DeportesPortada

LEONES ASEGURA LA SERIE Y AMARRA EL CUARTO LUGAR

Redacción/Sol Yucatán

Perdieron una ventaja de 4 carreras en el cierre del noveno episodio cuando fueron alcanzados en el score 9×9, y en la siguiente entrada recuperaron 3 y con ellas los Leones de Yucatán sentenciaron el triunfo de 12×9 sobre los Piratas de Campeche, en 10 entradas, para asegurar la serie en el “Clásico Peninsular” y, de paso, amarraron el cuarto lugar en el standing de la Zona Sur, en el segundo compromiso que se desarrolló en el Parque Kukulcán Álamo con 7,963 aficionados.

Jugando de “visitante” en la cueva, el equipo melenudo anotó 2 carreras en la parte superior del noveno rollo, ante la serpentina del cubano Yoandy Cruz. Imparable de José “Cafecito” Martínez, remolcó la primera, avanzó las siguientes dos colchonetas por wildpitch y pásbol y el descontrol del relevista le facilitó el camino para anotar con elevado de sacrificio de Abraham López.

Aunque dejaron la jaula llena de rugidores, la cómoda ventaja de 4 carreras parecía que no traería consecuencias ya que el alto mando de las fieras trajo al norteamericano Tim Peterson, quien, sin oportunidad de salvamento, en su función de cerrador, tenía la misión de bajar la cortina. Sin embargo, no salió en su noche y todos esperan que no suceda lo mismo en la postemporada.

El gozo se fue al pozo con su desastroso relevo que echó en saco roto todo el trabajo realizado por los cuatro lanzadores que lo antecedieron, entre ellos, el cubano Yoanner Negrín, quien como en sus inicios con los Leones de Yucatán, en aquel lejano 2015, en su rol de “bombero”, se encaminaba a la victoria después de varias aperturas fallidas, con una labor de 3 entradas que incluyó 1 carrera sucia, 2 jits, y una base por bolas. Sustituyó a Onelki García, quien lanzó las primeras 3 entradas.

Peterson recibió el primer jit de Marco Antonio Guzmán Junior, y aunado a su descontrol, por la base por bolas que le obsequió a Ítalo Motta, y el lanzamiento descontrolado que permitió el avance de los corredores, dejó la mesa puesta para el imparable productor de 2 carreras del dominicano Luis Domínguez, el segundo de la entrada, que acercó a los filibusteros 9×7.

Yeison Asencio, quien no había conectado de jit en sus últimos cuatro turnos legales, de víctima segura se convirtió en el verdugo de Peterson y de los Leones con el cuadrangular de 2 carreras que emparejó el marcador y obligó a jugar la entrada adicional. El bombazo número 11 del dominicano envió a las duchas al relevista estadounidense con pasaporte mexicano.

Alex Tovalín (8-4) entró al rescate, dominó a Ramón Ramírez con rodado a la intermedia para terminar la novena entrada y el décimo episodio lo retiró en cuatro bateadores, tres de ellos, por la vía de los strikes. Con su hérmético relevo, se acreditó su octavo triunfo de la temporada y es el máximo ganador de los Leones de Yucatán.

El ex bigleaguer dominicano Rhiner Cruz (1-1), el derrotado, subió al cerrito en el décimo rollo con la brújula averiada y también tuvo un fatal relevo. Permitió las 3 carreras, 2 de ellas originadas por 3 pasaportes, con las que los Leones sellaron la victoria que los deja inamovibles en el cuarto lugar de la Zona Sur y llegarán a los pléiofs con porcentaje ganador.

Ángel Chavarín, bateador emergente por Luis Felipe “Pepón” Juárez, negoció la base por bolas, avanzó hasta la antesala con doble del cubano Lázaro Alonso, quien tuvo una gran noche al batear de 6-5 con 4 anotadas. Su primer jit en la Liga Mexicana de Béisbol (LMB) lo conectó en el cuarto episodio.

La segunda transferencia al “Cafecito” Martínez, llenó los senderos y tras uno fuera, Abraham López, quien sustituyó a Sebastián Valle -salió por lesión en su mano derecha- caminó a la inicial con boleto gratuito, remolcando de “caballito” a Chavarín.

El lanzador dominicano perdió la concentración y en lugar de pedir al “chief” ampáyer Eduardo Gámez el cambio de pelota, la aventó a la caseta y como no validó la solicitud, siguió en juego, y por el error del pitcher, Lázaro Alonso se coló a la registradora. La tercera carrera la remolcó Alan López -cubrió la antesala en lugar de Joshua Fuentes-, con imparable al central.

Los Piratas se fueron al abordaje en el inning de las buenas tardes y con una carrera que produjo Yeison Asencio en jugada de preferencia, tomaron la delantera. La ventaja se incrementó en el tercer rollo con el jonrón 17 de Luis Domínguez, de 2 carreras que puso el juego 3×0.

En la parte superior del cuarto rollo, los Leones le dieron la vuelta al marcador con 4 carreras. Chad Sedio disparó su primer jonrón de la temporada con Lázaro Alonso en el camino, y doble productor de 2 carreras de José Juan Aguilar, consumó la remontada. Agregaron 3 más en el quinto episodio; la primera la remolcó el “Cafecito” Martínez con elevado de sacrificio y el doble de Chad Sedio avanzó a Lázaro Alonso a la esquina “caliente”.

El extrabase marcó el fin de su labor de Jaime Lugo, tomando su lugar Luis Verdugo, a quien Abraham López le dio la bienvenida con imparable que impulsó la segunda carrera, anclando en la antesala Sedio, quien luego timbró con elevado de sacrificio de Alan López, mediante un espectacular engarce de Daniel Jiménez en el central.

Los Piratas no se rindieron y se acercaron en el marcador con sendas carreras en la sexta y séptima entradas, por error de Walter Ibarra y sencillo remolcador de Diego Madero, de forma respectiva, esta última ante las serpentinas de Hunter Cervenka. Tyler Wilson despachó el último tercio del “Lucky Seven” y el venezolano Jorge Rondón retiró en orden el octavo capítulo.

Por el equipo filibustero, Daniel Flores buscará rescatar el de la honra, mientras que los Leones de Yucatán tratarán de cerrar la temporada como la iniciaron, con una barrida, en el último compromiso que se jugará este domingo, a las 6 de la tarde, con un pitcher por confirmar.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba