----------

― Advertisement ―

PRECIOS DE LA CANASTA BÁSICA ESTÁN “POR LOS CIELOS”

Redacción/Sol Yucatán Mérida.- La pandemia y la inflación se convirtieron en la balanza del voto 2021, ya que todo parece indicar que la escalada inflacionaria...

ILEGAL, TERAPIA DE CONVERSIÓN

LOS DESAPARECIDOS DE YUCATÁN

InicioLocalesLOS DESAPARECIDOS DE YUCATÁN
  • Sus principales operadores son Jessica, la hija de Felipe Saidén, que ya pasó por todos los partidos políticos, su esposo Juan Zacarías Pardío y Julián Zacarías, Alcalde de Progreso, ahí está el NEGOCIO GIGANTE.

Redacción /Sol Yucatán

Hay un negocio millonario de exportación del que pocos hablan por los personajes de altos vuelos que están involucrados, se trata del tráfico de pepino de mar en Yucatán, que se manda ilegalmente a países asiáticos y que deja cientos de millones de dólares de ganancias a los jefes traficantes.

Sus principales operadores son Jessica, la hija de Felipe Saidén, que ya pasó por todos los partidos políticos, su esposo Juan Zacarías Pardío, que, hasta su papá lo sacó de sus negocios, y Julián Zacarías, el actual Alcalde de Progreso y obviamente primo suyo, ahí está el NEGOCIO GIGANTE.

Respecto de la pesca furtiva, que ciertamente monopoliza este grupo, junto con Martín Velázquez, su origen más que el pulpo y la langosta, es el pepino de mar, cuya depredación, casi al borde de la extinción de la especie genera uno de los desbalances más brutales de la naturaleza, por la función clave de limpieza de los litorales del pepino de mar, también conocido como «la aspiradora marina», pues consumen los todos los residuos.

Las ganancias del tráfico de pepino de mar se cuentan en miles de millones de dólares, y como referencia, sólo hay que recordar los cientos de millones de dólares que la UIF logró decomisar a la red de uno de sus socios-cómplices, Martín Velázquez, hace apenas un par de años, y que ya anda libre y burlando a la justicia. NOTA: Si a uno sólo de sus frentes le decomisaron cientos de millones de dólares, a cuanto ascenderán la suma de sus otros 2 o 3 redes de tráfico,

El gremio de las congeladoras andan que trinan contra Felipe Saidén Ojeda, pues las bandas de delincuentes que trajo y auspició, al ya estar escaseando el pepino de mar, se han abocado a asaltar con armas de grueso calibre a casi todas las empacadoras.

La estrategia de Saidén consiste en operar de agente doble y hasta triple entre los cárteles que operan en la zona, para confrontarlos y distraer la atención, mientras él trafica a la sombra de tales enredos sus operaciones de tráfico de especies prohibidas, y promueve a esas bandas de delincuentes, grupos de choque o mini-cárteles tipo Z, que tienen virtualmente secuestrado al Estado de Quintana Roo.

Cuando se les calienta mucho la plaza, vienen a esconderse por temporadas a Yucatán, bajo la protección de Saidén, quien a cambio los usa para secuestro, extorsión y los innumerables despojos como el caso reciente del municipio de Ixil contra los ejidatarios, y también contra privados que no pertenezcan a su círculo.

 En pocas palabras, les jura amor y lealtad eterno a cárteles, DEA y pueblo, juega con todos, y cuando se calientan las cosas los confronta a todo entre sí, exponiendo a gravísimo riesgo a la ciudadanía de la forma más vil y cobarde.

Lo que la gente debe de entender es que su “Escudo Yucatán” es precisamente eso, UTILIZAR A YUCATAN COMO ESCUDO HUMANO PARA PROTEGERSE EN TODOS SUS DELITOS.

En toda la costa norte de la Península de Yucatán existen cientos (probablemente ya hasta miles…) de “desaparecidos”, pero eso sí, ningún muerto!?!

La inmensa mayoría son pescadores de pepino de mar que se descompresionan y la orden de Saidén a sus operadores es que, ninguno llegue a algún hospital, para que no se levante un reporte médico y comiencen las investigaciones. Los arrojan a la ciénega para que los coman los caimanes y cocodrilos. Parece ciencia ficción, pero así es, y hay muchísimas familias que quieren declararlo.

Artículo anterior
Artículo siguiente