----------

CORRUPCIÓN DE ALCALDES CONTAMINA PROGRESO, UMÁN Y MÉRIDA

Las familias que habitan en colonias y fraccionamientos del Norte de Mérida así como las de Umán y de Flamboyanes, comisaría de Progreso, están...

MÉRIDA, BASURERO AL AIRE LIBRE

InicioLocalesMÉRIDA, BASURERO AL AIRE LIBRE
  • Los más beneficiados por el “error” del programa de descacharrización son los sindicatos de la CROC y CTM, pues Renán Barrera ha pagado a sindicatos priistas 11 millones de pesos por participar en la campaña
  • Renán Barrera fue arropado por líderes y cientos de agremiados de ambos sindicatos, por lo tanto no se descarta que el fallido programa fue planeado para favorecer a las agrupaciones sindicales por el respaldo a Barrera Concha

Redacción / Sol Yucatán

A tres meses de la fallida campaña de descacharrización del Ayuntamiento de Mérida y el Gobierno del Estado, aún existen cúmulos de cacharros en los diferentes rumbos de la Ciudad, en especial en la zona Sur, Oriente y comisarías.

Las “montañas” de basura han generado descontento que, al parecer no le interesa a la Comuna, ya que a pesar de los reportes no han pasado a recogerlas.

Hay reportes de que en las montañas de basura se resguardan zarigüeyas, tarántulas y hasta culebras.

Los cacharros con la llegada de las lluvias se han convertido en mega criaderos de moscos, lo que podría ser la causa del brote atípico de dengue en Mérida, según la doctora Gloriely Pacheco, experta en Salud Pública.

Al día de hoy Mérida, el municipio más grande de Yucatán, es el epicentro del dengue, tiene 845 casos, es decir, el 60.7 por ciento de todos los enfermos por dengue de Yucatán que acumula 1 mil 392 casos en el presente año.

Asimismo, Mérida registra uno de los tres casos en el país de la enfermedad Tifo Murino, que se transmite por la picadura de mosco y que es altamente peligrosa ya que ataca directamente al hígado.

De acuerdo con datos de Ayuntatel, los mayores problemas se registran en colonias como Mulsay, Juan Pablo II, San José Tecoh, Kukulcán, Vergel, Emiliano Zapata Sur, Plan de Ayala y la zona Sur y Poniente del centro de Mérida, así como en comisarías de Santa María Chí, Sitpach, Molas, San José Tzal, Tzacalá, Sac Nicté, entre otras.

Gabriel Barragán Casares, regidor priista, indicó que las montañas de cacharros que están ocasionando perjuicios, descontento y desesperación entre los habitantes de diferentes partes de Mérida es producto de una muy mala planeación y organización por parte del Ayuntamiento y del Gobierno del Estado, dado que es un operativo conjunto.

“Es imposible que en dos días se pueda recoger todos los cacharros del municipio, es un engaño y una mentira”.

Reiteró que para que tengan los resultados deseados el programa se debe de realizar durante los fines de semana de un mes, es decir, durante cuatro fines de semana o bien, durante una semana completa.

“El problema es que las autoridades planean estos tipos de programas al vapor y no se ponen a pensar en el ciudadano, sólo les interesa la foto y hacer creer a la ciudadanía que están trabajando”.

La doctora Glorielly Pacheco, experta en Salud Pública, aseguró que con las recientes lluvias en Mérida existen en potencia cientos o miles de focos rojos, ya que es el sitio idóneo para la proliferación del mosco Aedes Aegypti, responsable de la transmisión del dengue, chikungunya y zika.

Ante esta situación, explicó que Mérida corre el peligro de tener cifras de dengue nunca antes vistas.

Explicó que durante el primer semestre del año en Yucatán y en especial Mérida se ha registrado un brote atípico de la enfermedad.

De acuerdo a las proyecciones, Mérida registra una cifra histórica de la enfermedad, debido a que los meses donde hay un repunte de la enfermedad, aún están por venir.

Error con tintes políticos

Los más beneficiados por el “error” del programa de descacharrización son los sindicatos de la CROC y CTM.

Tras las quejas ciudadanas por los cúmulos de cacharros, el Ayuntamiento puso en marcha un programa emergente de recolección de estos potenciales criaderos de moscos, para ello contrató volquetes de ambas agrupaciones sindicales.

De acuerdo con información de la propia Comuna, al día pagaban 100 mil pesos por la renta de volquetes.

El programa emergente estuvo en marcha 35 días, por lo cual el Ayuntamiento de Renán Barrera pagó a los sindicatos un monto de 3 millones 500 mil pesos por la renta de vehículos.

Es decir, el programa emergente duró 33 días más que el programa original.

Aunque se ignora los resultados obtenidos, debido a que a pesar del programa emergente, aún existen cúmulos de cacharros en diferentes rumbos del municipio.

Semanas antes, Renán Barrera Concha fue arropado por líderes y cientos de agremiados de ambos sindicatos que antes estaban ligados directamente con el Partido Revolucionario Institucional.

Es la primera ocasión en la cual un candidato ajeno al PRI es cobijado por las agrupaciones sindicales.

Ante esta situación, no se descarta que el fallido programa de descacharrización hubiera sido planeado de esta manera para favorecer a las agrupaciones sindicales y asegurar el respaldo a Barrera Concha, en sus aspiraciones a ser Gobernador de Yucatán.

Durante la campaña fallida de descacharrización realizada a finales del mes de mayo, se utilizaron 340 volquetes para el barrido del municipio y la recolección de los cacharros en todo el municipio, de estos 250 fueron rentados a ambos sindicatos.

De acuerdo con fuentes que estuvieron a cargo del operativo, cada unidad costó 15 mil pesos por jornada laboral, incluido el sueldo del operador.

Es decir, por los dos días del programa de descacharrización, la Comuna y el Gobierno del Estado pagaron por la renta de vehículos pertenecientes a las agrupaciones sindicales 7 millones 500 mil pesos.

Si sumamos el monto de las dos rentas en el operativo de descacharrización y el programa emergente, el Ayuntamiento pagó por la renta de volquetes a los sindicatos vinculados al PRI, 11 millones de pesos.

El Ayuntamiento responsabilizó a la ciudadanía de seguir sacando estos artículos, aún cuando la jornada de descacharrización terminó hace meses y amenazó con aplicar sanciones a los que dejen basura o cacharros en la vía pública.

La Ley Orgánica Municipal contempla sanciones económicas e incluso arresto administrativo para las personas que sean sorprendidas tirando basura en la vía pública.

Artículo anterior
Artículo siguiente