Espectáculos

LO CONDENAN A MUERTE POR CONTRABANDEAR «EL JUEGO DEL CALAMAR»

Redacción/Sol Yucatán

Corea del Norte es reconocido por su estricta dictadura, la cual, restringe a sus ciudadanos de consumir productos televisivos que no hayan sido previamente autorizados por el gobierno. Actualmente, existe una ley de cero tolerancia contra aquellos que desobedezcan.

Los contenidos que son autorizados, en su mayoría, se trata de propaganda a favor de las autoridades y los que no, son acusados de promover ideas dañinas para la sociedad norcoreana.

Es por esto, que el exitazo de Netflix fue prohibida por su contenido de violencia explícito. Sin embargo, debido al alcance de su fama, un estudiante norcoreano decidió romper las reglas y comprar una copia pirada de la serie.

El hecho fue descubierto por las autoridades, quienes aprehendieron al estudiante y consiguieron dar con el contrabandista. Este fue condenado a muerte por fusilamiento y el comprador pagará cadena perpetua.

Se supo que otros seis compañeros suyos vieron el contenido. Ellos, fueron condenados a cinco años de trabajos forzados mientras que los maestros y autoridades que no detectaron el problema a tiempo fueron señalados públicamente y seguramente perderán sus empleos y es poco probable que puedan conseguir otro.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba