----------

PROTEGE A DELINCUENTES

*Ramírez Marín cobijó en su planilla de regidores a Antonio Osorio Vázquez, (a) “El Perro”, sobre quien pesa diversas denuncias penales por delitos de...

LEY MORDAZA YUCATECA

CORRUPCIÓN QUÍMICA

MICHOACANOS ROBAN A SEFOTUR

InicioPortadaMICHOACANOS ROBAN A SEFOTUR
  • La secretaria de Fomento Turístico, Michelle Fridman Hirsch, pagó a sobreprecio 1.5 millones de pesos por el mantenimiento de su Página Web a la empresa Internet Architects Consulting. La funcionaria viajera pasó del favoritismo a los recomendados.

Redacción/Sol Yucatán

Mérida.- El favoritismo es el común denominador de la secretaria de Fomento Turístico (Sefotur) del gobierno del Estado, Michelle Fridman Hirsch, pues en lugar de fomentar el desarrollo empresarial de Yucatán sólo se enfoca en el bienestar de sus amigos de Michoacán, tal el caso de la empresa “Internet Architects Consulting S.C.”, a la cual, prácticamente en 2019 le regaló 1.5 millones de pesos.

A pesar de las numerosas anomalías y atropellos que ha cometido la funcionaria, el gobernador nada hace para corregir la problemática que prevalece desde hace tres años, por lo que de continuar así, la situación en el Estado empeorará.

El pasado 11 de agosto de 2019, la vicegobernadora, como popularmente se le conoce, firmó un contrato de prestación de servicios como representante del Fideicomiso de Promoción Turística del Estado, junto con el representante legal de dicha iniciativa privada, Manuel de la Torre Rábago.

El Fiprotuy es un fideicomiso sin estructura, creado por el Poder Ejecutivo del Estado, el cual fue publicado en el Diario Oficial el 5 de octubre de 2004, con el propósito de administrar e invertir para fines de Promoción Turística de Yucatán, recursos que se recaudan por concepto del Impuesto al Hospedaje, durante el ejercicio fiscal de cada año, y Fridman Hirsch es la presidenta del comité técnico.

De acuerdo con el documento en poder del Sol Yucatán, el 25 de julio de 2019 se efectuó la Licitación Pública Número SFT-L5-2019, relativa a la Contratación del Servicio de Reestructuración, Rediseño, Soporte, Actualización y Mantenimiento de los Sitios Web de la Sefotur, posteriormente, el 16 de agosto se emitió el fallo, resultando adjudicada la persona moral denominada Internet Architects Consulting.
Por ende, el Fiprotuy pagó un millón 464 mil 500 pesos al prestador de servicios, la cual está establecida en Morelia, Michoacán. Porque contratar una empresa foránea, ya que para dar ese servicio hay compañías capacitadas en Yucatán y costaría mucho menos.

Tan sólo para la “Restructuración, Migración y de los sitios web” se hizo un único pago por 951 mil 200 pesos, mientras que para el “Hosting con requerimientos mínimos, adicionalmente la administración, soporte y mantenimiento del servidor o servidores de hospedaje”, se depositó 127 mil 600 pesos.

Asimismo, por el “Servicio de ciencia de datos para análisis de sentimientos”, se pagó 66 mil 700 pesos, y por el “Servicio de mantenimiento, soporte y actualización de contenidos proporcionados por la Sefotur para la página web”, el monto fue por 319 mil pesos.

De esta manera, se demuestra que la funcionaria, en vez de fomentar el empleo en la entidad, prefirió apoyar a sus amistades de Michoacán.

INFRUCTUOSA PROMOCIÓN

Posteriormente, la “funcionaria viajera” pasó del favoritismo a los recomendados, tal como ocurrió con Grupo Manhattan Creativos, cuando en diciembre de 2020 entregó cerca de 6.6 millones de pesos para la “promoción” del Estado en diversas ciudades del país, cuyos resultados fueron insignificantes, y en algunos casos, nulos, ante la pandemia de Covid-19.

El 23 de noviembre de 2020 se emitió el fallo de la licitación pública SFT-l3-2020 adjudicada a favor del Grupo Manhattan Creativos, Sociedad de Responsabilidad Limitada de Capital Variable, relacionada a la contratación de servicio de promoción mediante acciones BTL y activaciones de alto impacto visual en el mercado nacional para la campaña “Yucatán es color”.

Por ende, como parte del Plan de Reactivación Turística ante la contingencia de Covid-19, la polémica funcionaria firmó el contrato número Sefotur/105/2020, con el apoderado legal de dicha compañía, Paul Abelangel Díaz Sansores, por un monto por seis millones 570 mil 0.18 pesos.

El contrato tuvo por objeto el servicio de activaciones de escenarios temáticos de tipo BTL que consiste en volumétricos, photo opportunities, caracterización de personajes y floor graphics en centros comerciales como acciones de recordación de marca con alto impacto visual.

El BTL marketing es una técnica publicitaria en la que se hace uso de prácticas comunicativas enfocadas a segmentos o nichos de mercado muy concretos y que se realiza a través de obras de alto contenido creativo, sorpresa y oportunidad, lo cual genera innovadoras formas y canales de transmisión de mensajes publicitarios.
Con base a documentos en propiedad de Sol Yucatán, fueron dos pagos que realizó la Sefotur, primeramente, por un millón 971 0.02 pesos, y posteriormente, por cuatro millones 599 mil 0.06 pesos.

La actividad se realizó del 1 de diciembre de 2020 al 1 de enero de 2021, para lo cual se establecieron escenarios y volumétricos en Campeche, Cancún, Ciudad de México, Guadalajara, Monterrey y Villahermosa.

Mientras que los floor graphics fueron instalados en la Ciudad de México, Oaxaca, Monterrey, Guadalajara, Tijuana, Campeche y Veracruz.

En la página de transparencia de la dependencia se subió el documento, de 73 hojas, pero en ningún momento se muestran los resultados de la publicidad hecha con la campaña “Yucatán es color”.

Incluso, de acuerdo con la estadística, la afluencia turística al Estado no aumentó en diciembre de 2020 ni en enero de 2021, por lo que el programa fue un fracaso rotundo.

Recientemente, Fridman Hirsch reconoció que actualmente se vive por una situación complicada en el sector turístico en Yucatán y el mundo entero, por ello “estamos en comunicación muy cercana y muy estrecha con la industria turística, sabemos de sus dificultades que están enfrentando. Estamos preparándonos, desarrollando alternativas, hemos generado varios apoyos fiscales, económicos, crediticios y de otro tipo para que el sector pueda sobrevivir a esta difícil época”.

Además, destacó que para la recuperación del turismo en el Estado se pone en marcha campañas para distintos mercados, de acuerdo a las nuevas tendencias post-Covid, tal el caso del slogan #QuédateEnYucatán, en donde se invita a la gente a quedarse en el Estado.

Pero en ningún momento habló de los resultados obtenidos con las diversas campañas efectuadas para atraer el turismo nacional.

A lo largo de tres años, diversos empresarios yucatecos han denunciado numerosas irregularidades que comete Fridman Hirsch, quien durante su administración sólo ha derrochado los recursos financieros en viajes, programas sin éxito, y actividades que sólo benefician a sus amigos, y lo peor de todo, a su empresa.

Lo peor de todo, “la vicegobernadora” se siente totalmente protegida por el titular del Ejecutivo, Mauricio Vila Dosal, quien solapa los millonarios gastos que realiza, en especial, cuando viaja al extranjero, y lo peor de todo, muchas de las actividades le han salido contraproducente, como el concierto de Aleks Syntek, la visita pagada de influencer a zonas arqueológicas y sitios históricos del Estado, el Festival Internacional de Trova, etc.

Lo peor de todo, la falta de transparencia de la dependencia impide conocer la situación que prevalece en esta dependencia a cargo de la “funcionaria viajera”, pues constantemente realiza actividades fuera de Yucatán, para “promocionar al Estado”, pero hasta el momento no hay un crecimiento a favor.

En tanto, de 2018 a la fecha hay una gran ola de escándalos y a falta de transparencia que se ha dado en el manejo de los recursos públicos donde solo se han visto favorecidos los allegados y amigos del gobernador.

Incluso, la polémica siempre está a su lado, con sus declaraciones, las acusaciones de dispendios, los negocios con socios denunciados por fraude, los desencuentros con gente del sector, el enfrentamiento que ha tenido con diputados locales, desencuentros con medios de comunicación, entre otras cosas que opacan aún más a la funcionaria.

En numerosas ocasiones ha dado entrevistas, y casi siempre genera polémica con sus declaraciones, pues constantemente “mete la pata”, y cuando pretende corregir su error, el problema crece aún más.

Entre los garrafales errores destacó la entrevista concedida el 1 de febrero de 2019, cuando afirmó que reactivar turísticamente a Progreso es complicado, pues “es más fácil borrarlo del mapa y volverlo a construir”.

Tal declaración sólo provocó indignación entre los pobladores del puerto y el rechazo de buena parte del sector turístico yucateco.

Posteriormente, el 28 de marzo de 2019, se pagó cerca de 500 mil pesos a una empresa para una campaña digital de promoción turística a cargo del dueto “Ha-Ash”.

Pese a que la empresa se comprometió a entregar, a más tardar el 20 de abril de 2019, las pruebas, testigos y un reporte de impacto del proyecto, hasta hoy no existen esas evidencias.

Hasta el momento, no hay constancias de que “Ha-Ash” viniera a Yucatán en 2019 y las cuatro fotos de las cantantes norteamericanas que presentó la Sefotur como “evidencia” son un intento de engaño, ya que corresponden a noviembre de 2018, cuando vinieron para la Feria de Xmatkuil.

A principios de diciembre de 2019 se debió de celebrar el II Festival Internacional de la Trova, la presencia de figuras principales como Silvio Rodríguez, Pablo Milanés y Caetano Veloso, pero fue cancelado en medio del escándalo al darse a conocer que la empresa que Michelle Fridman contrató para organizar el evento era investigada por un cuantioso fraude en el centro del país.

Hasta el momento, el gobierno del Estado aún no devuelve el dinero a quienes compraron boletos.

El derroche de recursos es el común denominador de la funcionaria, tal como lo demostró la diputada Milagros Romero Bastarrachea, quien pidió al gobernador Mauricio Vila Dosal “meter orden en la Sefotur ante el dispendio de recursos públicos de Michelle Fridman”.

La legisladora se quejó de la falta de transparencia en la dependencia y ejemplificó que tan sólo para el Tianguis Turístico de Acapulco la funcionaria pagó más de 13 millones de pesos por una cena y otros servicios.

Asimismo, de esa cifra, 4.8 millones fueron para “Magnos Comercializadora de Entretenimiento”, la misma empresa acusada de fraude a la que encargó la organización del Festival de la Trova.

Supuestamente, el gobierno del Estado canceló todo contrato con la cuestionada empresa, la funcionaria sigue haciendo negocios con otras compañías vinculadas con sus polémicos dueños.

Fridman Hirsch es una viajera consumada, y tan sólo en los primeros 10 meses de 2019 sumó 70 viajes, hospedándose en hoteles de lujo, acompañada de una nutrida delegación y sin reparar en gastos, tal como ocurrió en la Feria de Turismo de Londres.

En febrero de 2020, cuando compareció en el Congreso por la glosa del I Informe, los diputados le pidieron rendir cuentas, pero la titular de la Sefotur les pidió “consultar por transparencia” esa información y les advirtió que seguirá viajando, pese a las supuestas medidas de austeridad del gobierno.