----------

― Advertisement ―

THALÍA GARCÍA APARECE MOSTRANDO CÓMO ES CON O SIN RETOQUES

REDACCIÓN SOL YUCATÁN   La actriz Thalía García ha usado sus redes sociales para hablar sobre lo importante que es en las mujeres aceptar su cuerpo...

«LAS VIOLACIONES ERAN LA REGLA»: SIGUEN DENUNCIANDO A «PLAYBOY»

InicioEspectáculos"LAS VIOLACIONES ERAN LA REGLA": SIGUEN DENUNCIANDO A "PLAYBOY"

Redacción/Sol Yucatán

Nuevamente los oscuros secretos relacionados con el magnate Hugh Hefner salen a la luz pues de acuerdo a las denunciantes, existían «mini mansiones» cuyos dueños eran amigos cercanos de Hefner.

En ellas, ocurrían todo tipo de abusos contra las «conejitas».

De acuerdo a las declaraciones de Jennifer Saginor, hija de un amigo cercano y médico personal de Hefner, muchas adolescentes de alrededor de 16 años fueron traficadas, drogadas, golpeadas, prostituidas y violadas en aquellos lugares por parte de los mismos dueños, celebridades y políticos poderosos.

Otros testigos afirmaron que las mujeres que eran rechazadas en la «Mansión Playboy» fueron reclutadas con engaños para encerrarlas en las «mini mansiones» que en realidad se trataban de casas ubicadas en Beverly Hills.

Asimismo, se organizaban fiestas para hombres pertenecientes a la élite poderosa en donde incitaban a las «conejitas» a drogarse o incluso eran drogadas en contra de su voluntad para posteriormente ser abusadas sexualmente por los asistentes.

Los dueños de las «mini mansiones» eran premiados con dinero y favores de parte de los asistentes por prestar aquéllos «servicios».

La manera en la que se aseguraban de mantener a las mujeres dentro de sus círculos de prostitución, era amenazarlas con decirles a sus familias que se habían convertido en prostitutas o que acabarían para siempre con sus carreras como modelos, que era lo que ellas ansiaban.

De igual manera, Saginor reveló que esos hombres manejaban agencias de modelaje falsas que servían para atraer a las mujeres que aspiraban a esa carrera.

«“Estos hombres eran muy ricos y estaban relacionados con la industria del entretenimiento, con la política y con los deportes».

Jennifer Saginor pasó la mayor parte de su infancia y adolescencia dentro de la Mansión Playboy debido a la relación que mantenía su padre con Hefner. En 2005, ella escribió un libro sobre sus experiencias, sin embargo, fue censurada por la editorial pues temían que Hefner tome represalias contra ellos.

Una de las vivencias más impactantes para ella, asegura, fue que cuando tenía 17 años, mantuvo una relación amorosa con una de las «Conejitas». Cuando Hefner se enteró de esto, les pidió mantener relaciones sexuales delante de él.

Al ellas negarse, las separó y terminó con su relación.

Otra tétrica memoria, fue una donde dice haber visto a una menor completamente desnuda y con moretones por todo su cuerpo. Nunca más la volvió a ver.