----------

― Advertisement ―

Valladolid: Coreógrafo se quita la vida

Redacción/ Sol Yucatán El suicidio de R.A.M.R., de 32 años de edad conmocionó a los habitantes de Valladolid, pues era muy conocido y apreciado, ya...

161 MDP PARA NADA

La mayoría son gente foránea, nadie reclama el cuerpo y terminan en la fosa común. La Fiscalía General del Estado llega al municipio en busca de los cuerpos de los hombres de mar se los llevan y nunca mas se vuelve a saber de ellos.

CELESTÚN: MUERTOS Y DESAPARECIDOS

InicioMunicipiosCELESTÚN: MUERTOS Y DESAPARECIDOS
  • La mayoría son gente foránea, nadie reclama el cuerpo y terminan en la fosa común. La Fiscalía General del Estado llega al municipio en busca de los cuerpos de los hombres de mar se los llevan y nunca mas se vuelve a saber de ellos.
  • Algunos pescadores han logrado ser trasladados al Hospital Agustin O’ Horan al presentar los primeros síntomas, pero ninguno ha logrado salir con vida

Guillermo Medina / Sol Yucatán.

En lo que va de este año en Celestún han muerto 14 pescadores por descompresión, esto se debe al equipo de mala calidad que le dan para salir a la mar. El gobierno, como siempre, busca ocultar las muertes y sólo ha reconocido 3 ó 4 en el puerto.

La situación que viven los pescadores es muy complicada, ya que mueren haciendo su labor y no se vuelve a saber de ellos. Como es gente foránea que vive en el puerto, nadie pide explicaciones de su muerte y muchos menos se les dan una sepultura digna, debido a que los restos de la mayoría de ellos terminan en la fosa común.

La mayoría de los pescadores que viven en el puerto de Celestún vienen de otros estados, inclusive de otros países de América Latina.

El principal motivo de la migración al puerto es lo atractivo del ingreso por dedicarse a la pesca. En la comunidad se pueden observar personas que llegan de otros estados en busca de oportunidades de trabajo y de mejores ingresos. Los pescadores llegan a ganar hasta 700 pesos al día por pocas horas de trabajo.

La mayoría de estos pescadores muertos se mantienen en calidad de desconocidos, ya que nadie sabe su nombre real. Uno de los últimos fallecidos era conocido por los marinos como “La Bosha”, quien tenía 22 años al momento de su deceso y lo único que se conoce de el es su apodo y la edad que al parecer tenía. No se sabe de qué estado era oriundo, además de que se desconoce si tiene familia que reclame sus restos.

La Fiscalía General del Estado (FGE) sólo llega al municipio en busca de los cuerpos de los hombres que mueren en altamar se los llevan y nunca mas se vuelve a saber de ellos. Sin embargo, no se hace una investigación correspondiente sobre lo sucedido o las causas del trágico suceso, por lo que no se puede determinar si lo que ocasionó el deceso se deba a un error humano o si se deba al mal funcionamiento del equipo.

Algunos pescadores han logrado ser trasladados al Hospital Agustin O’ Horan al presentar los primeros síntomas. Ninguno ha logrado salir con vida luego de ingresar, debido a que sus cuerpos ya tienen un deterioro avanzado debido a la descompresión. No se sabe que procede después con los ingresados, ya que se mantienen en calidad de desconocidos.

La mayoría de los pescadores foráneos son desconocidos debido a que no requieren documentación para laborar con los patrones en la pesca. Esa es la principal causa por la que sólo se les conoce por sus apodos, no se sabe si su razón principal es buscar un mejor trabajo o por su parte escapar de las autoridades de los estados donde son originarios, ya que en Celestún nadie pregunta y todos deciden seguir adelante con el trabajo.

La mayoría no tiene experiencia previa buceando a baja profundidad. Los pescadores se alejan casi dos kilómetros mar adentro para encontrar la mejor zona para bucear y así conseguir especies como la escama, pulpo, langosta, entre otros animales que puedan comercializar.

A diferencia de los pescadores tradicionales, estos salen en lanchas con compresoras de aire en sus unidades, además de salir después de las 9 de la mañana a laborar. Los buzos que pescan con carnada de manera convencional zarpan a las 5 de la mañana para aprovechar el tiempo y así conseguir una buena pesca, sin embargo los buzos no lo hacen de esta forma, ya que ellos pescan todo lo que se encuentre en su paso, dañando el lecho marino.

Síguenos en Google News

Te podría interesar: