Portada

LOS PRESTANOMBRES DE ZACARÍAS

Redacción/Sol Yucatán

Progreso.- Es probable que el 2022 sea el año más fructífero en la carrera de Marco Christian Murillo Villarino, pues gracias a su apoyo a las dos candidaturas de Julián Zacarías Curi para alcalde, actualmente, es recompensado por el Ayuntamiento de Progreso con contratos de obra pública que suman más de 15 millones de pesos.

Como botón de muestra, el 7 de mayo de 2022, Julián Zacarías Curi y Maro Christian Murillo Villarino celebraron el contrato número MPY-R33-LP-02-2022, correspondiente a la obra “Rehabilitación de calles en la colonia Francisco I. Madero de la localidad de Progreso, Yucatán”.

A pesar de ser una licitación pública, en el documento no se especifican cuáles fueron las otras empresas participantes, sus montos o propuestas, cuadro comparativo o los motivos del fallo a favor de Tanlah Construcciones y Edificaciones, S.A. de C.V., propiedad de Murillo Villarino.

Sin embargo, a pesar que dicha empresa no aparece en ningún directorio empresarial, ni tiene presencia en redes sociales, ni cuenta con una página oficial, fue privilegiada por Zacarías Curi con dos millones 819 mil 999 pesos.

Solamente se estableció que el contratista “tiene capacidad jurídica para contratar, reúne las condiciones técnicas y económicas y dispone de la organización y elementos suficientes para obligarse a la ejecución de los trabajos relativos a la obra objeto del contrato”.

Como en ocasiones anteriores, el trabajo a efectuar abarcó apenas cinco calles y aun así contó con un lapso de 90 días naturales para llevar a cabo las obras, específicamente, del 10 de mayo al 7 de agosto de 2022.

De igual forma, como ya es costumbre en los contratos de Zacarías Curi y Murillo Villarino, no hay constancia de la entrega o recepción de los trabajos, ni pruebas fotográficas de la realización de los mismos.

A pesar de todas las irregularidades en torno a la presunta empresa de Murillo Villarino, el contrato fue avalado y firmado por el alcalde Julián Zacarías Curi, así como por el secretario municipal Roger Antonio Gómez Ortegón, el director de Desarrollo Urbano y Obras Públicas Luis Alberto Castro Naal, y el subdirector de Obras Públicas Omar David Ramos Povedano.

EMPRESARIO SIN EMPRESA

De igual forma, para la rehabilitación de un par de calles de Puerto Progreso, el alcalde Julián Zacarías Curi entregó otro contrato a modo al contratista Ricardo Eliezer López Peet, quien a pesar de carecer de una empresa establecida le entregaron un presupuesto por 1.1 millones de pesos.

Tan “arduo” fue el trabajo que realizó durante dos meses, que a diario pavimentó 30 metros cuadrados, lo que demuestra el ilícito cometido entre presidente municipal y el empresario, cuya oficina está en su propia vivienda.

El pasado 7 de mayo, el edil emanado del Partido Acción Nacional (PAN) y López Peet suscribieron el contrato de obra pública con base a precios unitarios y tiempo determinado, con número MPY-R133-LP-001-2022, relativo a la “Rehabilitación y construcción de calles en la localidad de Progreso, Yucatán”.

Específicamente, en la calle 78 A entre 37 y 39, así como en la 104 entre 39 y Ciénega del municipio, por lo que se laborará en un metraje por pavimentar de mil 817 metros cuadrados.

Para una obra de tales dimensiones, se le asignó un techo financiero por un millón 145 mil 302 pesos, recurso proveniente del Ramo 33.

Lo más raro de todo fue el plazo de ejecución de la obra objeto, para lo cual, la comuna otorgó 60 días naturales para efectuar las respectivas labores en ambas calles. Por ende, el trabajo inició el 10 de mayo y la labor concluyó el 8 de julio de 2022, sin embargo, no hubo pruebas del fin de la misma.

De nuevo cuenta, el contrato fue firmado por el edil y el presunto empresario, así como por el secretario municipal, Roger Antonio Gómez Ortegón, y el director de Desarrollo Urbano y Obras Públicas, Luis Alberto Castro Naal.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba