LocalesPortada

LAVAN 1.4 MDP EN SEFOTUR

  • La secretaria de Turismo, Michelle Fridman Hirsch, pagó 1.4 millones de pesos a Carlos Alberto Granados Navarrete por hacer un trabajo que le correspondía a la funcionaria, por tratarse de un evento turístico.
  • La “vicegobernadora”, como también se conoce a la funcionaria, tiene la costumbre de delegar sus responsabilidades al sector empresarial, a través de contratos a modos y este no fue la excepción.
  • Fridman Hirsch es la funcionaria más polémica de la administración de Vila Dosal, así como la que más viajado por el mundo y con el más alto número de programas, proyectos y estrategias que han fracasado.

Redacción/Sol Yucatán

Mérida.- Para supuestamente garantizar la participación del Gobierno del Estado en la convención de la Cámara Nacional de la Industria Electrónica de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (Canieti) 2022, la secretaria de Fomento Turístico (Sefotur), Michelle Fridman Hirsch, derrochó 1.4 millones de pesos al pagar los servicios del empresario Carlos Alberto Granados Navarrete, quien supuestamente realizó todo el trabajo que la funcionaria debió de efectuar, pues Yucatán fue la sede del evento.

El dinero lo entregó en un solo pago, por la labor que la empresa Corporativo de Servicios Turísticos Amigo, Sociedad de Responsabilidad Limitada de Capital Variable, efectuó durante los cinco días que duró el contrato.

Sin embargo, en ningún momento se especificó las actividades que dicha compañía yucateca efectuó en ese lapso, en especial, del 30 de marzo al 1 de abril del año en curso, cuando se efectuó el evento nacional anual, donde participaron 250 representantes de empresas de telecomunicaciones, los presidentes estatales de la Cámara y el comité nacional del organismo.

La “vicegobernadora”, como popularmente se conoce a la funcionaria, tiene la costumbre de delegar sus responsabilidades al sector empresarial, a través de contratos a modos, por lo que la convención de la Canieti no fue la excepción.

Lo peor de todo, benefició a un empresario que tiene diversas observaciones por parte de la Auditoría Superior del Estado de Yucatán (ASEY) por probables anomalías cometidas en esta administración local.

El 28 de marzo de 2022, la polémica funcionaria y el empresario suscribieron el contrato número SFT/061/2022, el cual sólo tuvo una duración de cinco días, aunque en el documento se establece el 31 de diciembre de 2022.

Para disimular la arbitrariedad, Fridman Hirsch efectuó la licitación pública número SFT-L1-S-2022, relativa a la contratación de servicios diversos para la “Participación del gobierno del Estado de Yucatán en la Convención Nacional Canieti 2022, a realizarse en la ciudad de Mérida, Yucatán, del 30 de marzo al 1 de abril de 2022”.

Sin embargo, en ningún momento se especificó el número de licitantes que participaron y mucho menos la propuesta ganadora, por lo que es evidente el favoritismo que prevaleció.

Dicha compañía fue creada el 21 de febrero de 2014 y su predio fiscal está ubicado en la calle 33 número 508 entre 6 y 8 de la colonia García Ginerés, de Mérida, la cual ha tenido una gran operatividad con la actual administración.

La Sefotur, como contraprestación del servicio objeto del contrato, pagó un millón 441 mil 604 pesos, monto que entregó en una sola exhibición.

Debido a las arbitrariedades detectadas, es notable la violación a la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público, así como su reglamento en vigor.

Asimismo, el contrato está compuesto de 17 cláusulas, distribuidas en ocho fojas, el cual fue firmado por ambos implicados, así como por los directores de Administración y Finanzas de la Sefotur, Hernán Castillo Rivas, y de Mercadotecnia de la dependencia, Carlos Enrique Monroy Abunader.

La Convención Nacional Anual Canieti 2022 se efectuó en el Centro Internacional de Congresos (CIC), y en la inauguración estuvo la secretaria federal de Economía, Tatiana Clouthier, el gobernador Mauricio Vila Dosal, y el presidente Nacional de la Cámara, Carlos Funes.

LA POLÉMICA, ALIADA INSEPARABLE

Fridman Hirsch es la funcionaria más polémica de la administración de Mauricio Vila Dosal, y con el pretexto de su cargo es la que más ha viajado por el mundo con cargo al erario y con el más alto número de programas, proyectos y estrategias que han fracasado.

Asimismo, de manera directa se enfrentó con los diputados locales de la anterior legislatura, principalmente con los del Partido Revolucionario Institucional (PRI), y se prevé que la problemática no se registre en este trienio, pues en esta ocasión la mayoría de los legisladores son de Acción Nacional (PAN).

Tan solo en la primera semana de septiembre de 2021, con recursos públicos, la funcionaria acudió a una reunión particular en un exclusivo restaurante de Los Ángeles, California, Estados Unidos, en compañía de políticos, artistas e influencers.

En las fotografías es notable la cara de felicidad de la funcionaria ante la fiesta en la que participó, pues no tiene preocupación alguna sobre el oneroso gasto, pues la cuenta fue pagada por los yucatecos y con el consentimiento de Vila Dosal.

La funcionaria viajera, como se le denomina en las redes sociales, cenaba en uno de los restaurantes más caros de Los Ángeles, en compañía del senador Raúl Paz así como de Alberto Carrillo (a) “El Bubu”, quien fuera denunciado por lucrar con el presupuesto asignado a combatir la pobreza de las etnias, cuando Xavier Abreu Sierra era el titular de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI).

En el evento privado también asistieron personalidades del medio artístico e influencers como Yordi Rosado, entre otros.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba