NacionalesPortada

GIRAN ORDEN DE APREHENSIÓN A HIJO DE RAÚL MARTINS

  • A Mariano Martins se le imputan los mismos delitos que a su progenitor.

Redacción/La Opinión de México/Sol Quintana Roo/Sol Yucatán/Sol Campeche/Sol Chiapas/Sol Belice/La Opinión de Puebla

EXCLUSIVA

Argentina.- Luego que la fiscal Paloma Ochoa pidiera la elevación de la causa a juicio, en contra de Mariano Julio Augusto Martins Cancela, petición concedida por el juez Sebastián Casanell que otorgó la respectiva orden de aprehensión, el hijo del proxeneta Raúl Luis Martins Coggiola podría ser encarcelado por los mismos delitos que se le imputan a su padre.

Mariano Martins, quien reside en España y que ya fue indagado en la ciudad de Benidorm y procesado por el delito de lavado de activos, “no pudo localizarse y notificársele debidamente”, por lo que el Tribunal de Juicio ordenó que se le localice debidamente y quede a disposición del juez de la causa

Sebastián Casanello, titular del Juzgado Federal 7, que lleva el expediente “Martins” en el que se investiga lavado de activos, señala que uno de los involucrados es el hijo de Raúl Martins, acusado de ingresar en el mercado bienes no declarados que provenían de la explotación sexual por medio de operaciones bancarias y financiares y de la compraventa simulada de propiedades.

La causa que pesa sobre Martins es una compleja investigación sobre prostitución, trata de personas y lavado de activos, que fue dividida en varios expedientes. Uno de ellos es el que tiene como acusado a su hijo Mariano.

La fiscal Paloma Ochoa acusa que el imputado, quien vive en Valencia, España, trató de dar apariencia ilícita, a través de diversas operaciones inmobiliarias en el marco de estructuras jurídicas y financieras, a fondos que provendrían de la red de trata y explotación sexual de personas que integraría su padre.

Entre el año 2009 y 2011, por medio de diversas operaciones bancarias y financieras y la compra-venta simulada de propiedades, el imputado puso en el mercado bienes no declarados, de origen ilícito que podrían provenir de la explotación sexual de su padre Raúl Martins, a fin de darles apariencia de licitud.

Al imputado se le recibió declaración indagatoria vía exhorto en julio de 2015, cursada al Juzgado de Instrucción N.º 3 de Benidorm, ubicado en la ciudad y municipio español de la provincia de Alicante en la comunidad valenciana.

En su oportunidad, Martins dijo desconocer que su padre “se dedicara a la trata de personas con fines de explotación laboral y jamás tuve intención de dar apariencia de lícito a monto alguno que mi padre hubiera obtenido de manera ilícita”.

Las operaciones en las que participé, dijo esa vez, se hicieron antes de que yo supiera a qué se dedicaba mi padre. Tengo la convicción que el dinero depositado no era de mi padre, sino de mi abuela, que siempre tuvo mucho dinero”.

Mariano aseguró que su padre les hizo creer que las denuncias en su contra provenían de sus enemigos que buscaban perjudicarlo, “y mi padre siempre me generó un sentimiento entre respeto y temor por lo que mo le creí y por lo mismo nunca me involucré en sus negocios”.

En su coartada, Mariano Martins dijo que cuando Lorena volvió a Argentina, “nos empezó a contar escandalizada la realidad de las cosas. Los rumores no eran falsos, papá era un proxeneta de proporciones desconocidas”.

En su requerimiento la fiscal documentó la compra-venta entre Mariano Martins y su abuela Cledi Presilla Coggiola, cuya causa fue sobreseída al morir, de terrenos en Villa Carlos Paz y un campo sojero en Colonia San Jorge (Santa Fe), así como operaciones con dólares para ingresar en el mercado bienes no declarados, por lo que solicitó a la Dirección de Recuperación de Activos el inmediato decomiso de las cuentas e inmuebles que compró el hijo del ex espía.

Pero no sólo Martins padre y Martins hijo están en problemas, en el expediente también figuran su cuñada Natalia Percival, socia gerente del Hotel Anchorena, y su suegra Virginia Solís, apoderada del seguro de dicho hotel.

También es investigada la mujer de Raúl, Estela Percival, acusada de lavado de dinero y de regentear, junto con su cónyuge, la red de prostitución.

Mientras tanto, Martins Coggiola, al agotarse los recursos legales que podrían evitar su repatriación a Argentina, busca el beneficio de la prisión domiciliaria, pedimento que hasta ahora le ha sido denegado, por lo que seguirá en prisión durante el desahogo de su proceso de extradición.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba