Hoy Escribe

LO DECIMOS EN CINCO PÁRRAFOS

SE LE CAEN NEGOCIAZOS A VILA

Redacción/Sol Yucatán

Mauricio Vila Dosal ya está desesperado, perdió el piso, lo del nuevo estadio sustentable es una ratería, así textual fue el comentario de un grupo de empresarios afines al Gobernador.

Su desesperación es por la caída de negocios que le dejarían miles de millones de pesos de ganancias a él y sus socios, como el caso de la Universidad de Chapingo, que les iba a dejar de primera mano 8 mil 500 millones de pesos. El negociazo se cayó por las denuncias de Sol Yucatán con documentos en mano.

Ahora se corre el riesgo de que la construcción del estadio en el norte se suspenda porque no es viable y fuertes intereses encontrados de los patrocinadores y socios de Vila, que están en pugna.

En su desesperación por buscar la candidatura presidencial se le está saliendo de control el fondo de “Mau Vila Presidente” que consiste en lo siguiente:

El 10% de los moches que se reciben por las obras que licita el Instituto de Vivienda del Estado de Yucatán van a parar a un fondo para la campaña presidencial del Gobernador, todo operado por los hermanos Mario y Ricardo Millet Encalada.

El IVEY publicó sendas Convocatorias a 15 Licitaciones Públicas, despertando suspicacias en propios y extraños ante tan alta pulverización, toda vez que se trata de la misma “Acción de Vivienda”.

Constructores disgustados que solicitaron el anonimato, revelaron a detalle la mecánica para no ser descalificados en la licitación, previo pago de moches. Operación mayúscula de lavado de dinero de alcance nacional que abordaremos en próximo reportaje del Sol Yucatán.

El problema detrás de esta circunstancia es que cuando se revisa con cuidado la forma en que Mauricio Vila lidia con estos elementos, es decir cuando se conoce mejor a su gobierno, se ve que está lleno de corrupción por todos lados. No tiene salvación.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba