Portada

LA «VICEGOBERNADORA» SIGUE LA FIESTA

  • Tiró a la borda más de 40 millones de pesos al promocionar Yucatán en el peor momento de la historia, durante la interrupción temporal de la actividad escolar, laboral y recreativa por el azote de Covid-19
  • El más reciente caso se registró la semana pasada, cuando con recursos públicos, la funcionaria acudió a una reunión particular en un exclusivo restaurante de Los Ángeles, en compañía de políticos, artistas e influencers

Redacción/Sol Yucatán

Mérida.- En menos de tres años, la secretaria de Fomento Turístico (Sefotur), Michelle Fridman Hirsch, también le dicen la “vicegobernadora” se ha convertido en la funcionaria más polémica de la administración de Mauricio Vila Dosal, así como la que más viajado por el mundo y con el más alto número de programa, proyectos y estrategias que han fracasado.

Asimismo, de manera directa se enfrentó con los diputados locales, principalmente con los del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y se prevé que la problemática no se registre en este nuevo trienio, pues en esta ocasión, la mayoría de los legisladores son de Acción Nacional (PAN).

El más reciente caso se registró la semana pasada, cuando con recursos públicos, la funcionaria acudió a una reunión particular en un exclusivo restaurante de Los Ángeles, California, Estados Unidos, en compañía de políticos, artistas e influencers.

En las fotografías es notable la cara de felicidad de la funcionaria ante la fiesta en la que participó, pues no tiene preocupación alguna sobre el oneroso gasto, pues la cuenta fue pagada por los yucatecos y con el consentimiento del gobernador Mauricio Vila Dosal.

La funcionaria viajera, como se le denomina en las redes sociales, cenó en uno de los restaurantes más caros de Los Ángeles, en compañía del senador Raúl Paz, así como de Alberto Carrillo, quien fuera denunciado por lucrar con el presupuesto asignado a combatir la pobreza de las etnias, cuando Xavier Abreu Sierra era el titular de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI).

En el evento privado también asistieron personalidades del medio artístico e influencers, tal es el caso de Yordi Rosado, entre otros.

A casi tres años de la actual administración, numerosas son las anomalías cometidas por la funcionaria, tal es el caso de contratar a empresas con denuncias, el derroche de millones de pesos en programas no productivos, el efectuar viajes al extranjero, junto con sus invitados, con los gastos pagados, e incluso, se enfrentó en contra de los diputados locales.

La funcionaria ha pretendido promocionar a Yucatán a un bajo costo, pero siempre la sale contraproducente, y lo peor de todo, con una publicidad negativa para el Estado.

Incluso, con sus “estrategias” se ha enfrentado contra funcionarios federales, principalmente con los del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), e incluso, con los diputados locales.

El más polémico ocurrió el 25 de septiembre de 2020, cuando el INAH – Yucatán expulsó al grupo de “influencers” que recorría Uxmal, por incumplir a las medidas de seguridad e higiene.

Los influencers estaban en el sitio, como parte de una promoción turística promovida por la Secretaría de Fomento Turístico (Sefotur).

A pesar de las faltas cometidas, el INAH–Yucatán no impuso sanciones ni multas en contra de los influencers, entre los que estaba Tadeo Fernández y el Potro Caballero de Acapulco Shore; Yann “Lobo” Martín y Diego Montu, del programa Guerreros 2020; la youtuber Dhasia Wezka; la actriz y bailarina Jenny García, la actriz Estefanía Ahumada y el actor Samuel Zarazúa.

Junto con el titular de la Dirección General del Fideicomiso Público para el Desarrollo del Turismo de Reuniones en Yucatán (Fideture), Federico Treviño Villareal, estuvo involucrada en el fraude con el Festival de la Trova.

CONFLICTO EMPRESARIAL

A partir de 2019, empresarios yucatecos empezaron a denunciar las numerosas irregularidades que comete Fridman Hirsch, quien durante su administración sólo ha derrochado los recursos financieros en viajes, programas sin éxito, y actividades que sólo benefician a sus amigos y lo peor de todo, a su empresa.

Sefotur es la dependencia que más viola la Ley de Transparencia, pues no tiene información correspondiente y la poca que es la de su conveniencia.

Pese a ello, se detectó que de agosto a diciembre 2019, Sefotur gastó seis millones 155 mil 144.53 pesos en viajes y fiestas, efectuados en cinco destinos nacionales y tres internacionales, que ningún resultado trajeron para Yucatán.

Lo más sorprendente de todo, Fridman Hirsch destinó el contrato a una sola empresa de la Ciudad de México: Media Index.

El importe pagado en el último cuatrimestre del año fue por la “Contratación del servicio de promoción y difusión de Yucatán, mediante acciones y eventos en destinos turísticos estratégicos nacionales e internacionales”.

De acuerdo con el contrato, el objetivo del servicio consistió en aprovechar la conectividad que en ese momento ofrecían las líneas aéreas Volaris y Viva Aerobús.

Los cinco destinos nacionales fueron Hermosillo; Oaxaca, Tijuana, Villahermosa y Tuxtla Gutiérrez, mientras que los tres internacionales, Los Ángeles y San Diego, en Estados Unidos, y Londres, Inglaterra. Aunque también se incluyó otras dos ciudades por su cercanía con Mérida: Campeche y Cancún.

El contrato por la prestación de servicios no especifica el monto destinado a cada uno de los 10 eventos organizados por la cantidad de 6.1 millones de pesos, tampoco hay referencia del número de turistas procedentes de los tres destinos internacionales con base en el reporte de Asur.

En promedio, la Sefotur destinó 615 mil pesos solo en desayunos para la promoción de Yucatán.

El contrato entregado por la Secretaría de Fomento Turístico a la empresa Media Index no desglosa el costo de cada evento, por ende no existe transparencia en el manejo de los recursos públicos, ya que el dinero destinado a la promoción turística de Yucatán tiene como procedencia el Fideicomiso del Impuesto al Hospedaje.

En el recuento de asistentes a los 10 eventos organizados por Media Index acudieron 911 personas, entre funcionarios, empresarios y prestadores de servicios turísticos.

El 27 de agosto de 2019, el Hotel Lucerna fue sede del Desayuno organizado para Promocionar Yucatán como destino turístico, al cual acudieron 72 asistentes; ocho medios y 52 agentes de viajes de Hermosillo, además de 10 empresarios yucatecos.

Bajo el Formato: Roadshow los hoteleros entregaron su información; hicieron la presentación del destino y disfrutaron de un desayuno típico yucateco a cargo de una cocinera tradicional.

Al día siguiente estuvieron en la ciudad de Oaxaca, tocó el turno al Hotel Quinta Real. Una vez más la ejecución estuvo a cargo de Media Index, bajo la supervisión de Marystella Muñoz Pasos.

El pago del evento contempló la coordinación de logística; renta del espacio, servicio de alimentos y bebidas; servicio de producción, materiales audiovisuales y equipo; realización de convocatoria y confirmación.

Posteriormente, el 10 de septiembre, el evento se realizó en el Holiday Inn Express con el objeto de promocionar Yucatán como destino turístico.

El formato fue Roadshow, donde los participantes entregaron su información; presentación de destino; cocktail con canapés yucatecos a cargo del chef Vidal Ellas, esta vez fueron 86 asistentes; 11 empresarios yucatecos.

Para el 11 de septiembre, El Cubo Bistro de Tijuana se vistió de luces con el objetivo de promocionar Yucatán como destino turístico. Al igual que en los anteriores, 100 invitados disfrutaron un cocktail con canapés yucatecos a cargo del chef Vidal Elías.

Un día después, el 12 de septiembre, The Westgate Hotel de San Diego, recibió a la comitiva para promocionar Yucatán.

Además de la presentación del destino, el chef Vidal Elías preparó un cocktail con canapés yucatecos para 85 personas.

El Hotel Plaza Campeche recibió a los empresarios yucatecos el 26 de septiembre 2019 y acudieron 68 invitados, entre ellos 38 empresarios yucatecos.

Luego, el 10 de octubre 2019, el evento se realizó en el Hotel Marriott de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.

Del 23 al 24 de octubre de 2019, en Cancún, se reunieron 183 invitados con el objetivo de promocionar los atractivos y servicios turísticos de Yucatán con la finalidad de aumentar la pernocta y derrama económica al Estado.

Finalmente, del 4 al 6 de noviembre de 2019, en Londres, Inglaterra, la delegación de Sefotur participó en el World Travel Market con el objetivo de promocionar los atractivos y servicios turísticos de Yucatán en el mercado europeo, así como incrementar el número de turistas de estos países.

Sin embargo, hasta el momento no ha tenido resultado el vínculo establecido con dicho país europeo.

LAS DE 2020

En 2020, Fridman Hirsch tiró a la borda cerca de 34.5 millones de pesos al promocionar Yucatán en el peor momento de la historia, durante la interrupción temporal de la actividad escolar, laboral y recreativa, así como la movilidad en el espacio público a consecuencia de la pandemia de Covid-19.

La “inversión” representó un descarado desvío de recursos por parte de la funcionaria, la cual está acostumbrada a efectuar viajes de placer a diferentes entidades federativas así como países, cuyos onerosos gastos realizados en sus “giras de trabajo” los sufraga el gobierno del Estado y cuyos resultados de los mismos han sido nulos, pues no hay un beneficio directo para Yucatán.

La polémica funcionaria es solapada por el gobernador Mauricio Vila Dosal, a pesar que en numerosas ocasiones lo ha puesto en ridículo a nivel internacional, tanto por contratar a empresas acusadas de corrupción, así como por traer a personas que han provocado enfrentamientos con autoridades federales, e incluso, por enfrentarse de manera grosera ante diputados locales.

El Fideicomiso de Administración e Inversión para la Promoción y fomento al Desarrollo Económico y Turístico del Estado reveló que durante 2020 se tuvo un ingreso de 23 millones 124 mil 543.78 pesos de ingresos acumulados, al 31 de diciembre de dicho año.

Con el dinero que se tenía reservado, el monto total ascendió a 31 millones 498 mil 157.35 pesos, que se componen de intereses ganados, de aportaciones adicionales, la recaudación del Impuesto sobre el Hospedaje, se especificó durante la Primera Sesión Ordinaria del Comité Técnico del Fideicomiso.

En ese año, “se ha ejercido un gasto total acumulado de por la cantidad de 34 millones 493 millones de pesos 617.68 pesos”, es decir, el monto es superior a lo recaudado.

Lo peor de todo, la promoción de Yucatán se invirtió durante la inactividad económica y laboral que se registró en todo el mundo, por lo que literalmente, el dinero se tiró a la basura.

Sin embargo, en el documento firmado por Fridman Hirsch, no se especifica en que se gastó o se “invirtió” el respectivo monto, por lo que es evidente el desvío del recurso.

A finales de enero y durante febrero de 2020, la epidemia de Covid-19 afectaba toda Europa y Estados Unidos, por lo que era innecesaria la actividad de promoción turística.

En México, el primer infectado de Covid-19 apareció el 27 de febrero de 2020 y 16 días después, el 12 de marzo se registró el primer caso en Yucatán.

Chichén Itzá cerró sus puertas el 20 de marzo de 2020, un día después del Equinoccio de Primavera y tres días después, ocurrió lo mismo con el resto de los museos y las zonas arqueológicas del país.

Durante tres meses se registró el autoresguardo domiciliario y fue hasta septiembre que nuevamente se reabrieron algunas zonas arqueológicas así como las playas, pero las actividades comerciales no funcionaban al 100 por ciento.

En tanto en Europa se registraba en el cuarto trimestre del año, una segunda oleada de la epidemia, fenómeno similar ocurrió en Estados Unidos.

Por ende, no hubo un momento adecuado para la promoción turística de Yucatán, pero aun así se “invirtió” 34.5 millones de pesos.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba