----------

― Advertisement ―

KINCHIL: BASURERO CLANDESTINO

Frente al Campo de Béisbol “Kinchil”, se ha formado un basurero clandestino que ha causado el enojo de los vecinos durante mucho tiempo.

EN KANASÍN, A PUROS BILLETAZOS

KANASÍN: COMPRA LA ALCALDÍA

InicioMunicipiosKANASÍN: COMPRA LA ALCALDÍA
  • Los operadores políticos de Edwin Bojórquez Ramírez, candidato del Partido Acción Nacional a la alcaldía, comenzaron con la compra de credenciales de elector por 3 mil pesos de gente identificada con Morena y el PRI.
  • El operador político del alcalde es Carlos Moreno Magaña, quien pretende colocar a su hermana Arely e impulsarla a la alcaldía. Bojórquez Ramírez le debe al ex priista su libertad, debido a que desvió más de 4 millones cuando era director del agua municipal
  • El edil con licencia encabeza una red de extorsión a los negocios llamados giros negros, donde por este concepto recauda más de 50 millones de pesos al año

Redacción/Sol Yucatán

Los operadores políticos de Edwin Bojórquez Ramírez, candidato del Partido Acción Nacional a la alcaldía de Kanasín, comenzaron con la compra de credenciales de elector de gente identificada con Morena y el PRI.

El alcalde con licencia, quien busca su reelección a través de sus manzaneras, compra las micas en 3 mil pesos.

Gente del Fracc. San Ángel reportó que operadores políticos panistas están visitando los predios para proponer la operación.

Las personas que aceptan el trato se les retira su credencial de elector, la cual se les va a devolver al finalizar los comicios.

Los recursos provienen del propio municipio que Bojórquez Ramírez gobernó durante 2 años y seis meses y que pretende gobernar por otros tres años.

Según investigaciones de Sol Yucatán, quienes están operando son la ex priista, Carmen Campos, el regidor Hilario Uicab Can, quien se quedó como alcalde interino, el director de finanzas, Luis Manuel Ek Cauich y el Oficial Mayor, Leonor Eradio Chan Cauich.

Sin embargo, el principal operador político es Carlos Moreno Magaña, quien estaría “dobleteando”, debido a que también figura como operadores de Morena en Kanasín, debido a que en caso de ganar la elección el candidato panista colocaría como parte su gabinete a su hermana Arely, a quien el ex alcalde priista busca posicionar con miras a postularla como candidata a la alcaldía, ya sea por el PAN o Morena en futuras elecciones.

La operación es similar a lo que hizo en la elección del 2021, cuando le ganó la elección al priista William Pérez Cabrera.

En la elección de hace tres años, las manzaneras compraban en 1 mil 500 las credenciales de electoral, las cuales se resguardaron en su sala de fiestas “Delfines”, propiedad de Edwin Bojórquez, que era su bunker.

Lograron comprar miles de micas, las cuales se resguardaron en una caja fuerte y luego se les regresó al término de la elección.

La credencial de elector se les retiraba para asegurarse de que no votaran, ya que no se arriesgarían que tras el pago apoyen a otro candidato.

No se sabe con certeza cuantas credenciales de elector lograron comprar, sin embargo, habrían sido miles de ellas, debido a que de acuerdo al Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Yucatán (Iepac) Kanasín, tuvo un 47 por ciento de abstencionismo, si tomamos en cuenta que, en el 2021, el padrón electoral fue de 55 mil electores, quiere decir, en Kanasín, no votaron 25 mil 850 personas.

En esa elección Edwin Bojórquez, ganó por una diferencia de poco más de 3 mil sufragios.

Por lo que el actual alcalde con licencia, quien se pretende reelegir, gastó millones de pesos para comprar la alcaldía de ese municipio, estrategia que está utilizando en esta elección con el dinero de los propios habitantes de Kanasín.

En el 2016, Edwin fue acusado por el desvió de 4 millones 387 mil pesos, dinero que desvió del sistema municipal de Agua Potable, de donde era el director, en entonces alcalde Carlos Moreno Magaña, lo protegió, por lo cual el panista le debe favores al ex alcalde priista, es decir, le cubrió las espaldas para que no termine en la cárcel.

Aunque el edil con licencia prometió combatir la pobreza, marginación, alcoholismo, drogadicción y construir calles, lo cierto es que el municipio a dos años y medio de su gestión continua en severas carencias.

El municipio conurbado con Mérida ocupa la primera posición en lesiones dolosas, tiene más de 50 bandas juveniles, quienes utiliza como carne de cañón, tiene más 400 clandestinos, sus calles están en pésimas condiciones y tienen serios problemas de narcomenudeo y es el segundo municipio más inseguro de Yucatán.

Asimismo, Bojórquez Ramírez, emanado del PAN, sería la cabeza de una red de extorsión, corrupción y nepotismo que tiene asolados a los comerciantes del segundo municipio más grande de Yucatán.

Durante los 27 meses que tiene al frente de la Comuna, ha tejido una red de extorsión, la cual es operada por sus propios sobrinos, sus hermanos Edgar y Román y por el director de la policía municipal Luciano Moo Arce, pariente del comandante Carlos Moo Flores, director de la Policía Estatal de Investigación.

Los operadores de la red que se dedica a extorsionar a los negocios catalogados como giros negros son Edgar y Rodolfo Bojórquez Herrera, quienes al mes recaudan ilícitamente miles de pesos, que ingresan directo a los bolsillos de Bojórquez Ramírez.

Tan solo a los centros nocturnos considerados como cabaret, les cobran una cuota de 50 mil pesos al mes para dejarlos trabajar tranquilos.

En el municipio hay operando 30 de estos negocios, por lo cual mensualmente obtienen por extorsión una suma de 1 millón 500 mil pesos, lo que equivale a 18 millones de pesos al año.

A los que se niegan a pagar la “cuota” la Comuna los “ahorca”, debido a que por medio de la policía municipal les instala retenes a las salidas de los negocios, lo que hace que los clientes no ingresen a los establecimientos por temor a ser detenidos en los puestos de seguridad.

A los negocios que operan como cantinas o sport bar y expendios de cervezas les cobran una cuota de entre 10 a 25 mil pesos al mes, dependiendo del tamaño del establecimiento.

De acuerdo con los datos del departamento de Desarrollo Urbano del Ayuntamiento, en el municipio se tienen expedidos un total de 356 licencias de uso de suelo de venta de bebidas alcohólicas.

Por lo cual al mes obtendrían por extorsión a estos negocios la suma de 3 millones 560 mil pesos, o lo que es lo mismo, 42 millones 720 mil pesos.

El Ayuntamiento encabezado por Bojórquez Ramírez obtendría por extorsiones a los llamados giros negros una suma anual de 50 millones 720 mil pesos.

Síguenos en Google News

Te podría interesar:

Artículo anterior
Artículo siguiente