----------

EDITORIAL

 

LA POBREZA EN YUCATÁN ATRAE A INVERSIONISTAS

Si hay riqueza y bonanza con el turismo para los inversionistas que han llegado atraídos por las promesas y mentiras de Vila, ellos han construido nuevos hoteles.

InicioHoy EscribeLA POBREZA EN YUCATÁN ATRAE A INVERSIONISTAS
  • Presumen crecimiento, pero los yucatecos no reciben beneficios

Francisco Trubu/Sol Yucatán

La farsa de las comparecencias de los titulares del gabinete de Mauricio Vila continuó con Michelle Fridman Hirsch, secretaria de Fomento Turístico y el secretario de Fomento Económico, Ernesto Herrera Novelo.

Como era de esperarse, la secretaria de Turismo no se cansó de hablar de bondades y enormes beneficios que ha dejado el turismo en Yucatán y su capital Mérida.

Cifras que, si bien pueden reflejar un crecimiento en infraestructura, no reflejan bienestar para la gente, para los yucatecos que trabajan en los hoteles, en los restaurantes, hosterías y tiendas de artesanías, porque para ellos la derrama económica que presumió Michelle Fridman no existe.

Si hay riqueza y bonanza con el turismo para los inversionistas que han llegado atraídos por las promesas y mentiras de Vila, ellos han construido nuevos hoteles, hay nuevos y lujosos restaurantes, pero los empleados siguen ganando lo mismo, la pobreza en el estado sigue siendo un grave problema endémico que no tienen manera de parar y no tienen manera porque no les interesa.

Como Sol Yucatán lo ha documentado profusamente a lo largo de varios años, el saqueo a las arcas públicas es imparable en Yucatán y el beneficio a los amigos, socios y patrocinadores no tienen fin, no tienen llenadera.

El gobernador acaba de estar en Madrid en la feria del turismo más importante que existe, FITUR, donde volvió a vender espejismos en Yucatán, presentó el plan turístico regional Pan Mundo Maya México que también involucra a estados vecinos de la Península de Yucatán, presumiendo que este programa va a generar un turismo sustentable a favor de las comunidades mayas, con más empleo que impulsen la economía local entre los más pobres, pero eso no es cierto, no está pasando al día de hoy.

De nada sirve que Michelle Fridman haya dicho que Yucatán en 2022 alcanzó la recuperación del sector, luego de la pandemia de COVID 19, tampoco es real que 2023 como lo presumió haya sido un año de crecimiento rompiendo récords en los indicadores turísticos, porque insisto, esto no está reflejado en la ciudadanía.

Según la titular de Turismo yucateco, el año pasado hubo 2.4 millones de turistas con pernocta, lo que significa un 17% de incremento comparado con el 2019. Igual que al cierre de 2023 hubo un registro de 649 hoteles que significan 16 mil 483 habitaciones a disposición de los turistas, incrementándose en 22.6 por ciento respecto a lo que había en el año 2018.

Lo que no dijo la funcionaria es que el año pasado cayó la ocupación hotelera y apenas en promedio el 55 por ciento de los cuartos de hotel registraron ocupación a lo largo de los últimos 12 meses.

¿Cómo para que quieres más cuartos si no llenas los que hay?

Y es que no hay estrategia real para atraer turistas que realmente generan derrama económica.

Y por el mismo camino se fue también el titular de Fomento Económico, Ernesto Herrera Novelo quien no compareció el año pasado, porque recién había recibido de regalo una notaría de parte de su jefe el gobernador, Mauricio Vila, además de que las condiciones del estado tanto el año antepasado, como el pasado y desde que Vila gobierna no han mejorado para los yucatecos y no estaba dispuesto a recibir críticas, principalmente porque el año pasado todavía consideraba el gobernador que podía ser el candidato presidencial.

Como ahora ya recibió una candidatura para senador, le da lo mismo.

Mérida y Yucatán tienen los salarios más bajos en toda la República, y no se ve que incremente, por eso es atractivo para inversionistas venir a seguir enriqueciéndose aquí, porque pagan poco a sus trabajadores y el gobierno no hace nada por ellos.

Yucatán y su capital no es la mejor ciudad para vivir, al menos no para los yucatecos que pagan la canasta básica más cara de todo el país de acuerdo a Profeco y donde también las rentas y alquileres de viviendas se han encarecido perjudicando a la gente que aquí vive, que ha vivido y seguirá viviendo por muchos años.

Yucatán si es un sitio grandioso para los inversionistas, para la mafia inmobiliaria que de la mano con Vila y Renán están acabando con las reservas naturales y convirtiendo a la zona urbana en una selva de asfalto y cemento, con grandes torres de lujosos condominios que están valuadas en muchos millones de pesos

Síguenos en Google News

Te podría interesar:

Artículo anterior
Artículo siguiente