----------

― Advertisement ―

VAN 36 MUERTES POR HECHOS VIALES

*Especialista señala que el periférico es la vialidad más peligrosa de la ciudad, principalmente la zona oriente *Del total de muertes por hechos viales 16...

OTRA MUERTE POR DENGUE

Lo decimos en cinco párrafos

InicioLocalesLo decimos en cinco párrafos

OTRO EJECUTADO AL ESTILO DE LA MAFIA

Ahora asesinan a un funcionario del Ayuntamiento de Kanasín, identificado como el responsable de cobrar los giros negros
• Hace unos días, fue un empresario ligado al Ayuntamiento de Mérida y los grandes negocios con el alcalde Renán Barrera
• ¿Hay una crisis de inseguridad en Yucatán y su zona metropolitana? ¿La delincuencia organizada ya asoma su cara sin importarle nada, igual que en lugares como Guanajuato, Jalisco o Chihuahua?

Redacción / Sol Yucatán

Recientemente se dio a conocer la inseguridad que ya hizo crisis nuevamente en Guanajuato, estado gobernado por el PAN que ya está totalmente rebasado por el crimen organizado, apenas el fin de semana pasado mataron a 7 personas miembros de una familia adentro de un balneario, y al igual que en Yucatán, Guanajuato presume cifras bajas en delincuencia.

En Guanajuato gobierna el narco, hay ingobernabilidad desde hace muchos años, decían que cuando cayera “El marro” que era el principal delincuente, la paz llegaría, pero eso no fue así, cada día están peor, aunque el gobierno panista asegura tener la mejor policía de México.

¿Hay alguna coincidencia en la forma de gobernar panista de maquillar las cifras de seguridad estatales? En Yucatán permanentemente dicen que no pasa nada, que es el estado más seguro del país, pero también el fin de semana pasado mataron a un funcionario de Kanasín en la zona metropolitana de Mérida y no pasa un día sin que trascienda la ola de crímenes, asaltos y robos en ese municipio y la parte sur de la capital yucateca.

En el caso de Kanasín el reporte es muy claro: el funcionario conocido como “Teyina”, de acuerdo a la información que circula, estaba involucrado en negocios turbios, era el cobrador de los giros negros del Ayuntamiento. El alcalde Edwin Bojórquez dos días después y luego de la polémica por su asesinato, envió un pésame, pero al igual que la Fiscalía no proporcionó información oficial.

Seguramente igual que en el caso del empresario de Mérida, Carlos Ramón Salazar, ejecutado también en condiciones similares a la manera de actuar del crimen organizado, el gobierno de Yucatán de Mauricio Vila y la Fiscalía a su servicio, son capaces de decir “que se suicidó con tres disparos en la espalda”, y que no pasa nada en el estado más seguro del país, o que un empleado inconforme lo mató.