----------

OXKUTZCAB: SOLO VE PASAR LOS APOYOS PERO NO LE TOCA NADA

Redacción/ Sol Yucatán El ciudadano de Oxkutzcab, Nemesio Xiu de aproximadamente  67 años, es sordomudo, actualmente él se dedica a brindar el servicio de transporte...

CIBERNARCOS VIPS

La última, una Aeronave (Gulfstream bimotor, color blanco, matrículas V3-GRS) procedente de Cozumel, Quintana Roo, fue destruida cuando se encontraba en una pista clandestina en el municipio de Catatumbo, del estado de Zulia.

MÁS DE 50 NARCOAVIONETAS DERRIBADAS EN VENEZUELA

InicioLocalesMÁS DE 50 NARCOAVIONETAS DERRIBADAS EN VENEZUELA
  • La última, una Aeronave (Gulfstream bimotor, color blanco, matrículas V3-GRS) procedente de Cozumel, Quintana Roo, fue destruida cuando se encontraba en una pista clandestina en el municipio de Catatumbo, del estado de Zulia

Reportajes Especiales Grupo Sol

El tráfico aéreo de drogas es uno de los problemas más serios para los países centroamericanos, sudamericanos y de México, una ruta que es puente entre Centroamérica y Norteamérica, tan sólo en los últimos 3 años, varias aeronaves han sido destruidas e incautadas en diferentes puntos del continente americano.

En lo que va del presente año, avionetas pertenecientes a cárteles mexicanos han sido incautadas o destruidas en Sudamérica, más específicamente en Venezuela, asimismo, también se han incautado narcoaviones pertenecientes a los cárteles ecuatorianos en territorio mexicano.

Y es que actualmente, tanto los cárteles colombianos como los mexicanos imperan en el sur del continente, mismos que coordinan el trasiego internacional de droga, tan sólo en Ecuador, la palabra “narcoterrorismo” es bastante nueva. El país vivió la jornada más violenta de su historia reciente el 1 de noviembre del 2022. En menos de 24 horas, cuatro ciudades costeras sufrieron 18 atentados relacionados con el narcotráfico.

Muestra de ellos sucedió en junio de 2023, cuando la uerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb) informó que destruyó una avioneta que ingresó de forma ilegal al espacio aéreo venezolano procedente de México. Según su comandante estratégico operacional, Domingo Hernández Lárez, la aeronave fue declarada “hostil” al no tener permiso para volar sobre el territorio nacional venezolano.

El militar explicó que la avioneta salió de la isla de Cozumel con destino a Curazao, pero en el trayecto apagó el transmisor de posición y la radio para desviarse hacia Venezuela.

La Fanb detectó el vuelo irregular en el municipio Pedro Camejo del estado Apure, fronterizo con Colombia, donde hay zonas propicias para el aterrizaje clandestino de aeronaves.

Un año antes, la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) informó el derribo de una avioneta, proveniente de México, con destino a Zulia, en Venezuela.

La aeronave “Sabreliner”, matrícula XB-RXG, tenía rumbo al aeropuerto de Reina Beatrix, en el estado de Zulia. La FANB informó que el ingreso ilegal al espacio aéreo venezolano orilló a los militares a comenzar con el derribo de la avioneta. La unidad cayó incendiada y hecha pedazos, quedando parcialmente destruida.

Las autoridades comentaron que la aeronave pertenece unos terroristas armados, identificados como narcotraficantes mexicanos y colombianos.

NARCOAVIONETAS UNA CONSTANTE EN EL SUR DEL PAÍS

La frontera sur de México es la entrada de drogas que son trasportadas en diferentes en aviones, por lo que estos puntos son peleados por grupos del crimen organizado, que buscan de hacerse del control de dichos puntos, no obstante, en ocasiones al no poder realizar un envío exitoso, dichas aeronaves son abandonas o son descubiertas por autoridades que las derriban.

El sur de Quintana Roo, especialmente los municipios de Bacalar y Othón P. Blanco, es donde más reportes de narcoavionetas se han efectuado, muestra de ello es noviembre de 2023, cuando los habitantes de la comunidad de El Gallito, a pocos kilómetros de la frontera con Campeche, reportaron que una avioneta intentó aterrizar en una pista clandestina, pero debido a la situación poco usual en el sitio, los tripulantes decidieron no hacerlo y siguieron su camino.

Según se reporta, por parte de las autoridades, integrantes del Cártel de Sinaloa ya esperan la aeronave, esto para descargar las drogas, pero cuando se enteraron de la presencia del Ejército Mexicano, decidieron huir, no obstante, al quedar la pista sin vigilancia, los integrantes de las fuerzas castrenses tomaron posesión del lugar y quedó bajo resguardo.

De igual forma, 2020 podría ser considerado como el año en que más narco-vuelos fueron documentos en el nuevo Triángulo Dorado –México-Belice y Guatemala, de acuerdo con estadísticas oficiales.

Durante el año no solo hubo avistamientos de aeronaves, sino que además un número considerable ha logrado aterrizar en tierras quintanarroenses; otras ocupan por horas el espacio aéreo, lo que ha vuelto este “fenómeno” imparable.

En 2022, fueron detenidas nueve personas, de las cuales seis eran elementos de la policía, quienes transportaban 25 paquetes de supuesta droga. La localización se realizó a 40 kilómetros de la comunidad La Unión, cerca de The Lemonal, Belice.

El 5 de febrero, un avión tipo Cessna se encontró quemado cerca de nuevo Tabasco, Bacalar, cerca de la zona limítrofe con Campeche, el cual habría sido usado para transportar droga proveniente de Sudamérica.

Para el mes de marzo, se registraron 3 eventos relacionados con el transporte de drogas, el primero tuvo lugar el 4 de marzo en el distrito de Corozal, donde se aseguraron 700 libras de marihuana, estas se encontraron dentro de una camioneta abandonada y donde se confiscaron en su interior armas largas, así como municiones.

Ya en junio se descubrió una nueva narcoavioneta en la zona de manglares de la aldea Monkey River, completamente abandonada y vacía, por lo que la droga, de nueva cuenta, fue descargada con éxito.

En el mes de octubre se tuvo el registro de un jet cerca de la villa Little Belice, la cual se encontró calcinada y sin indicios de los responsables ni de la materia transportada.

Durante noviembre al menos 3 eventos tuvieron lugar en el país caribeño, donde únicamente se logró el aseguramiento de la droga en el primero, este ocurrido el 4 de noviembre, cuando un jet bimotor aterrizó de emergencia en la Autopista Sur de Golden Stream Village, donde se confiscaron 22 fardos de cocaína que tenían como destino Estados Unidos.

Un avión más se quemó en la zona de Kanatik, distrito de Stann Creek, el 25 de noviembre; mientras que para el 27 del mismo mes se reportó el hallazgo de una narcoavioneta en el área de Hidden Valley de Mountain Pine Ridge, distrito de Cayo, en donde se detuvo a un policía de origen mexicano, quien habría participado en la actividad delictiva.

En esa ocasión se decomisaron 500 kilos de cocaína.

Los narco-vuelos, aterrizajes forzosos y accidentes son frecuentes, pero sin detenidos. No ha servido de nada el cambio de delegado de la Fiscalía General de la República (FGR) en el Estado. En opinión de expertos, un silencio ominoso es lo que prevalece, pues las aeronaves no son un fenómeno nuevo.

BELICE ZONA DE ATERRIZAJE Y DE PASO

El pasado mes de abril, restos de una avioneta usada para transportar drogas fueron descubiertos por Militares en una zona boscosa del poblado de Corazón Creek, también se encontraron dos cuerpos en una tumba clandestina. Los hechos sucedieron durante la mañana de hoy.

De acuerdo a la Fuerza de Defensa de Belice (BDF), se han estado llevando a cabo búsquedas en la zona de Corazón Creek, ubicado en el distrito de Toledo, debido a que se captaron señales del sospechoso avión de drogas el pasado martes, 11 de abril. Debido a las condiciones del terreno en la localidad, elementos de la BDF no pudieron acceder de forma inmediata.

En el sitio se descubrió una avioneta tipo Piper, la cual se encontraba totalmente quemada sobre un terreno boscoso, el cual había sido limpiado para ser utilizada como pista de aterrizaje. Autoridades también encontraron una tumba clandestina de poca profundidad con dos cuerpos, al parecer los tripulantes de la avioneta.

De acuerdo a la BDF, quemar la aeronave es un recurso común usado para evitar el rastreo de la unidad y hasta el momento, no han encontrado rastros del cargamento de drogas, por lo que se presume que esta fue rescatada por grupos criminales.

De igual forma, autoridades del país de Belice han reportado varios hechos relacionados con este tipo de transporte, tan sólo en octubre una aeronave que transportaba droga, se precipitó momentos después de que fuera robada por dos personas, quienes fallecieron calcinados en el incidente.

Los hechos sucedieron en la península de Placencia, a la altura de la milla 21, ubicado en el distrito de Stann Creek, luego que los tripulantes robaran el avión de una empresa local de vuelos, a donde llegaron en una lancha, para después amagar al guardia y proceder con el hurto.

Pese a tener una población 43 veces menor que la de Guatemala o 15 veces inferior que el promedio de los países centroamericanos, Belice padece una creciente ola de homicidios; su territorio está controlado por pandillas, carece de recursos para reforzar la seguridad y, peor aún, tiene el privilegio y la desgracia de ser un país geográficamente estratégico para el turismo, pero más para el narcotráfico.

Según la DEA e informes de la Secretaría de Seguridad Pública de México, la mayor parte de las operaciones de los cárteles se realizan en las selvas del Petén y Los Cayos, una cadena conformada por unas 450 islas coralinas que se utilizan para traficar drogas, personas, armas, maderas preciosas y animales exóticos.

No sólo eso: Belice es clave en el contrabando de cigarros –que provienen de Canadá o Estados Unidos–, telas y productos chinos que entran al mercado informal de México. Se afirma que su introducción al mercado mexicano se realiza mediante sobornos a las autoridades aduanales y a la Policía Federal.

Según la DEA, en Belice operan tres cárteles. Hasta ahora se tiene detectada la presencia de Sinaloa –el más poderoso del mundo y con presencia en 80 países–y Los Zetas, cuyos tentáculos incluyen todo Centroamérica y Europa, particularmente sus enlaces se ubican en Italia.

CAMPECHE: PUNTO DE ENCUENTRO CON SUDAMÉRICA

Dicha entidad se ha convertido en un importe zona donde los traficantes suelen ingresar a México, procedentes de Sudamérica, específicamente de Perú, Ecuador y Colombia, donde consiguen los estupefacientes, para posteriormente ser procesados; sin embargo, en el intento terminan destruidas tras aterrizajes malogrados.

Cabe recordar cuando elementos de la 30 zona militar de la Sedena, implementaron un fuerte operativo en los límites de Tabasco y Campeche, luego de que se diera el aviso del aterrizaje de una avioneta correspondiente a Centroamérica en una pista clandestina localizada de Champotón, Campeche.

Tras el reporte de alertamiento aéreo y por el aterrizaje de una avioneta tipo Cessna bimotor de color blanco sin matrículas, elementos del ejército mexicano con jurisdicción en Campeche implementaron un fuerte despliegue policiaco.

Los agentes federales se trasladaron hasta la pista “La Joya” donde efectivamente notaron la presencia de una aeronave abandonada, la cual hacer inspeccionada en su interior se hallaron 20 bidones de 50 litros cada uno, 12 vacíos y ocho llenos de turbosina, además de 16 aerosoles antiestática, usados en la ropa para evitar incendios a la hora de abastecer combustible.

CHIAPAS: NUEVA ZONA DE INFLUENCIA

Debido a su cercanía con Guatemala, que a su vez hace frontera con El Salvador, Honduras y Belice, se ha vuelto un punto importante para el trasiego de drogas, provenientes de Sudamérica, por lo que constantemente este tipo de aviones son interceptados por autoridades mexicanas y guatemaltecas que obligan a descender a los pilotos.

Tan sólo en agosto, la Guardia Nacional y las fuerzas armadas de Chiapas detectaran el aterrizaje de una aeronave, que no contaba con la autorización requerida, los militares se dirigieron al lugar, 40 kilómetros al oeste de Tapachula, para realizar una inspección.

Una vez en el sitio, se percataron de que el ala izquierda estaba incendiada, como consecuencia de haberse impactado contra una palmera. Al lugar también arribaron dos Fuerzas de Reacción, llegadas en un helicóptero de la Fuerza Aérea Mexicana y en otro de la Guardia Nacional.

Durante la exploración, en la aeronave se encontraron 120 paquetes de droga, y “al realizar reconocimientos terrestres en inmediaciones del lugar de aterrizaje, se localizaron 279 adicionales, asegurando un total de 399 paquetes, con un peso aproximado de 462 kilos de cocaína”.

También, semanas antes, e reportó la presencia de una aeronave que volaba de manera irregular sobre la comunidad Las Garzas, por lo que un grupo compuesto por elementos de la Guardia Nacional y de la Armada de México se trasladaron a la zona indicaba para realizar laborales de reconocimiento.

En el lugar se encontraba una avioneta abandonada, color blanco, que en su interior estaba cargada con un aproximado de 750 paquetes de cocaína, que sumaban alrededor de 800 kilos; también se encontraron galones de combustible en el interior, por lo que se presumen que la droga iba a ser movida por vía marítima, mediante lanchas rápidas.

Otra acción importante fue el aterrizaje de una unidad a 4 kilómetros al suroeste de Tres Picos, en el municipio de Tonalá, en donde se encontraba un grupo de individuos, el cual optó por abandonar la presunta carga y aeronave ilícita, al darse cuenta de la cercanía del personal militar.

Al sitio del aterrizaje ilícito arribó un helicóptero UH-60 transportando a la Fuerza de Reacción helitransportada, que estableció un perímetro de seguridad, inspeccionó la aeronave sospechosa y efectuó reconocimientos a la periferia del área, localizando diversos paquetes con un peso aproximado de 340 kilogramos de una sustancia con características similares a la cocaína.

La aeronave y la droga asegurada fueron puestas a disposición de las autoridades competentes, quienes realizarán la confirmación pericial del tipo y cantidad de droga.

Dichas situaciones se efectúan por la geografía chiapaneca, sin que hasta el momento, el número haya descendido de manera contundente, pese a que autoridades afirman que se combate constantemente el trasiego de drogas.