----------

― Advertisement ―

SALVAMENTOS MILAGROSOS: VOLVIÓ A NACER

Fernando Valdés durante minuto y 10 segundos la víscera dejó de latir. Mientras los testigos de la extraordinaria operación se miraban con inquietud, el...

CÁRTELES FORTALECIDOS

NAVOJOA, EL CENTRO DE OPERACIONES

InicioReportajes EspecialesNarcotráficoNAVOJOA, EL CENTRO DE OPERACIONES
  • Sin embargo, se han ido expandiendo a lo largo y ancho del estado de Sonora; Empalme, Guaymas, Hermosillo y San Carlos, que ya están en su poder.
  • José Alfredo Jiménez Mota, reportero de El Imparcial, investigaba los nexos del Cártel de Sinaloa y de las autoridades locales de Sonora, cuando desapareció.

José Sánchez López | La Opinión de México | Sol Quintana Roo | Sol Yucatán | Sol Campeche

(Tercera de cinco partes)

Ciudad de México.- Al menos desde hace 15 años, el CDS, con el apoyo de los Salazar, le ha disputado al disminuido Cártel de Juárez las rutas de trasiego y las zonas productoras de droga en Chihuahua. Existen células armadas vinculadas a la organización de Juárez que mantienen sus propios territorios que les son disputados por los Salazar.

Su principal base de operaciones se encuentra en Navojoa, sin embargo, se han ido expandiendo a lo largo y ancho del estado de Sonora; Empalme, Guaymas, Hermosillo y San Carlos que ya están en su poder.

Los Salazar están organizados para traficar drogas, lavar dinero en los Estados Unidos y traerlo a México y cuenta con un ejército de sicarios, responsables de la ola de violencia generada en la sierra de Sonora, comandados por Martín Alonso Siqueiro “El Tintín”.

José Alfredo Jiménez Mota, reportero de El Imparcial, investigaba los nexos del Cártel de Sinaloa y de las autoridades locales de Sonora, cuando desapareció el 2 de abril de 2005.

En sus reportajes, el reportero habló de los capos que operaban en la región, entre ellos Enrique Parra, asesinado en noviembre de 2005; David Garzón Anguiano, alías “El Estudiante”, y la banda de los Salazar.

En lo referente a los Salazar, el periodista, de 25 años de edad, publicó que “la presencia de (Adán) Salazar Zamorano en Navojoa, data de los primeros años de la década de los 90, procedente del estado de Chihuahua. La intención de sentar aquí su centro de operaciones encontró oposición en la familia Enríquez Rosas, hasta ese momento considerado el principal grupo criminal de la localidad”.

El enfrentamiento entre ambas familias llegó a su punto crítico entre 1997 y 99, cuando se registraron siete homicidios con características de ajusticiamiento, por lo que la Procuraduría de Justicia de Sonora abrió una línea de investigación contra los Salazar, otros narcotraficantes y contra autoridades locales señaladas en las investigaciones del reportero sonorense.

De acuerdo con excompañeros de Alfredo y los informes que este investigaba, retomado por medios como el Semanario Zeta y periódico El Mañana, el reportero se encontraba tras la pista de políticos priistas sonorenses involucrados con la banda de los Salazar y sus socios.