----------

― Advertisement ―

COMIENZA PASARELA DE “CORCHOLATAS”*

Desde el parque de la Mejorada en Mérida, inició de manera oficial el Movimiento de Claudia Sheinbaum en Yucatán Redacción/Sol Yucatán Con cerca de 500 personas,...

¡TIEMBLA LA ALIANZA!

LA OPINIÓN DEL MÉDICO, EN SOL YUCATÁN

InicioLocalesLA OPINIÓN DEL MÉDICO, EN SOL YUCATÁN

NEUMONÍA EN ADULTOS MAYORES

Una enfermedad del aparato respiratorio, que sigue siendo un reto para los Médicos, a pesar de los avances de la ciencia y la existencia de una gran variedad de medicamentos, utilizados para disminuir la morbilidad y la mortalidad causadas por este proceso patológico.

La neumonía, es una enfermedad causada por diferentes microorganismos, en los que destacan las bacterias y virus principalmente. Puede adquirirse en la comunidad, pero también durante el periodo en que una persona se encuentra hospitalizada por diferentes motivos. La neumonía adquirida en la comunidad en personas de edad avanzada, es más frecuente que la que se adquiere dentro de un Hospital, pero las complicaciones son similares y en muchas ocasiones causa de muerte.

El medio ambiente se contamina por varias razones: cambios de temperatura que propician el desarrollo de gérmenes patógenos, es decir, que pueden originar un proceso patológico, gases residuales tóxicos de fábricas, laboratorios, basureros, transportes automotores y malos hábitos higiénicos de personas enfermas, que tosen o escupen en lugares concurridos, dando lugar a que se diseminen bacterias y otros agentes causantes de enfermedades respiratorias.

 Y son precisamente los adultos de 65 años o más, los sujetos de mayor riesgo para adquirir la enfermedad, muchas de las veces a partir de un catarro común o una influenza. Recordar que, con el envejecimiento, se presentan cambios anatómicos y Fisiológicos que limitan la capacidad de defensa de nuestro organismo. En los pulmones hay disminución del flujo de aire máximo y del intercambio de gases, disminución en indicadores de la función pulmonar, como la capacidad vital, que es la cantidad máxima de aire que puede ser espirada, después de una inspiración máxima, debilitamiento de los músculos respiratorios, lo que da lugar a una rigidez torácica y la disminución de la efectividad de los mecanismos de defensa del pulmón.

Todos estos cambios contribuyen, hasta cierto punto, a reducir la capacidad de una persona de Edad avanzada para realizar ejercicios vigorosos como correr o practicar ciclismo o alpinismo. Las afecciones del corazón y la obesidad reducen la funcionalidad pulmonar y el riesgo de desarrollar una neumonía se hace más evidente después de infecciones bacterianas o virales. Por lo tanto, es recomendable la vacunación como medida preventiva.

Es muy importante que, ante la menor sospecha de enfermedad pulmonar, en que se presenten signos y síntomas como dificultad para respirar, tos, fiebre, fatiga fácil, debilidad, falta de apetito, ataque al estado general, se acuda de inmediato al médico para una revisión clínica y la realización de estudios de laboratorio y de gabinete, entre los cuales estén una biometría hemática, química sanguínea, examen general de orina y una radiografía de tórax. Este último estudio permitirá que el médico identifique signos radiológicos compatibles con una enfermedad pulmonar.

Debemos tener en cuenta que las enfermedades en el adulto mayor se presentan de manera atípica y el cuadro clínico puede ser tan escaso, que el diagnóstico verdadero llega tarde y las complicaciones no se hacen esperar. Actualmente, las neumonías pueden ser tratadas sin recurrir estrictamente a la hospitalización, si el diagnóstico es oportuno. Existen antibióticos potentes que ya sea por vía oral, intramuscular o intravenosa, pueden remitir el problema, sin mayor inversión económica.

La hospitalización también es un riesgo. Evite la automedicación y recuerde que es mejor prevenir que tener que Lamentar. La prevención y la promoción de la salud es tarea de todos. La vacunación contra la influenza y la neumonía es la única forma de prevenir este tipo de enfermedades. Se puede acudir a cualquier clínica del sector salud, ya sea IMSS, ISSSTE o secretaria de salud. Mientras tanto, procurar alimentarse bien, tomar abundantes líquidos y vitaminas. En la actualidad, con la aparición del coronavirus, la neumonía es la complicación más severa y que puede ser mortal si no hay un tratamiento oportuno y eficaz.