¡INEPTOS Y CORRUPTOS!

La Fiscalía General de Yucatán acepto su responsabilidad en el desacato de un mandamiento judicial