de la joya turística fueron detenidas personas y asegurados vehículos. No obstante, la FGE no han informado oficialmente los resultados de estas acciones.

El operativo también dejó el aseguramiento de un bar localizado en el Bulevar Francisco Medina Ascencio y Paseo de la Marina.

Su asesinato en Puerto Vallarta a mano de sicarios hizo visible una vez más el poder de desafío y corrupción que tiene el Cártel de Jalisco Nueva Generación no sólo en esa entidad sino en el país.

A reserva del avance de las investigaciones y confirmaciones de hipótesis, algunas están relacionadas a su padre, Leonel Sandoval, quien fue muchos años magistrado; otra con el empresario hipotecario José Felipe N., quien fue encontrado asesinado el pasado 24 de noviembre; y otra sobre su posible regreso a la política. Lo que queda claro es que la banda criminal cada vez tiene raíces más fuertes de control en esa región.

Así lo revela la manera en la que se operó el asesinato, tanto antes, como durante y después.

Fuentes nacionales y locales involucradas en las investigaciones confirman que lo más claro es la forma «profesional» con la que se planeó el crimen. Los perpetradores encontraron el punto y momento más débil del político para cercarlo y asesinarlo. Conocían de su círculo de seguridad y sabían que matarlo en exteriores sería muy difícil.

Es presumible que los empleados del bar «Distrito 5» estuvieran coludidos o al menos siguieran las órdenes de un «superior» involucrado en el plan de homicidio, porque facilitaron el acto, la fuga de los responsables, e hicieron más difícil la investigación dado que limpiaron la escena del crimen. Además, arrancaron las cámaras de seguridad de los interiores y exteriores, o permitieron que un grupo lo hiciera.

La forma y ruta que tomaron los sicarios para huir hacia el turístico pueblo San Sebastián del Oeste, un camino lleno de curvas hacia donde es difícil circular a alta velocidad, habla del control que tienen en ese territorio.

Agentes de inteligencia que estudian el caso no tienen duda sobre el grado de colusión de los mandos medios de seguridad del estado en los hechos: cuando un grupo criminal logra penetrar esos niveles se muestran seguros de operar con impunidad y romper círculos de seguridad de objetivos, así como de moverse en zonas donde supuestamente debería haber vigilancia policíaca.

En el caso del helicóptero Agusta A 109 con matrícula XA-BON, en el que murieron Martha Erika y Rafael Moreno Valle el pasado 24 de diciembre de 2018, fue investigado por el FBI ante posibles vínculos con una red de trata de personas en Cancún, Quintana Roo.

Vinculan aeronave de Moreno Valle con trata de menores

Tras la pregunta realizada por el corresponsal de esta casa editorial al interior de Palacio Nacional, en la que exhibió que el helicóptero Agusta A109S Grand, matrícula XA-BON, se encontraba sujeto a una investigación del FBI por presuntamente estar involucrado en una red de trata de menores en Cancún, Quintana Roo, el jefe del Ejecutivo respondió que la Fiscalía General de la República (FGR) ya cuenta con un expediente sobre el caso y pedirá el avance de las investigaciones para conocer a fondo lo sucedido.

«Se hicieron todos los peritajes, se llegó a que se había tratado de un accidente, esto a través de un dictamen que realizó una agencia que contrató la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, se envió toda la información a la Fiscalía General de la República, ellos tiene abierto este caso, la Fiscalía podría informarnos como está la situación”.

Mencionó que exhortará a la FGR para que entregue el avance de las investigaciones y conocer si existe vínculo con la red de trata de personas.

La investigación:

Grupo Sol publicó que la empresa Servicios Aéreos del Altiplano que perteneció a Servicios Aéreos Milenio (SAM), cuenta con un largo expediente de irregularidades durante los 40 años que ha operado en el país.

Entre ellos, destaca una denuncia pública realizada por la periodista Lydia Cacho, quien informó que la empresa SAM, se dedicaba al servicio de taxi aéreo en Cancún, y en una de las unidades, que vendió al entonces gobernador, Joaquín Hendricks Díaz (2004), secuestraron a tres niñas provenientes de Florida.

«A tres niñas americanas de Florida las trajeron en un avión privado, decían que era de un gobernador, declaró una de las niñas mexicanas víctima de la red de trata sexual de Cancún en 2004».

Tras hacerse público el caso, el FBI intervino en las investigaciones que involucraron a toda la empresa, la cual sigue en funcionamiento pese a las constantes irregularidades y denuncias presentadas en su contra.

El helicóptero en el que viajaban Martha Érika Alonso y Rafael Moreno Valle y en el cual perdieron la vida, pertenecía a la empresa Servicios Aéreos del Altiplano.

