----------

¡FARSA Y CIRCO DE VILA!

Todo el gobierno de Mauricio Vila ha sido un circo, pura farsa e ilusionismo para los yucatecos, su rendición de cuentas no puede ser diferente.

IMPUNIDAD EN EL CONGRESO

InicioLocalesIMPUNIDAD EN EL CONGRESO
  • El servició tendrá un monto por más de 1 millón de pesos, pero en las cláusulas no se especifican los detalles del servicio que se debe proporcionar ni se explica exactamente cuanto equipo de cómputo se va a rentar a la empresa ganadora
  • Llama la atención que el contrato se firmó el 23 de enero, sin embargó inicia la operación desde el 1 de enero, lo que implica una incongruencia ya que la relación de trabajo inició antes de que se realizará la firma del convenio

Redacción / Sol Yucatán

Mérida.– Los congresos son de las instituciones más lejanas a la ciudadanía, poco conocemos sobre su desempeño, procesos y resultados, a pesar de que su labor tiene un gran impacto en nuestra sociedad, lo que en muchos casos actúan con total impunidad protegidos además por la

Por ejemplo, esto  hecho no se informó al pueblo, que a pesar de que la empresa Corporación Impresora del Sureste S.A DE C.V. presentó el presupuesto más caro para prestar sus servicios, el Congreso del Estado de Yucatán otorgó el derecho de prestar el servicio a esta empresa y no a las otras dos que estaban compitiendo para este propósito.

El Congreso del Estado, el cual es representado por el licenciado Adrián Abelardo Anguiano Aguilar,  decidió de manera por demás sospechosa pagar la cantidad de 1 millón 183 mil 336 pesos por el servicio de impresión y por la renta de diversos equipos de cómputo. Lo anterior es de llamar la atención ya que aunque las otras dos empresas presentaron presupuestos más económicos el Congreso los ignoró, lo que levanta la clara sospecha de un conflicto de intereses, y en este sentido un caso de corrupción en el seno del Poder Legislativo de la entidad.

Algo que llama mucho la atención de este contrato millonario es que este se firmó el 23 de enero y sin embargó inicia la operación desde el 1 de enero, lo que implica una incongruencia ya que la relación de trabajo inició antes de que se realizará la firma del convenio. Lo anterior es algo que es incongruente e ilógico, ya que lo más adecuado y legal es que cualquier contrato se signe antes de iniciar  la aplicación de los recursos y el inicio de los trabajos  o servicios.

Otro asunto que llama demasiado la atención y da lugar a desconfianza del convenio es que dentro de este contrato en ningún momento se hace referencia el número exacto de impresoras que se rentaron, al igual no se menciona las características de las impresiones, como el número de hojas, el detalle de que si estas impresiones serían en blanco y negro a color y lo fundamental, cuanto se cobraría por cada impresión.

El procedimiento que implementó el Congreso del Estado para realizar la dudosa operación fue el de invitación a cuando menos tres instancias concursantes

Esto se convierte en otro caso del uso de recursos públicos que pudiera beneficiar claramente a alguien por el que se tienes especial preferencia en vez de decidirse por la opción más lógica, que sería inclinarse por la oferta más económica, que es como en realidad funcionan y son el motivo de las licitaciones en la mayoría de los lugares.

Esta empresa moral está inscrita ante el notario público Fernando Villanueva Jorge, titular de la notaría 46 del Estado de Yucatán y principalmente se especifica en está inscripción que esta empresa se dedica a la prestación del servició de impresión en el Estado, pero también a la fabricación y también a la compraventa de diversos artículos para realizar proyectos publicitarios, de índole escolar y de manera especial presta sus servicios para oficinas.

Debemos recordar que no es la primera vez que el Poder Legislativo del Estado de Yucatán comete estas recurrentes irregularidades, ya que en su dudoso historial abundan los sobreprecios, las adjudicaciones a las mismas compañías en el mismo período de tiempo y por la prestación del mismo servicio, además de ausencia de sentido y claridad en los contratos otorgados.

De igual manera, en los mismos documentos firmados sospechosamente se especifica que no podrán ser consultados, Por lo que al final se ignora los detalles de los contratos, de que servicios se trata, y lo más importante, los montos reales del recurso gastado, si la empresa cumplió y si realmente se justificaba realizar el gasto.

Es sistemático el derroche de recursos públicos por parte de este recinto a diferentes empresas y corporativos, en la mayoría de los casos sin mucho sentido y sin una necesidad real, esto ha sido una constante en las dos últimas legislaturas.

 Además, esta falta de información a la sociedad en su conjunto de parte del recinto hace que la molestia generalizada crezca ante el incremento de compadrazgo entono al Poder Legislativo.

En un sinnúmero de ocasiones varias instancias han intentado consultar los montos, servicios y objetivos para realizar estas oscuras  y en muchos de los casos innecesarias licitaciones que solo hace que los ciudadanos se den cuenta del nivel de corrupción que se da en el Estado de Yucatán y en una instancia, además de que no hay dejar de lado que la instancia encargada de aprobar las nuevas leyes que se aplicarán en la entidad debería gozar de confiablidad ya que es la encargada de garantizar los intereses y beneficios de toda la sociedad en general para el progreso de la comunidad en su conto, por lo que el proporcionar la información completa y veraz  es importante porque daría certidumbre, y no como continúa pasando con el cúmulo de negocios turbios del recinto.

Por todo lo anterior, preocupa de manera alarmante que una vez más se usen los recursos públicos con nula transparencia para la sociedad que se merece estar enterada para poder confiar de que el dinero se usa correctamente y para su beneficio y no tener la incertidumbre de que alguien no debía se llene los bolsillos de manera ilegal, y más si habían opciones más económicas, lo que es a todas luces inaudito e ilógico.

Lo más lamentable ante toda esta situación es que con la falta de transparencia ni siquiera se pueda comprobar que las empresas que salieron sospechosamente beneficiadas con los recursos del pueblo, realmente hayan cumplido con lo pactado en sus respectivos contratos y aparentemente esta seguirá siendo la constante entorno al recinto.