----------

QUIERE GASTAR 50 MDP EN PARQUE

*El alcalde de Tizimín impone a una funcionaria municipal para que ella se encargue de entregar los apoyos en la comisaría de El Cuyo *El...

FOBAPROA DE VILA

LA MÉRIDA DE RENÁN

InicioLocalesLA MÉRIDA DE RENÁN
  • Gabriel Barragan Casares, regidor priista aseguró que el descontento ciudadano se debe a la falta de planeación y organización de las autoridades
  • Vecinos ante la desesperación queman los desechos y responsabilizan de manera directa al alcalde Renán Barrera

Redacción / Sol Yucatán

Mérida.- Las calles de las colonias populares de Mérida se han convertido en un foco de infección, enfermedades, dengue y bacteria y virus contagiosos se acumulan por toneladas.

El programa de descacharización que organizó el Ayuntamiento de Mérida y el Gobierno del Estado, para eliminar criaderos de moscos, a casi tres semanas de que se llevó a cabo fracasó y resultó peor, porque nadie recoge la basura, poniendo además de manifiesto la ruptura que hay entre el gobernador Mauricio Vila y el alcalde Renán Barrera.

La gente ya se enojó al grado de que vecinos optaron por reunir la basura y quemarla, ante la desesperación por el cúmulo de desperdicios, alimañas que viven en ellos y la aparición de criaderos de moscos por la acumulación de agua en los cacharros que quedaron en las calles.

El pasado 28 de mayo, el gobernador de Yucatán Mauricio Vila Dosal y el alcalde de Mérida, Renán Barrera Concha, presumieron que el programa fue todo un éxito por la recolecta de 400 toneladas de cacharros.

Sin embargo, dista mucho de la realidad y quedan en evidencia las dos Méridas que existen en la ciudad inclusiva como la llama Renán, quien por cierto continúa de campaña en los municipios panistas y ni siquiera acude al edificio del Ayuntamiento.

Colonias del Norte de Mérida y Nor-Poniente donde viven las personas de clase media alta y alta, se encuentran limpias de montañas de cacharros, mientras que en colonias del Sur, Centro y partes del Oriente, a casi tres semanas de que se llevó el operativo acumulan decenas de toneladas de porquería e inmundicia.

De acuerdo con fuentes de Ayuntatel, los mayores problemas se registran en colonias como la Mulsay, Juan Pablo II, San José Tecoh, Kukulcán, Vergel, Emiliano Zapata Sur, Plan de Ayala y la zona Sur y Poniente del centro de Mérida, esto según los llamados de reportes que llegan a ese call center de la Comuna.

Durante un recorrido que se realizó por colonias del Norte como la México, Campestre, Itzimná, no se encontraron cerros de cacharros, mucho menos se encontraron en colonias como Montebello, lugar que frecuenta Vila y Renán, donde sus hijos acuden a una prestigiada escuela de paga.

El grado de desesperación es tal que vecinos de la calle 43 con 44 del centro de Mérida, optaron por quemar las montañas de desperdicios ante la nula respuesta del Ayuntamiento de Mérida, debido a que dijeron que ya se cansaron en reportar en un sin número de ocasiones al Ayuntatel y no obtienen respuesta.

“Todo es culpa de Renán Barrera, por su culpa nuestra colonia está mugrosa”, aseguró Mercy Burgos, quien compartió un vídeo donde se aprecia cómo se queman los desechos.

UN ENGAÑO EL PROGRAMA

Por su parte el regidor de Ayuntamiento de Mérida, Gabriel Barragán Casares, indicó que las montañas de cacharros que están ocasionando perjuicios, descontento y desesperación entre los habitantes de diferentes partes de Mérida, es productor de una muy mala planeación y organización por parte del Ayuntamiento y del Gobierno del Estado, dado que es un operativo conjunto.

“Es imposible que en dos días se puedan recoger todos los cacharros del municipio, es un engaño y una mentira”.

Reiteró que para que tengan los resultados deseados el programa se debe de realizar durante los fines de semana de un mes, es decir, durante cuatro fines de semana o bien durante una semana completa.

“El problema es que las autoridades planean estos tipos de programas al vapor y no se ponen a pensar en el ciudadano, sólo les interesa la foto y hacer creer a la ciudadanía que están trabajando”.

Indicó que ahora con las lluvias si estas montañas de cacharros no se retiran se convertirán en criaderos callejeros de moscos.

DENGUE, CHIKUNGUNYA Y ZIKA

La doctora Glorielly Pacheco, experta en Salud Pública, quien labora en el Hospital Agustín O’Horán, indicó que con las lluvias los desperdicios acumulados representan un foco rojo,  ya que es el sitio idóneo para la proliferación del mosco Aedes Aegypti, responsable de la transmisión del dengue, chikungunya y zika.

Indicó que al mosco le toma sólo entre 7  y 10 días para reproducirse, es por ello que se corre el riesgo de que en Mérida y las comisarías donde hay estas acumulaciones pueda registrarse una sobrepoblación de moscos y riesgo de que se este tipo de enfermedades tenga un pico de incidencia.

“Es urgente que las autoridades retiren los cacharros para evitar un inminente riesgo a la salud”.

Explicó que al haber cacharros acumulados en las esquinas la gente los comienza a utilizar como basurero y la descomposición de material orgánico puede generar virus y bacterias que se pueden propagar vía aérea y ocasionar enfermedades.

Además indicó que con la acumulación de basura y desperdicios puede servir como nido de ratones, zarigüeyas, culebras, entre otras alimañas, que pueden ser nocivos para la salud.

En lo que va del año, en el estado se han detectado 491 casos de dengue, aproximadamente tres pacientes al día, según el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica (Sinave), a través de la Secretaría de Salud federal. Las cifras van en aumento en comparación con el año 2022, cuando en el mismo periodo se registraron solo dos casos. El informe señala que la última semana se presentaron 24 nuevos reportes, más a los 491; dentro de los cuales 201 son el dengue clásico y 16 graves.

Artículo anterior
Artículo siguiente