Cabe destacar que en los últimos 40 años, el modelo Augusta ha sido el personaje central de más 150 accidentes aéreos, sin embargo las autoridades han señalado reiteradamente que no han encontrado los elementos necesarios para llevar a cabo una investigación a fondo y por lo mismo, la empresa, con diferentes nombres, ha seguido operando sin problemas.

La ahora Servicios Aéreos del Altiplano, perteneció a Servicios Aéreos Milenio (SAM), cuyo dueño era el ex senador priista, Ricardo Urzúa Rivera, aunque después pasó de las manos del ex legislador priista a la compañía de los textileros de Xalapa, los hermanos Rafael y José Antonio Torre Mendoza.

A su vez Rafael Torre Lamuño, hijo de José Antonio Torre Mendoza, en marzo de 2012 fue enlace del PRI con los empresarios tlaxcaltecas para apoyar la campaña de Enrique Peña Nieto, y en diciembre de 2017 fue uno de los 84 empresarios poblanos que se reunieron con el entonces precandidato presidencial José Antonio Meade Kuribreña en el club de golf Las Fuentes.

Urzúa Rivera fue el diputado federal suplente de Ardelio Vargas Fosado, quien le heredó la curul cuando en 2011 Rafael Moreno Valle Rosas, lo designó titular de Seguridad Pública de Puebla y arribó al Senado como sustituto de Raúl Cervantes Andrade, cuando éste fue nombrado titular de la desaparecida Procuraduría General de la República.

Ricardo Urzúa, fue beneficiado por el gobierno poblano de Mario Marín Torres, con 132.5 millones de pesos por la renta de aeronaves para viajes personales. La empresa fue la elegida para los viajes del llamado «Góber Precioso» a destinos turísticos como Acapulco, Cancún y Loreto, así como a las ciudades texanas de Houston, San Antonio y Laredo.

Desde el 11 de agosto de 2011 se conoció el caso, con base en facturas pagadas por el gobierno de Puebla a la empresa del entonces diputado federal priista y para los viajes de Marín se contrataron los servicios de un Lear Jet 45, matrícula XA-GTP; un Falcón 20 matrícula XA-YUR; un Mustang C-510 matrícula XA-JRT, y un helicóptero Bell 407, pese a que el Gobierno del estado contaba con sus propias aeronaves.

Ya como senador del PRI, Urzúa Rivera encontró la fórmula ideal para volar en primera clase durante tres sexenios consecutivos, el asociarse con los juniors de los gobernadores en turno.

Con Melquiades Morales Flores fue melquiadista, pues como socio del hijo del mandatario, Fernando Morales, logró amasar fortuna con su empresa Video Grylm, además de sentar los cimientos de Servicios Aéreos Milenio.

Precisamente con esta empresa, ya en el sexenio de Mario Marín Torres, se hizo socio del hijo del mandatario, Mario Marín García, para rentar aviones ejecutivos y brindar asesorías a gobiernos estatales, federal y empresarios.

Urzúa creó otras dos empresas aéreas que han sido rentadas por el gobierno de Puebla para traslado de amigos, políticos y toda aquella especie que viene a visitar la entidad, a costa del erario: Aviheli Servicios Aéreos, dedicada a la renta de helicópteros de ejecutivos y Potosina del Aire, enfocada a la prestación de aviones y aeronaves para gobiernos.

La empresa SAM, fue investigada por la DEA el FBI tras la denuncia pública que realizó la periodista Lydia Cacho cuando escribió: “a tres niñas americanas de Florida las trajeron en un avión privado, decían que era de un gobernador, declaró una de las niñas mexicanas víctima de la red de trata sexual de Cancún en 2004.

Ninguna de las autoridades mexicanas inició alguna línea de investigación, pero las agencias extranjeras descubrieron la existencia de la empresa Servicios Aéreos Milenio, S.A de C.V., cuyo principal cliente era el Gobierno de Puebla y las administraciones priistas de ocho estados.

Se estableció que Mario Marín Torres había destinado de manera irregular 66.4 millones de dólares para adquirir una flota de helicópteros y aviones a través de su hijo Mario Marín García y prestanombres.

Las pesquisas revelarían que los gobiernos de Durango, Nayarit, Nuevo León, Oaxaca, Querétaro, Quintana Roo, Tabasco y Estado de México habían ayudado a la empresa de aviación del ex gobernador de Puebla, Mario Marín, llamada Servicios Aéreos Milenio S.A. de C.V. y que prestaba servicios de helicópteros y aviones Lear Jet 45.

Esa compañía también adquiría las naves Bell y usaba los modelos Agusta. Estos aparatos eran rentados por el gobierno mexiquense para vuelos de los funcionarios.

En tanto, la investigación por el accidente de helicóptero continúa abierta y aunque el proceso se lleva a cabo en el ámbito judicial del estado de Puebla, mantienen abierta la investigación correspondiente por algún posible delito federal que pueda surgir durante el proceso, toda vez que hasta ahora van cinco vinculados a proceso.