LocalesPortada

MAPACHES AL ATAQUE

  • Para cumplir su sueño guajiro de ser gobernador de Yucatán, el alcalde de Progreso, Julián Zacarías Curi, ya recurrió a los servicios de su aliado favorito: Marco Christian Murillo Villarino.
  • Murillo Villarino ha invertido en las dos campañas para alcalde de Zacarías Curi; a través de su empresa Tanlah Construcciones presuntamente desviaron dinero para los comicios de 2021
  • El 20 de octubre de 2021, el concejal le adjudicó un nuevo contrato por dos millones de pesos para la supuesta construcción de cuartos habitación en diferentes zonas de Progreso.

Redacción/Sol Yucatán

Progreso.- El invertir en las dos campañas electorales del alcalde de Progreso, Julián Zacarías Curi, le resultó sumamente productivo a Marco Christian Murillo Villarino, pues de 2019 a la fecha, a la empresa Tanlah Construcciones y Edificaciones, Sociedad Anónima de Capital Variable, le han autorizado seis contratos a modo por un monto por 13 millones de pesos.

La cifra aumentará, pues al edil emanado del Partido Acción Nacional (PAN) aún le resta dos años de administración, y recientemente le aprobaron un nuevo proyecto, cuyo monto aún se está por definir.

En 2018, Murillo Villarino apostó por Zacarías Curi, por lo que financió parte de su campaña electoral, y tras ganar la alcaldía obtuvo varios contratos a modo, y en 2021 volvió a apoyarlo, por lo que en su segundo trienio también es fructífero para su empresa.

Por ende, en cuatro años ya le autorizaron seis proyectos, por un monto total de 13 millones 415 mil 964 pesos, para la realización de diversas obras, tanto en la ciudad como en las comisarías.

Cabe destacar que es una empresa relativamente nueva, pues fue creada el 5 de abril de 2019, y su predio fiscal está ubicado en la calle 27 número 474 B entre 40 y 42 de la colonia Jesús Carraza, de Mérida.

Tan sólo en 2019 le autorizaron dos obras por dos millones 63 mil 69 pesos, al año siguiente fue uno por dos millones 999 mil 853 pesos, mientras que en 2021 fue un par de proyectos por cinco millones 533 mil 43 pesos, la cifra más alta, y en lo va del año, hay uno por dos millones 819 mil 999 pesos.

A estos hay que anexar el contrato de obra pública, por invitación a cuando menos tres personas, con número MPY-R33-I3P-07-2022, relativo a “Construcción de cuartos dormitorio en la localidad de Flamboyanes y Chicxulub Puerto del municipio de Progreso, Yucatán”, el cual fue validado el 30 de junio pasado, por lo que aún no se determina el monto correspondiente, de acuerdo con la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT).

Además, el pasado 7 de mayo, el concejal suscribió el contrato a modo de la licitación pública número MPY-R33-LP-02-2022 relativo a la “Rehabilitación de calles en la colonia Francisco I Madero de la localidad de Progreso, Yucatán”.
Para ello, la comuna le asignó un presupuesto por dos millones 819 mil 999 pesos, recurso federal proveniente del Fondo de Infraestructura Social Municipal (FISM) y del ramo 33.

Asimismo, el 20 de octubre de 2021 se signó el contrato de la licitación pública, correspondiente al “Construcción de cuartos dormitorio segunda etapa”, en Progreso, Chicxulub Puerto, Chelem, Chuburná Puerto, y Campestre Flamboyanes”.

Por ende, se le asignó un techo financiero por un millón 999 mil 999 pesos, y el ayuntamiento le otorgó un anticipo de 599 mil 999 pesos, correspondiente al 30 por ciento.

El plazo de ejecución de la obra fue de 60 días naturales, por lo que el trabajo comenzó el 21 de octubre, para concluir el 19 de diciembre, pero no hay pruebas fotográficas o documentación de la entrega o finalización de las obras.

Anteriormente, el 3 de mayo de 2021 firmó el documento más oneroso a favor de dicha compañía, por un monto de tres millones 533 mil 43 pesos, para la rehabilitación de las calles de Flamboyanes, comisaría de Progreso.

El 30 de abril del 2021, en la oficina de la Dirección de Desarrollo Urbano y Obras Públicas de Progreso, se celebró el Acto de Fallo del concurso por licitación pública con número MPY-LP-04-2021, de la obra “Rehabilitación de calles en Campestre, Flamboyanes, de Progreso, Yucatán”.

De acuerdo con el documento, sólo hubo un licitante, a quien se le entregó la respectiva obra, y por ende, se le autorizó un techo financiero por tres millones 533 mil 43 pesos.

La obra tendría una duración de 30 días naturales, por lo que se empezó al día siguiente de la firma, para concluir el 2 de junio.

Asimismo, en el período más álgido de COVID-19, el funcionario y el empresario suscribieron el contrato a modo, derivado de la licitación pública número MPY-LP-16-2020 para la “Rehabilitación de calles en el municipio de Progreso, Yucatán”.

El recurso que la comuna le asignó fue por dos millones 999 mil 853 pesos, dinero federal perteneciente al ramo 33.
El vínculo de corrupción entre ambos personajes inició en 2019, cuando acordaron un par de proyectos, por cerca de dos millones de pesos, en obras diversas.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba