----------

― Advertisement ―

“DIME QUÉ PESCADO COMES Y TE DIRÉ CÓMO TE ENGAÑARON”

*En Yucatán engañan a consumidores de pescado, pues se les vende especies que no corresponden a las cartas de los restaurantes o a los...

MORENA: EL ARTE DE VOLVER DIFÍCIL, LO QUE ERA FÁCIL

Los Neo Morenos cometieron una garrafal equivocación al pensar que Rommel contaría con la simpatía de los votantes meridanos.

InicioLocalesMORENA: EL ARTE DE VOLVER DIFÍCIL, LO QUE ERA FÁCIL

José González /Sol Yucatán

Apostando a la distracción del día, la mañana del año viejo, el mero 31 de diciembre y buscando pasar desapercibido, el comité nacional de morena hizo el anuncio de que Rommel Pacheco Marrufo sería quien encabezará la coalición PT-Verde-morena para la alcaldía de Mérida.

Las críticas no se hicieron esperar, aunque ya se sabía que ese sería el desenlace desde que el menudo clavadista anunciara que dejaba las filas del PAN para pasarse a Morena. Esa jugada fue orquestada por los asesores recién adquiridos entre los guindas, en su afán por ganarse las simpatías de los meridanos, pero no sobra decir que el voto de los capitalinos, al menos en su mayoría, ya formaban parte de la cuenta  para lograr esta vez por fin, la alternancia en la gubernatura de la tierra del faisán y del venado.

Los Neo Morenos cometieron una garrafal equivocación al pensar que Rommel contaría con la simpatía de los votantes meridanos, que dicho sea de paso son quienes a nivel nacional mantienen la más alta cultura democrática electoral y durante décadas han dado lecciones en este campo a todo el país. El equipo asesor mostró su más pintoresco lado provinciano al comprar al Rommel como figura pública, hijo de las redes sociales, y no valorar al Rommel político que tendría que llevarle a la coalición, una buena cantidad de votos de los meridanos que representan la mitad del padrón electoral del estado.

Los vecinos de la capital ya están hartos del mal gobierno de Renán Barrera, la contraparte  por el PRI y el PAN, y que además de la unión antinatural de estos dos partidos, las acciones del Presidente parecían facilitarle las cosas a la causa izquierdista, el ánimo entre los votantes a quienes se les preguntaba del escenario político era de que a morena “ya le tocaba” y por eso votarían por ese partido… hasta que se impuso al clavadista.

Tanto la directiva de Morena como la de los partidos aliados fue apartada de la decisión que en solitario tomó el equipo que controla las decisiones. Ni la presidenta del comité, ni los consejeros de Morena fueron consultados y mucho menos respaldan la decisión del cuarto de guerra que se supone defiende los comités de la 4T en Yucatán. Tampoco se consultó a las directivas del Partido del Trabajo ni del Partido Verde, mucho menos se incluyó a las bases de los tres partidos que forman parte de la coalición.

Rommel es exhibido en los mítines de Sheinbaum fuera de Yucatán como un espécimen raro en feria de pueblo, su propia incapacidad y roce político han hecho más evidente sus limitaciones y no ha podido tomar el liderazgo para acercarse a la militancia de los tres partidos; navega solo disminuyendo cada día el apoyo que en Mérida tuvo en algún momento la causa guinda, mientras más días pasan más votos pierde.

Además del malestar interno, no se ha visto a Pacheco con la militancia de morena, tampoco se han construido puentes ni con la del verde o la del partido del trabajo. El personaje asiste a las reuniones que lo invitan con el equipo que le asignaron, personas muy jóvenes bien intencionadas pero con muy poca experiencia para lidiar con el dragón que tienen enfrente. Le están organizando una campaña equivalente a los esfuerzos de cualquier candidato a la presidencia de la sociedad de alumnos de una secundaria pública.

Pero por si perder cada día más y más votos en Mérida no fuera suficiente, los controladores de las decisiones guindas también se están esmerando en despreciar votos en el interior del estado, pareciera que están decididos a complicar lo que ya se tenía resuelto desde antes de iniciar el proceso electoral.

Hace unas semanas salió la lista complementaria de los aspirantes a las otras 105 alcaldías del interior del estado, y nuevamente  los errores y desperfectos vuelven a aparecer. Esta vez con la inclusión de líderes priístas que ni siquiera han renunciado a su partido y que de la cuarta transformación solo conocen al presidente y muchos de ellos aún no han tenido tiempo de borrar los insultos al mandatario y a sus reformas de sus redes sociales, pero hoy ya son candidatos a ocupar una presidencia municipal en Yucatán por la 4T.

Nuevamente estos nombramientos se hicieron sin el respaldo de los militantes de morena, o del PT o el Verde y tampoco cobijados por sus consejeros o su comité ejecutivo, lo que ha generado una ola peligrosa de inconformidades y molestias por haber desplazado a muchos militantes de los tres partidos coaligados, morena-verde-PT, que cuentan con mayor arraigo entre la población y aún más trayectoria como militantes de izquierda.

Adicionalmente a los titulares de las planillas, el cúmulo de personajes que ahora corean jubilosos “estar con honor con López Obrador”, también ha activado las señales de alerta entre la población. Muchos de los  que actualmente están tomado malas decisiones en la campaña, ya habían sido retirados por los yucatecos de la actividad política, debido precisamente a sus malos resultados y a sus antecedentes que en muchos de los casos incluyen manejos poco claros del dinero del pueblo, pero que por “alianzas y conveniencias” personales, están volviendo a aparecer en el escenario político y además en posiciones encumbradas que seguramente les aseguran un espacio de mando en el eventual gobierno morenista, en caso de no seguir dinamitando sus posibilidades.

La situación de la coalición es peligrosa, están complicando un proceso que ya estaba asegurado; las molestias están a diestra y siniestra, en una elección competida donde la diferencia entre uno y otro equipo puede no ser mayor a un dos por ciento.  Cualquier situación que genere una pérdida de los votos que ya tenía asegurados debiera ser suficiente para que se reoriente la estrategia y se construya una unidad verdadera, no solamente en el discurso; es momento urgente de establecer alianzas y lazos con la militancia, de darle su lugar y su espacio, la traición siempre es recordada por todos.

Síguenos en Google News

Te podría interesar: