----------

EDITORIAL

 

HUACHO ENFRENTA A MORENA VS MORENA

Mario Delgado está en la misma tesitura que está Huacho, puros priistas y panistas en su campaña, porque ya se supo, “los morenistas no dan la talla”. No son confiables, no ganan elecciones, solo sirven para que los ancianos cobren su pensión y todos los demás cobren sus becas del bienestar

InicioHoy EscribeHUACHO ENFRENTA A MORENA VS MORENA
  • Mario Delgado está en la misma tesitura que está Huacho, puros priistas y panistas en su campaña, porque ya se supo, “los morenistas no dan la talla”. No son confiables, no ganan elecciones, solo sirven para que los ancianos cobren su pensión y todos los demás cobren sus becas del bienestar

Francisco Trubu/Sol Yucatán

Por si el candidato a gobernador morenista, Joaquín Díaz Mena (a) Huacho no tuviera ya suficientes problemas con su candidatura y la estructura de priistas y panistas que le están armando la campaña, y por cierto mal armada, en las recientes semanas hay dos acontecimientos que terminan de darle la puntilla: el primero es que viendo la tormenta, su dirigente nacional retó a los morenistas yucatecos asegurando que Rommel Pacheco se queda con la candidatura a Mérida le guste a quien le guste o le disguste a quien le disguste, porque según el dirigente nacional dice que el flamante clavadista que no sirve para político, le va a quitar votos al PAN, “a los de enfrente”, igual que todos los otros ahora expanistas y expriistas incrustados en el color guinda, eso dijo recientemente el líder nacional para justificar la candidatura.

Obvio que a estas alturas del proceso, el clavadista, que ya dejó de ser simpáticos a muchos de sus seguidores en las redes, porque hasta lo insultan en su propia cuenta, será el candidato a Mérida.

Los chapulines, son refuerzos, según Mario Delgado, porque “para poder ganar necesitamos quitarles a los de enfrente con gente que quiera participar con nosotros y sumarse al movimiento”.

Que simpleza tan absurda, igual que Mario Delgado, Claudia Sheinbaum dijo también, repitiendo como lorito lo que su patrón AMLO hasta en la mañanera sacó: que ya se les quitó lo corrupto a los priistas que llegaron a Morena, que ya cambiaron.

Los resultados del 2 de junio le mostrarán la realidad al líder partidista de escritorio, que bien sabe él, que si no se somete a las decisiones de AMLO y Claudia Sheinbaum, le reviven su expediente cuando fue funcionario de la Ciudad de México con Marcelo Ebrard y las cuentas no están claras, por eso doblaron a Marcelo.

Solo hay que verle la cara al dirigente de Morena cada vez que tiene que dar declaraciones. ¿Por qué no presentó en conferencia de prensa a su flamante adquisición panista para Mérida? ¿Por qué fue un albazo desde las redes sociales?

Con todo lo que vive Huacho en Yucatán, ¿no pensará cuando se acuesta si los morenistas fundadores y seguidores no son suficientes? ¿Los militantes de Morena no dan la talla para ganar una elección? ¿Tiene que importar personajes de otros partidos para poder ganar?

Eso es muy grave, y un súper error, porque no le da fortaleza a su movimiento, lo borra.

Mario Delgado está en la misma tesitura que está Huacho, puros priistas y panistas en su campaña, porque ya se supo, “los morenistas no dan la talla”. No son confiables, no ganan elecciones, solo sirven para que los ancianos cobren su pensión y todos los demás cobren sus becas del bienestar.

¿Y entonces lo que dice AMLO del pueblo que lo respalda es una farsa? Huacho en Yucatán deja en ridículo al Presidente al considerar que los fundadores de Morena, gente pobre, no pueden pensar por ellos mismos, que son unos borreguitos mansos que van a votar por él, porque tienen las becas y la pensión.

En 2023, Huacho repartió cuando menos 10,000 millones de pesos a los yucatecos en las diferentes becas y la pensión del adulto mayor.

Claro que son apoyos federales, dados por el gobierno sin distingo de partidos ni preferencias electorales, pero por lo que dice Mario Delgado y por lo que hace Huacho en Yucatán, no confían en ganar con el empuje de morenistas.

¿No le alcanza a Morena para ganarle al PAN y al PRI?

La declaración es muy grave, porque minimiza a los fundadores al grado de desaparecer a los seguidores de AMLO en Yucatán, él lo sabe.

Y si con el reparto de candidaturas a alcaldes no había quedado claro que los espacios eran para los chapulines, con la asignación de distritos locales y federales para diputados les debe quedar claro a los morenistas, que no son requeridos, que el movimiento solo quiere sus votos, pero los puestos son para los del PRI, el PAN, el PVEM, el PT, hasta perredistas arribistas hay, y los compadres.

La soberbia es un pecado capital que se paga con el infierno, y en la tierra se paga perdiendo las elecciones; ahí está el purgatorio de Huacho.

Y el segundo acontecimiento que fue noticia nacional y termina de clavarle hasta las entrañas la puntilla a quien llaman en corrillos políticos “el pescadorcillo de San Felipe”, es el enfrentamiento con el diputado ahora ex de Morena, Rafael Echazarreta, ¡pero qué necesidad!

Más allá del enfrentamiento personal y político entre los dos personajes, el PRI capitalizó esta fuga, con repercusiones nacionales, porque si bien, Echazarreta no le dará votos al PRI, si le va a quitar a Morena.

El exdiputado guinda era el único que se aventaba sus tiritos con Mauricio Vila, ahora ya no lo hará, en la tribuna siempre defendió a AMLO y la 4T, y vaya que le gusta el show de la tribuna, y ahora sin freno morenista le advirtió a Huacho que encabeza un movimiento estatal para que no voten por él, y bajo el mote de la izquierda progresista, claro que va a quitarle a Díaz Mena y pondrá un ejemplo en otros estados con elecciones donde están inconformes con Mario Delgado y la Sheinbaum.

¿Y todo esto quién lo provocó? Claro que a Huacho, al que le van a cobrar voto por voto perdido.

Y ahora si viene en serio ante la Fiscalía la famosa denuncia de que Huacho utilizó recursos del Bienestar y el gobierno, y eso es un delito, claro que primero lo tienen que probar, pero si lo comprueban Huacho la va a pasar muy mal, y todo por su propia culpa, por no saber negociar o creer que es como un Dios del Olimpo, nunca le dijeron que eso es mitología, algo así como cuentos chinos.

Síguenos en Google News

Te podría interesar: