LocalesPortada

NEGOCIÓ CON «FANTASMAS»

  • La exalcaldesa, Alpha Alejandra Tavera Escalante autorizó la realización de diversos proyectos con empresas inexistentes y/o prestanombres, tal como ocurrió con Wilbert Jesús Osorio Loría, a quien le otorgó contrato por un monto por 2.4 mdp.
  • Al investigar al contratista, se constató que hay numerosos homónimos, pero ninguno es empresario, y en el documento se presenta como persona física.
  • Durante el trienio fueron numerosas las denuncias en su contra, e incluso, se hizo pasar como “indígena” para contender como candidata a diputada federal por el partido Morena.

Redacción / Sol Yucatán

Valladolid.- Al aprovechar de manera ilícita las últimas semanas de su administración, la exalcaldesa de Valladolid, Alpha Alejandra Tavera Escalante, autorizó la realización de diversos proyectos con empresas fantasma y prestanombres, tal como ocurrió con Wilbert Jesús Osorio Loría, a quien le otorgó un monto por 2.4 millones de pesos.

Incluso, el contrato lo suscribió durante las campañas electorales, por lo que no respetó la disposición estatal y federal.

Al investigar al contratista, se constató que hay numerosos homónimos, pero ninguno es empresario, y en el documento se presenta como persona física, cuyo predio se ubica en la colonia Santa Lucía, de Valladolid.

Durante el trienio como presidenta municipal, fueron numerosas las denuncias en su contra, e incluso, se hizo pasar como “indígena” para contender como candidata a diputada federal por el partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

El 18 de abril de 2018, signó el contrato de obra pública con base en precios unitarios y tiempo determinado con Osorio Loría, quien de acuerdo con el documento, “tiene capacidad jurídica para contratar, reúne las condiciones técnicas y económicas y dispone de la organización y elementos suficientes para obligarse a la ejecución de los trabajos relativos a la obra objeto de este contrato”.

Por ende, se le asignó la obra objeto consistente en la “Construcción de cuartos dormitorios, sanitarios con biodigestor y techos firmes en la colonia Fernando Novelo, de la localidad y municipio de Valladolid”.

De tal manera, se le asignó un presupuesto por dos millones 390 mil 296 pesos, pero en agradecimiento por la adjudicación, reembolsó a la concejal el 10 por ciento del total, recurso destinado a su beneficio personal.

Al mismo tiempo, el municipio otorgó un anticipo por el 30 por ciento del monto del contrato que corresponde al importe de 717 mil 88.80 pesos, para que el contratista realizara en el sitio de los trabajos la construcción de bodegas e instalaciones y, en su caso, para los gastos de traslado de maquinaria y equipo de construcción e inicio de los trabajos así como, para la compra y producción de materiales de construcción, la adquisición de equipos que se instalen permanentemente y demás insumos.

El plazo de ejecución de los trabajos objeto fue de 75 días naturales por lo que el trabajo inició el 23 de abril, para concluir el 6 de julio de 2018.

En el documento no se especifica el número de obras a realizar, y mucho menos las familias que se beneficiaron con este proyecto financiado con recursos provenientes del Ramo 33 y del Fondo de Infraestructura Social Municipal.

Es decir, la edil violó la Ley de Obras Públicas y Servicios Relacionados con las Mismas, así como su reglamento en vigor, al igual que la Ley de Gobierno de los Municipios del Estado de Yucatán.

Al mismo tiempo que no acató las disposiciones establecidas en Ley de Gobierno de los Municipios del Estado de Yucatán.

Incluso, pisoteó la ley estatal y federal electoral, ya que las acciones se efectuaron sin respetar el período de campaña ni los comicios.

Tavera Escalante y Osorio Loría firmaron el contrato, junto con la secretaria municipal, Didia Marisol Mendoza Arzápalo, y el encargado de Desarrollo Urbano, Obras Públicas y Vías Terrestres, Iván Agustín Pineda Alcocer.

Al concluir su administración, a Tavera Escalante le dieron cargos dentro de la dirigencia estatal de Morena, así como en la Secretaría del Bienestar, e incluso, en 2021 se inscribió como candidata a diputada federal por el Distrito 01, pero fue removida, ya que pretendió ocupar el cargo asignado a un indígena.

El 12 de mayo de 2021, la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) resolvió en contra de los candidatos a diputados federales por el Distrito I, con sede en Valladolid, y dejó fuera a Liborio Vidal Aguilar, del PAN; Alpha Tavera Escalante, de Morena, y a Jorge Canul Rubio, de Movimiento Ciudadano (MC).

El pleno confirmó la revocación de los registros de los tres, luego que la Sala Regional Xalapa dictaminó que no acreditaron su pertenencia e influencia en las comunidades indígenas de la zona.

El dictamen se emitió a 24 días de los comicios del 6 de junio, la máxima y última instancia en la materia determinó desechar la impugnación en los tres casos.

Botón volver arriba