----------

― Advertisement ―

DÍA MUNDIAL DEL PERRO: MÁS QUE UN COMPAÑERO, UNA GRAN RESPONSABILIDAD

Redacción/Sol Yucatán Mérida. - Se dice que el perro es el mejor amigo del ser humano, pero este afecto en muchas ocasiones no es recíproco,...

LO DECIMOS EN CINCO PÁRRAFOS

InicioLocalesLO DECIMOS EN CINCO PÁRRAFOS

ESY: EL GRAN FRACASO DE VILA

*Uno de los grandes fracasos de Mauricio Vila que pasará a la historia como un monumento fallido al tráfico de influencias y de negocios en el poder, es el llamado Estadio Sustentable de Yucatán

*A escondidas como delincuentes, autoridades del gobierno estatal desalojaron y derribaron la normal yucateca que ocupaba el predio donde sería el ESY, en la zona de mayor plusvalía en Mérida

*Además de violentar leyes estatales, otras versiones apuntan también a que hubiera sido Víctor Álvarez Puga, esposo de Inés Gómez Mont, prófugo de la justicia acusado de diversos delitos por la Fiscalía General de la República, socio de César Esparza Portillo quien presentó el proyecto, y presume otros similares en Nuevo León y en Verona, Italia, que nunca han prosperado

Redacción / Sol Yucatán

Uno de los grandes fracasos de Mauricio Vila que pasará a la historia como un monumento fallido al tráfico de influencias y de negocios en el poder, es el llamado Estadio Sustentable de Yucatán (ESY), una inversión de 2,200 millones de pesos, que nunca existió salvo en una gran maqueta y en los bolsillos de los socios del gobernador, porque la presión social de los vecinos fue enorme y las violaciones a la ley llevarían a la cárcel a funcionarios de primer nivel.


Desde septiembre de 2020, producto de los intereses comerciales de los Rosas Moya, cuya secretaria de Finanzas del gobierno de Yucatán, es miembro de la acaudalada familia, Mauricio Vila anunció un gran estadio para los Leones de Yucatán de la Liga Mexicana de Beisbol y los Venados que estaban bajo la tutela de la familia Rosas.

A ESCONDIDAS COMO DELINCUENTES

A escondidas como delincuentes, autoridades del gobierno estatal desalojaron y derribaron la normal yucateca que ocupaba el predio donde sería el ESY, en la zona de mayor plusvalía de Yucatán, en una esquina frente al centro Comercial Galerías por un lado y The Harbor en el otro, lo demolieron y dejaron listo para venderlo al nuevo estadio para 25,000 asistentes, centro de espectáculos y hotel cinco estrellas con plaza comercial.


Para hacer eso, violaron diferentes leyes estatales además de que se trataba de un negocio entre empresarios y funcionarios del gobierno: la familia Rosas. El agravante que ahora circula mediáticamente, es que uno de los socios inversionistas de César Esparza Portillo quien presentó el proyecto, y otros dos similares en México y uno en Italia (Ninguno ha hecho), sería Víctor Álvarez Puga, esposo de Inés Gómez Mont, prófugo de la justicia acusado de diversos delitos por la Fiscalía General de la República.


Los terrenos de la exnormal yucateca de alrededor de 4 hectáreas, ahora serán para las oficinas del Tren Maya y posiblemente quedará un espacio para un área recreativa en una colonia tradicional de Mérida, como Cordemex, cuyos vecinos la han solicitado.

También te puede interesar leer: ANARQUÍA URBANA COLAPSARÁ A MÉRIDA